Te damos 5 razones para creer que viene una corrección de mercado

Las políticas de Donald Trump llevaron a Wall Street al punto más alto. ¿Será que finalmente viene un descanso para la escalada de las acciones? Te contamos todo.

¿Cómo te imaginás Wall Street? La imagen mental que nosotros recreamos del mercado de valores neoyorquino es de un rascacielos, uno que en estos momentos se tambalea de izquierda a derecha, porque construyó piso tras piso, uno encima de otro, sin pensar en los límites.

Esta es una tesis que pudimos corroborar tras la emisión del último informe de Allianz Global Investors, quienes sostienen que el mercado alcista con más de 8 años de vida ha convertido a las acciones en los mejores activos.

Con los sólidos resultados de las empresas es fácil argumentar por qué los inversores de largo plazo deberían mantener esas acciones en sus portafolios.

Sí, la recomendación en Wall Street es mantener las acciones, a pesar de que las valoraciones de los papeles estén en el pináculo del rascacielo.

¿Se aproxima una corrección de mercado?

¿Es que acaso queda potencial en estos momentos?

Nuestra respuesta: no demasiado…

La verdad es que son muchos quienes coinciden en que se aproxima una corrección del mercado, una idea que se ha introducido en la psiquis de los inversores desde hace semanas.

Según los especialistas de Allianz Global Investors existen 6 puntos que podrían animar a los inversores sobreexpuestos a la renta variable norteamericana a revisar sus posiciones…

  • Las políticas de Donald Trump

Los mercados han mantenido sus esperanzas por las políticas de estímulo del presidente Donald Trump, pero el fallo del Congreso respecto a la reforma sanitaria ha mellado este entusiasmo.

¿Fue un golpe de realidad?

Lo cierto es que no todas las propuestas o medidas prometidas por el magnate republicano han demostrado históricamente que puedan impulsar a la economía hacia nuevos límites.

De hecho, la reducción de impuestos, uno de los estandartes del republicanos, suele generar solo un pequeño impulso mientras que la política de impulso al gasto en infraestructura o la rebaja impositiva a los bajos salarios solo impacta en el mediano plazo.

  • Más inflación y tasas de interés más altas

A mediados de marzo, la Reserva Federal subió la tasa de interés en 25 puntos básicos, a entre 0,75% y 1%. Fue la primera vez que lo hace en 2017, pero la segunda en menos de 3 meses.

Según la FED, la solidez económica estadounidense augura más subas en 2017, pero lo hará a un ritmo gradual.

Según Allianz, el IPC puede subir con mayor rapidez a la esperada, especialmente porque la economía está casi en el pleno empleo.

Por ende, si la FED se ve obligada a subir con más rapidez las tasas de interés en los Estados Unidos, los mercados pueden encontrarse ante una sorpresa muy negativa.

¿Lo peor? Pura incertidumbre por delante porque habrán 6 reuniones de la FED en lo que resta del año y aún no tenemos pistas sobre la próxima suba de tasas.

  • Proteccionismo de Donald Trump

La política fiscal expansiva que ha puesto en marcha el presidente Donald Trump, unido a sus ideas proteccionistas, favorecen a la industria estadounidense.

Pero tené cuidado, por más que brille esta perla, no es oro…

El recorrido de Wall Street, en cualquier escenario, es corto. A medida que se materialicen las medidas proteccionistas, la volatilidad aumentará.

También es cierto que ni siquiera sus planes proteccionistas, recortes fiscales o propuestas de infraestructura de Trump están aseguradas.

Grandes bancos de inversión como Goldman Sachs o Bank of America sostienen que los mismos republicanos del Congreso pondrán obstáculos a las estrategias de Trump, que podrían ser negativa para el dólar y afectar a grandes corporaciones multinacionales.

  • Coste de financiación de la deuda

Incluso tras duplicar su deuda en los últimos años, Estados Unidos apenas gasta 425.000 millones de dólares al año en los costes de financiación.

Cuando las tasas de interés suban, el gobierno estará obligado a gastar más dinero para hacer frente a esta cantidad, con lo que se reducirá su capacidad de movimientos presupuestarios.

Muchos temen que al elevarse las tasas de interés se acelere la fuga de capitales de emergentes en busca de mejor rentabilidad.

En consecuencia aumenta la fortaleza del dólar, acelerando la devaluación de muchas monedas en el mundo emergente, incluyendo las de América Latina.

  • Una mini burbuja tecnológica

Marzo fue, hasta ahora, el peor mes para las Bolsas desde que inició la vertiginosa suba en todos los índices de Wall Street. Bastaría con ver los números rojos de cualquier balance, pero hay un sector que se salvó: tecnología.

La explosión de la robótica y la inteligencia artificial seguirá impactando en Wall Street, según Allianz Global Investors.

Además, los efectos multiplicadores de la nueva tecnología y las redes sociales – en las que Estados Unidos es un líder- son menores que en otras revoluciones industriales y mucho más disruptivas en negocios ya existentes.

El miedo que existe en Wall Street es que empiece a crearse una nueva burbuja tecnológica.

De todos modos si querés conocer al sector que tracciona el éxito tecnológico en Wall Street, tenés que acceder al informe especial que hemos elaborado gratuitamente para vos.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido