Los activos que no pueden faltar en tu cartera durante el primer semestre de 2017

De cara a las elecciones a celebrarse a mediados de año, los analistas han definido una estrategia financiera de alto potencial para los inversores. Conocé de qué se trata en esta nota.

El comportamiento de los mercados, tanto a nivel internacional como local, reflejan un alto nivel de incertidumbre de cara al primer semestre de 2017.

Definir cómo debe estar compuesta tu cartera de inversiones durante los próximos meses puede no ser una tarea fácil, pero si tenés presente la visión y las recomendaciones de los analistas, podrás obtener atractivas ganancias en un contexto hostil.

Antes de presentarte las sugerencias de los que más saben para armar tu estrategia financiera, veamos qué le depara el futuro inmediato a la escena global y local.

A tener en cuenta durante el primer semestre de 2017

En el frente externo, los riesgos políticos en los Estados Unidos comienzan a hacerse sentir y los fracasos en el avance de las políticas propuestas por Donald Trump serán un factor clave para generar expectativas en Wall Street.

Con los indicadores bursátiles tocando niveles máximos, a sensación de que el riesgo correctivo es elevado aunque el mercado no logra generar debilidades y para eso es clave armar un portafolio inteligente que contemple este escenario.

Respecto del tipo de cambio, el dólar ha registrado nuevas bajas y se mantiene la tendencia de apreciación del peso en el corto plazo.

La tasa a 10 años del Tesoro de los Estados Unidos (US10Y) es el mejor barómetro para medir esas expectativas. Actualmente se debate entre la visión de la Fed y la concreción (o no) del ambicioso plan electoral del líder republicano.

El rendimiento ha recortado posiciones desde máximos en parte por estrategias de cobertura por parte del mercado (fly to quality) y en parte por el riesgo de que Trump no logre realmente llevar a la práctica sus promesas como ya mencionamos.

A nivel local, el consenso del mercado apunta a un escenario de estabilidad del tipo de cambio hasta mediados de año.

Las fuentes de la oferta de divisas son más de una y ya conocidas.

Esto nos llevaría a pensar en maximizar el carry en moneda local por los momentos.

En el frente interno, el análisis político toma mayor relevancia ante la proximidad de las elecciones de medio término.

Con incertidumbre sobre el resultado, podría observarse un inicio de dolarización de carteras.

Aún cuando las tasas en pesos gozan de gran atractivo, una ganancia de capital por depreciación de la moneda sería mucho más rápida.

Una cartera ideal para lo que resta  del primer semestre de 2017

En concreto, los expertos siguen dando mayor importancia a las posiciones en pesos por sobre el dólar en el corto plazo, pero sin dejar un porcentaje de exposición en activos en dólares con primera parada de monitoreo de cartera en los meses de mayo y junio.

El porcentaje ideal sería 60% en pesos y el restante 40% en dólares. 

La porción de la cartera en pesos podría estar destinada a Fondos Comunes de Inversión (FCI) en un 30%, Bonos Sub-Soberanos o Corporativos BADLAR en un 10% y 20% en el mercado accionario.

La clave para escoger el FCI ideal radica en fijarse en aquellos que capturen altas tasas de interés en pesos, invirtiendo en Lebacs en una mayor proporción.

La ventaja de liquidez en 24 horas de este tipo de fondos otorga gran flexibilidad para el manejo de caja y permite diversificación, sin olvidarse de la rentabilidad.

A su vez, los bonos de Estados subsoberanos y corporativos de buen crédito a tasa BADLAR permiten obtener un diferencial sensiblemente superior al soberano, compensando largamente su menor liquidez y profundidad.

En el caso de la renta variable, se estima que le ganará a la fija este año, sumado a que la posición técnica favorece a los activos locales, aún cuando hay que ser cauteloso ante eventuales correcciones.

Entre los sectores que los analistas destacan como atractivos en Bolsa, se encuentran el financiero, energético y aquel ligado al ciclo interno, como consecuencia de la mejor performance económica este año.

Ahora, hablamos de las inversiones en dólares.

Los expertos recomiendan destinar las posición en dólares a las Letes en un 15% de la cartera y bonos soberanos y sub-soberanos denominados en dólares, ubicados en el tramo medio de la curva de vencimientos, en una porción de 25%.

Las Letras del Tesoro son un instrumento financiero que más allá de la coyuntura del tipo de cambio, brinda una cobertura barata sin exponerse a la volatilidad.

En este sentido, las más convenientes son las de mediano plazo.

En el caso de los bonos soberanos y sub-soberanos, figuran el Bonar 2022 con un 5% de la cartera, el 2024 con un 10% de la cartera y el Bono de la Provincia de Buenos aires 2023 con un 5% de la cartera.

A estos se suma el DICA en un 5% con algo más de plazo, gracias a su excelente carry en moneda dura.

Además de valerte de la estrategia que te sugerimos, te conviene tener claro cuáles son las variables que van a jugar un papel clave en el mercado local en los próximos meses.

Para conocerlas, podés acceder al siguiente Informe Especial totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para vos. 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido