Los mercados y el populismo: ¿amigos o enemigos?

Un estudio de la Universidad de Bonn muestra que cuando un líder carismático sube al poder, el mercado se rinde a sus pies. ¿El mejor ejemplo? Donald Trump.

Puedes amar el estilo irreverente de Donald Trump o puedes odiar su dialéctica provocadora, pero es innegable que su estilo es el populismo puro, ¿cómo se lleva esa tendencia que alega defender las aspiraciones del pueblo con los mercados?

El caso más reciente, como ya te contamos, es la elección de Donald Trump. Desde que asumió como Presidente de los Estados Unidos, Wall Street acumuló una suba del 6%.

¿Es un caso aparte o una regla de los mercados?

Bueno, cuando observamos el histórico de los mercados siempre que un líder populista arriba al poder, el mercado se rinde a sus pies, según la investigación del profesor Moritz Schularick de la Universidad de Bonn, citado por El Economista.

El populismo y los mercados

No se trata de 1 o 2 casos, sino de 27 episodios durante el último siglo comparables a la victoria de Trump que el investigador recopila para demostrar que los mercados de capitales se benefician de los mandatos más polémicos.

¿El primero? Uno bien conocido para los argentinos. El estudio inicia con la ascensión política de Juan Domingo Perón en 1940 y termina con las últimas elecciones estadounidenses a favor de Donald Trump, pasando por las 3 victorias de Silvio Berlusconi en Italia.

De hecho, apenas hay datos que respalden esa creencia de que los dirigentes populistas son negativos para los mercados, según explicaba a Bloomberg.

Las características de estos líderes están bien marcadas: son carismáticos, se autonombran como la voz del pueblo y buscan la confrontación contra las élites.

En promedio, la rentabilidad de los bonos descendió 12,7% en los 2 años posteriores al ascenso al poder de los líderes populistas.

Pero, y he aquí el dato interesante, las acciones subieron 45% en un período de 5 años, así que por regla general los países con líderes populistas mejoraron sus rating soberanos y las monedas se apreciaron.

El populismo en 2017

¿Sabías que justamente firmas de análisis y estrategia como ETF Securities prioriza factores como la presidencia de Donald Trump a la hora de escoger en qué invertir?

No es todo. En su lista también destaca el Brexit, la inflación en los Estados Unidos, las tasas de interés llevadas de la mano de la Reserva Federal y la actuación de los mercados emergentes.

De hecho señalan que si 2016 fue el tiempo del populismo en el Reino Unido y los Estados Unidos, 2017 será más bien dominado por la misma tendencia, pero en Europa.

Lo que sucede es que los movimientos populistas obtuvieron grandes victorias electorales en el año 2016, como el sí en el referendo sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea o la llegada de Trump a la Casa Blanca.

Y a pesar de la incertidumbre en los mercados, la firma gestionó en 2016 un total de 5.863 millones de dólares en activos.

Donald Trump y el romance con Wall Street

Sin duda, entre todos los acontecimientos el que más llama la atención es Donald Trump, quien ha generado una especie de optimismo en los mercados, etapa que muchos denominan como una luna de miel.

Si bien el presidente estadounidense debe enfrentarse a un Congreso que no mueve muchas de sus mociones.

Lo cierto es que Trump no ha tomado grandes decisiones que calen en Wall Street. Apenas se conoce la reforma fiscal que busca reducir hasta 15% de los impuestos corporativos.

Tampoco se sabe el calendario del plan de infraestructuras con el que se pretende invertir 500 mil millones de dólares para construir carreteras, puentes y el muro con México.

Justo estas medidas dispararon en noviembre el reconocido rally Trump, que llegó a provocas subas en los índices de hasta 15%.

De hecho, Trump provocó el mejor arranque en la Bolsa de un gobierno desde 1993, pero pareciera que ha encontrado un freno en su recorrido…

Populismo: ¿un peligro para la economía?

¿Otro dato interesante?

Una de las conclusiones más sorprendentes del estudio, según El Economista, es que el mercado no discrimina por la vocación del líder populista, sea de izquierda o derecha.

Eso sí, el mercado parece más cómodo con la derecha…

Sobre la economía, los líderes populistas tampoco suponen un gran peligro. El PBI aumenta una media de 1,8% tras 5 años, pero arrastrando un increíble aumento del gasto e inversión pública.

Además, y ahí vemos un tanto más la tendencia del investigador, Schularick sostiene que este éxito económico es momentáneo y suele producirse porque estos líderes consiguen el poder después de profundas crisis y aprovechan el ciclo expansivo de los mercados.

Lo cierto es que el proteccionismo, devaluaciones a la moneda local y un aumento desmedido del gasto público, medidas pertenecientes a un manual populista, suelen aplicarse al inicio de un mandato y resultan de gran ayuda para la renta variable.

En estos mismos instantes, los índices de Wall Street se encuentran en máximos históricos y cabe preguntarnos si están sobrevalorados o no, algo que te contamos en nuestro informe especial elaborado gratuitamente para vos.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido