El amanecer siempre llega antes de la oscuridad

Las señales del mercado indican que pronto llegará el final de la fiesta.

¿Querés hacer mucho dinero rápido?

No somos apostadores. No somos especuladores. Y no somos buenos prediciendo el futuro.

Pero vemos lo que luce como un patrón muy simple (PMS), que podría dar frutos.

Resumimos en términos poéticos: siempre está el amanecer antes de la oscuridad.

Complacencia peligrosa

Nos referimos a algo que no ha pasado en casi un cuarto de siglo – un amanecer tan brillante que está cegando a los inversores al riesgo que enfrentan.

No sabemos lo que pasará pero reconocemos un PMS cuando vemos uno.

Específicamente, estamos hablando del “medidor de miedo” de Wall Street, el índice de volatilidad de la Bolsa de Opciones Financieras de Chicago (CBOE), o VIX. El VIX mide el nivel de volatilidad – cambios en el precio – que esperan los inversores para el S&P 500 durante 30 días.

Durante los últimos 24 años, el nivel promedio para el VIX ha sido de 19,65. El martes pasado cayó por debajo de 10 – algo que solo hemos visto suceder nueve veces desde 1990.

Esa lectura, como explicó también Juan Ignacio Fernández, fue la más baja desde 1993.


Los inversores suelen usar como sinónimos la volatilidad y el riesgo. Pero se tratan de dos cosas totalmente diferentes. Típicamente, cuando el VIX está tan bajo, no marca la ausencia de riesgo, sino una complacencia peligrosa.

Lo que es interesante sobre este período en nuestra historia es que, a pesar del alto nivel de complacencia entre los inversores, hay muchas cosas por las que los inversores no se están preocupando y muchas razones para que suba el VIX.


¡Estás despedido!

Esta semana, el presidente Trump despidió al director del FBI, James Comey.

¿Por qué?

No sabemos. Pero The New York Times dice que fue porque Comey estaba investigando si la campaña de Trump conspiró con los rusos.

¿Notica falsa?

Probablemente. Pero es un serio ataque por un serio medio de noticias falsas. Podría ponerse feo.

Mientras, los insiders inteligentes nos dicen que Trump podría estar destinado al fracaso.

Dicen que todo el establishment de Washington, las universidades, los elementos del Estado Profundo, los Demócratas, y muchos Republicanos están en su contra.

Cada vez que los medios hablan de él tratan de hacerlo ver estúpido. Las fotos lo muestran feo. Están contra él.

Como Nixon en 1973, podría no poder sostenerse. Nixon duró solo 19 meses después del Watergate. Dudamos que Trump será soltado tan fácilmente.

Él tiene un gran apoyo en muchas áreas del país. Es un luchador con menos integridad y vergüenza. No sabemos qué pasará.

Para el propósito de hoy, apenas importa qué pase. El punto es: habrá problemas.


Hielo pulido

Mientras, Trump es el comandante de milicia imperial más letal y más extendida en la historia.

Además, tal vez sea el más descuidado e impulsivo líder en esa posición.

Barcos de guerra gigantes rondan los siete mares. Drones, misiles, aviones de guerra y bombarderos de alta altitud rondan el aire. Y cientos de misiles balísticos intercontinentales subterráneos esperan escuchar la voz de su maestro.

¿Podría salir mal algo?

¿Cuál es tu opinión? (Nota que la impulsividad y el descuido probablemente no son cosas que quieres en un líder… ¡salvo que inviertas en el VIX!)

Las acciones estadounidenses están operando cerca de los máximos de su rango. Cada paso que toman es sobre hielo pulido.

Los inversores han agregado casi U$S 2 billones al valor del S&P 500 en los últimos tres años. Aun así, las 500 compañías representadas en el índice, en promedio, hicieron menos ganancias por acción el año pasado que hace tres años.

Es decir, los inversores están pagando por un “crecimiento” que no está ahí.

Además, más de la mitad del aumento en el S&P 500 se debe a solo cinco acciones. Este tipo de ajuste de la profundidad del mercado también es una clásica señal de advertencia de un pico de burbuja.

 

Apostar a Trump


¿Por qué los inversores comprarían acciones tan caras?

Algunos analistas creen que eso respondía a las expectativas que estaban siendo depositadas en la nueva Administración Trump.

El presidente prometió cortar los impuestos, cortar la regulación de Wall Street y gastar U$S 1 billón en infraestructura. Esto levantaría las ganancias corporativas y los precios de las acciones.

Pero no habrá un importante recorte de impuesto, ni programa de infraestructura grande, ni cortes importantes en la regulación.

¿Por qué no?

Porque en esta instancia, la confusión, contradicciones y agendas contrastantes en la Casa Blanca y el Partido Republicano hacen casi imposible cualquier importante victoria legislativa.

No sabemos qué pasará. Y para esta oportunidad no importa. No apostaremos en un resultado particular. Apostaremos a una suba del miedo.

El actual período de expansión económica, débil como es, ha estado funcionando por 112 meses. La expansión promedio post-Segunda Guerra Mundial ha durado solo 58 meses. Esta tomará un respiro o irá hacia una zanja.

Lo que nos trae al PMS.

Para nosotros la situación pronto necesitará la atención del escuadrón de bomberos. Pero el VIX nos dice que las cosas no han estado tan calmas desde 1993.

Otra forma de decir que comprar el VIX debajo de 10 en 1993 – y apostar por más volatilidad a futuro – resultó ser una buena operación.

24 años después no había vuelto a caer a esos niveles.

Atentamente,

Bill Bonner

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido