¿Conocés el peor error de Warren Buffett?

El Oráculo de Omaha ha sostenido que no invierte en negocios que no puede entender como es el caso de las tecnológicas, pero resultaron ser más estables de lo que pensaba inicialmente.

La publicidad online es la gallina de los huevos de oro para Google, pero no todos los inversores lo vieron siempre así. Uno de ellos era Warren Buffett, quien no entendía cómo las tecnológicas obtenían sus ingresos. Ahora confiesa cuál fue su peor error.

Warren Buffett es conocido por algunos como el Oráculo de Omaha, dado que ha sido capaz de amasar una riqueza de 75.600 millones de dólares con solo invertir en la Bolsa. Si bien su método le ha resultado efectivo, incluso él se equivoca.

Donde Warren Buffett ha puesto el ojo, ha puesto la bala. Desde que asumió la dirección de Berkshire Hathaway hace 50 años, sus activos se han revalorizado casi 20% anualmente.

Por eso sabe que sus equivocaciones son perdonadas y, además, es algo que reconoce ada año en su carta a los accionistas…

No invertir en negocios que no entiendas

En su carta más reciente, el octogenario inversor admitió que su radar falló cuando no supo darse cuenta del negocio que Google tenía en manos.

Según el Oráculo de Omaha, en el caso de Google podría haberse imaginado que tenía entre manos un gran negocio publicitario porque, de hecho, su compañía estaba contribuyendo a las ganancias del gigante de Mountain View.

Durante años, Warren Buffett ha sido reconocido por evitar acercamiento alguno con acciones tecnológicas. No entendía su metodología de negocios. No sabía cómo funcionaban y si el Oráculo de Omaha no termina por asimilar con qué se alimenta un negocio, entonces prefiere no invertir.

Lo que Warren Buffett perdió al no invertir en Google

Pero con Google, hoy llamada Alphabet en la Bolsa se equivocó, porque fue incapaz de ver el negocio publicitario que gestionaba la empresa.

Cuando Google tenía apenas 8 años de vida, muy atrás en 2004, salía a cotizar en la Bolsa a través del índice Nasdaq con una Oferta Pública Inicial (OPI) de 25,7 millones de acciones y un precio que ondeaba entre 85 y 95 dólares.

Hoy los papeles de la firma fundada por Sergey Brin y Larry Page está en 827 dólares por acción, de modo que si hubiéramos apostado solo 1.000 dólares en ella, hoy tendríamos 19.848 dólares, casi 20 veces de lo puesto al principio. Es un rally de 1.800%

Más importante aún, durante 2015, Google formó parte de una coalición de acciones conocida como las FANG, un acrónimo para Facebook, Amazon, Netflix y Google, que tuvieron un increíble performance en el Nasdaq.

¿Cómo le ha ido a Warren Buffett?

Claro, Berkshire Hathaway tampoco puede quejarse. Su evolución ha sido de 188%, 10 veces inferior al ascenso de Google, de modo que hubiera sido más rentable comprar acciones de la tecnológica que confiar en la gestión de Buffett.

Quizá por eso es que los inversores siguen apostando por Google. En Facset se inclinan mayoritariamente por comprar acciones de la empresa, frente al 11% que aconseja mantener y 2% por vender.

Eso sí, Warren Buffett cambió de opinión con el tiempo y ahora posee títulos de Apple, la mayor cotizada del mundo.

Pero Google no fue su único error…

Una oportunidad perdida

El magnate alabó profusamente al CEO de Amazon, Jeff Bezos, y añadió que también perdió el momento de invertir en el gigante del comercio electrónico.

Se trata del “mejor empresario de nuestros tiempos”, dijo sobre Bezos, ya que nadie ha conseguido dominar así dos industrias tan relevantes, e-commerce y gestión de datos. “Nunca pensé que podría tener un éxito a este nivel”.

Además, Buffett también respondió preguntas sobre el sector de aerolíneas. Aunque en el pasado no prestó mucha atención a esta industria, desde hace un tiempo su grupo ha invertido en American Airlines, Delta Air Lines, Southwest Airlines y United Continental.

El multimillonario señaló que a pesar de que el sector había pasado por varias bancarrotas, ahora confía en que no recurrirá a estrategias suicidas que puedan desembocar en un desastre.

Buffett e IBM

La semana pasada, Berkshire Hathaway, holding del legendario inversor, se desprendió de la tercera parte de las acciones que controlaba en el gigante tecnológico IBM.

Según Buffett, no valoran de la misma forma a IBM en que lo hacían seis años atrás cuando empezaron a comprar sus acciones.

Buffett poseía 81 millones de acciones de IBM a finales de 2016, una participación valorada en 13.500 millones de dólares, pero se ha desprendido paulatinamente del paquete.

De acuerdo con el inversor, la evolución en la cotización de IBM no ha sido lo que esperaba, pese a que en 2016 se revalorizó 21%, pero en lo que va de año acumula un retroceso de 6,6%, cuando el Dow Jones ha ganado 6,3% en ese período.

Te contábamos antes que Apple era una de las nuevas inversiones favoritas de Warren Buffett. ¿Querés saber si aún te conviene invertir en este gigante tecnológico? Accedé al informe especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita para vos.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido