Una vieja inversión vuelve a tocar a nuestra puerta

¡Las Lebacs han derrotado al plazo fijo una vez más! Así como leés, la mejor apuesta del 2016 ha regresado a la cartera de los mejores inversores. Te contamos lo que tenés que saber para no perder este momento.

Todos extrañamos la mejor inversión de 2016: las Lebacs. Cuánto quisiéramos optar por esa oportunidad que nos regalaba un rendimiento de 38%, ¿verdad?. Bueno, ¡hoy venimos a cumplirte ese deseo!

Seguramente conocés la “caída en desgracia” de las Letras del Banco Central. Del 38% que ofrecían sus letras a corto plazo a mediados del año pasado se derrumbaron hasta 22,25% en marzo de 2017.

Muchos inversores tuvieron que migrar a la Bolsa como consecuencia directa y otros optaron por el tradicional plazo fijo…

¡El plazo fijo no es la inversión ideal!

Pero quienes optaron por esa última alternativa se equivocaron. Las tasas de plazos fijos están deprimidas, es decir, por debajo de la inflación proyectada.

Entonces muchos ahorristas que se habían alejado de las Lebacs a partir de la baja de tasas impulsada por el Banco Central desde el segundo semestre de 2016, vuelven a interesarse en estas oportunidades.

Para que te hagas una idea: la tasa del plazo fijo a 30 días estaba el viernes en 17,41% a 30 días, mientras que la Badlar, esa que se calcula en base al rendimiento que reciben los ahorristas por depósitos a plazo fijo con montos superiores al millón de pesos, estaba en 18,93%.

Lebacs de vuelta a la carrera…

En cambio, la última licitación de Lebacs a 35 días se hizo con una tasa de interés de 22,25%. El mensaje es bastante claro.

Pero ¡ojo! Lo que te contamos ocurrió en el mercado primario. En el secundario, el BCRA intervino para subir las tasas de interés de las Lebacs.

¿El objetivo? Captar liquidez y contener las crecientes expectativas inflacionarias…

Dejanos ponerte en contexto. El Relevamiento de Expectativas de Mercado, medido por el Banco Central, ubica la inflación de 2017 en 20,8%, muy por encima de la proyección inicial que oscila entre 12% y 17%.

Así fue como la semana pasada las Lebacs que vencen el próximo 19 de abril se conseguían con una tasa de 24,25% en el mercado secundario. Las que caducan en mayo estaban en 23,6%.

¿Cuánto cuesta invertir en Lebacs?

No es un dato menor. De acuerdo con el BCRA, en marzo se vendieron cerca de 88.700 millones de pesos en Lebacs en el mercado secundario.

De hecho, los bancos desarmaron sus apuestas en pases y volvieron a las Lebacs, un movimiento que se explica por la diferencia tasas.

Claro, un detalle que no deberías olvidar es la comisión que habría que pagar al agente de bolsa para invertir en Lebacs.

Si bien los aranceles impactan más sobre las letras de corto plazo, su influencia no arrebata atractivo alguno a esta inversión, dado que la comisión, cuanto mucho, no supera el 1,5% y hay quien cobra apenas 0,1%.

En definitiva, sea cual sea la comisión a pagar, sigue siendo una mejor opción que un plazo fijo…

Una alternativa extra si querés pagar menos en comisiones. Son muchos los fondos comunes de inversiones que invierten en Lebacs y logran compensar los aranceles agregando a sus carteras bonos provinciales.

El plazo perfecto para las Lebacs

Diego Martínez Burzaco, presidente de MB Inversiones, ha sostenido que el plazo ideal para invertir en Lebacs es el tramo medio.

Su consejo va orientado a que apuestes por esos plazos que oscilan entre los 60 y 90 días. La razón: tienen los rendimientos más atractivos.

Lo que tendrías que hacer es estirar los plazos hacia el tramo medio para así aprovechar la tranquilidad cambiaria esperada para el período que transitamos, famoso por el ingreso de dólares financieros y de liquidación de la cosecha.

Así tenés que armar tu cartera

Un consejo: mantené tu cartera lo más simple posible…

La mitad de la cartera de un pequeño ahorrista, es decir, alguien que se esté iniciando, debe ir hacia las Lebacs.

Otro 25% debería ir a bonos ajustables por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). La razón es simple: si realmente no se cumplirá la meta inflacionaria entonces estos títulos ganan mucho atractivo.

El reto debería a bonos dolarizados, porque el billete verde nunca debería desaparecer de nuestros ahorros.

Aunque el mundo está en un momento bastante volátil, las opciones que más gustan son el Bonar 2024 o 2026, cuyas tasas son de 5% en dólares y así también aprovechás las subas de tasas por parte de la Reserva Federal estadounidense.

Claro esta no es únicamente una alternativa para pequeños ahorristas. Los inversores especializados no pueden descartar a las Lebacs de sus carteras, especialmente porque la devaluación no está por encima de lo que rinde las Lebacs.

De todos modos, recordá que las Lebacs no son la única opción que vamos a tener a la hora de reemplazar al plazo fijo de nuestras carteras. ¿Querés conocer otras opciones? Accedé al informe especial que elaboramos de forma gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido