Un alfiler podría explotar este gran mercado que vivimos…

Cada día más inversores venden sus posiciones en Wall Street porque crece la preocupación acerca de una corrección de mercado. Te contamos la estrategia a seguir.

9 de marzo de 2009. Quien se subió al tren inversor en ese fecha y no se ha bajado al día de hoy ha vivido el mercado alcista de Wall Street más increíble de la historia, pero hay síntomas de que estamos por llegar al final del recorrido…

Los inversores están inquietos. Se siente diferente al Brexit o al miedo que suscitó la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos.

Sí, el agotamiento es casi palpable. ¿Recordás que hace apenas un mes hubo una pequeña baja?, ¿fue esa la señal del fin de este mercado alcista?

¿La corrección necesaria?

Sea cierto o no, cada tanto, el mercado de valores requiere de un respiro. Los precios de las acciones están altísimos e imposibilitan la entrada de nuevos inversores.

Después de todo, tenés que recordar una de las máximas básicas de la Bolsa: el precio de una acción es tan alta como la disposición de un inversor de comprarla.

Y lo que muchos susurran es que los inversores perdieron la fe en Donald Trump. Los 100 días de gracias que se le concede implícitamente a los gobernantes se agotan y ha sido incapaz de cumplir con sus promesas de campaña debido a la reticencia del Congreso norteamericano.

Wall Street en vilo

Pero Donald Trump no es la única preocupación para los inversores. Están las elecciones en Francia, donde Marine Le Pen, líder de la extrema derecha, propone un nuevo Brexit, que amenaza con desarmar la Unión Europea.

Por si fuera poco, también está esa especie de guerra fría a cámara lenta entre los Estados Unidos y Corea del Norte.

No prendamos las alarmas, pero al menos hay motivos para estar inquietos…

¿Por qué los inversores huyen de Wall Street?

Según una encuesta de Bank of America Merrill Lynch, el amor de los inversores por Europa ha repuntado en la últimas semanas a pesar de los comicios franceses.

Si bien los encuestados por la firma de inversiones cree que Le Pen ocasionaría descensos de hasta 10% en las bolsas europeas, no se le da gran crédito a esa opción.

Lo cierto es que los inversores huyen despavoridos de los Estados Unidos, donde el mercado se encuentra en máximos históricos y las acciones, como te decíamos, son incomprables.

De hecho, la asignación de activos a la bolsa estadounidense ha caído hasta mínimos desde enero de 2008, porque 20% de las grandes firmas no recomiendan invertir en Wall Street.

¿Quién está dispuesto a comprar acciones?

¿Necesitás otra señal para entender que ya no hay tantos inversores dispuestos a comprar?

Esto ocurre, básicamente, por las altas valoraciones que se han alcanzado en Wall Street. 83% de los inversores encuestados cree que las acciones de este país están sobrevaloradas.

Por si fuera poco, el retraso en la aprobación de la reforma fiscal de Donald Trump supone grandes riesgos. Apenas 5% de los encuestados espera que la ley se apruebe en 2017.

Los resultados de esta encuesta también muestran que los inversores han comprado acciones de los mercados emergentes de forma agresiva.

Las ventas se han producido en los Estados Unidos, especialmente en sectores como la energía o materiales, mientras que lo asignado a las acciones bancarias está por los cielos.

La Bolsa está muy cara…

Este escenario de incertidumbre no llega en un buen momento. 32% de los inversores cree que la bolsa está sobrevalorada.

La región sobre la que más pesa es los Estados Unidos, donde 83% de los encuestados consideran que la valoración de las acciones es excesiva.

Sí, tendríamos que ser cautelosos…

¿Sabés una excelente estrategia en momentos así?

Los ETF inversos

Los ETF inversos. Es menos complicado de lo que crees.

Estos instrumentos conocidos como ETFExchange Traded Fund- son fondos cotizados en Bolsa.

Por tanto, inversos quiere decir que cuando el mercado cae, existen activos que se valorizan.

Por ejemplo, si seguís acciones de Apple pero no querés desprenderte de ellas, pero se aproxima una corrección en la Bolsa, aplicamos esta estrategia.

El caso: si el S&P 500 está a punto de sufir una corrección, podrías comprar un ETF inverso del índice, de modo que se valorice cuando el S&P 500 baje.

También tendrías que saber que los ETF inversos son más riesgosos que los ordinarios, por lo que tenés que cerciorarte del comportamiento de estos antes de comprarlos.

Sin duda, los ETF han revolucionado el mercado para los inversores, pero el surgimiento de instrumentos más complejos nos obliga a contar con un adecuado nivel de conocimiento e información antes de aventurarnos en su operatoria.

Si querés que te digamos cuáles son los sectores más interesantes en medio de una corrección de mercado son: tecnología, bancos y farmacéuticas.

Por cierto, además de los ETF inversos también están los apalancados. ¿Querés saber cómo funcionan? Te lo contamos en el informe especial que hicimos de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido