Lo que tenés que hacer si la incertidumbre reina los mercados…

Los inversores han observado que los índices de Wall Street se han mantenido inmutables ante las malas noticias y han perdido el miedo. ¿Qué pasará?

Nadie esperaba que los mercados digirieran tan bien la victoria de Donald Trump en 2016, pero lo hicieron. Hoy la Bolsa está en máximos y sucedió una segunda cosa que nadie anticipó: los inversores perdieron el miedo.

Pero no fue solo Trump…

2016, si se quiere, malacostumbró a los inversores.  Se le suma a la elección del magnate republicano el Brexit o el referendo en Italia.

Sucede que el riesgo controlado acaba, sin embargo, por acostumbrar a los inversores de que nunca pasa nada y la sangre nunca llega al río.

¿Qué pasó con el miedo en Wall Street?

Claro, quizá no cuentan con que este comportamiento no es permanente, sino que se puede acabar…

Los inversores se sienten seguros en el corto plazo: es muy difícil que se produzca un cataclismo de hoy para mañana. Dicen que el Brexit se veía venir o que Trump iba bien en las encuestas.

De fondo, ¿sabés que sucede en los mercados?

¿Qué es el índice del miedo?

Te presentamos al índice VIX…

Por algunos es conocido como el índice del miedo y por otros como el de la volatilidad. Oficialmente es el Chicago Board Options Exchange Market Volatility Index.

En momentos de alta volatilidad, el VIX alcanza una cifra elevada y se correlacionan con caídas del S&P 500, indicándonos que en el mercado hay miedo y pesimismo.

Al contrario, cuando se producen fuertes movimientos en los mercados bursátiles, el VIX está en mínimos, hay alegría y confianza.

¿Qué tiene esto que ver?

Lo que ha pasado con el VIX…

Bueno resulta que el índice VIX cotiza ahora en niveles muy cercanos al mínimo. Sí, como te decíamos, nadie tiene miedo.

De hecho, según especialistas, en condiciones normales el VIX y la Bolsa no son buenos amigos, sino que se mueven en direcciones opuestas.

Esto tiene sentido porque cuando los mercados suben suele bajar el nivel de miedo entre los inversores, y viceversa. Sin embargo, la correlación inversa comenzó a cambiar en los últimos días, por el aumento del temor a que se produzca una correlación.

El mercado sin miedo

Al estar muy muy lejos de sus máximos históricos quiere decir que los inversores no tienen miedo, que son complacientes con las bolsas, pero ¿se mantendrá así el índice VIX a mediano o largo plazo?

Las esperanzas puestas en Donald Trump, en que el mundo crecerá más, avanzará la inflación, crecerán los salarios y se olvidará la crisis financiera que estalló casi una década atrás creó complacencia en los mercados.

El VIX, que mide la volatilidad en las acciones del S&P 500, las más representativas de la economía estadounidense, en un período de 30 días.

Ahora mismo está en el 12%, un nivel anormalmente bajo, especialmente si tenemos en cuenta las gigantescas valoraciones de las bolsas.

Eso sí, en las últimas semanas pareciera que la evolución de algunos índices muestra dudas…

La volatilidad volverá…

Recientemente, desde Amundi Asset Management explicaban que lo normal es que la volatilidad repunte en los próximos meses, dado que está extremadamente baja.

Por tanto, considera que no se verán grandes repuntes como en períodos de crisi, pero creen que los próximos meses los mercados se enfrentarán a posibles obstáculos como el efecto que puedan tener las sucesivas subas de tasas en los Estados Unidos o las dificultades Trump para acometer la reforma fiscal.

Según Amundi Asset Management, la volatilidad no solo es un índice de estrés de los mercados, sino que es un activo que puede usarse para aportar a nuestras carteras diversificación y rentabilidad.

En su opinión, los bonos ya no diversifican tanto nuestros portafolios, ni los salvan de los riesgos de caída de la renta variable.

¿Qué estrategia aprovechamos entonces?

Básicamente tendríamos que aprovecharnos de los movimientos de los propios índices de volatilidad.  

La teoría es que la volatilidad en el largo plazo suele situarse alrededor de sus medias históricas. Por eso, como en cualquier otro activo, cuando está baja, se compra.

En otras palabras, una estrategia de volatilidad nos puede servir para diversificar las carteras -ante la incapacidad que en estos momentos ofrece la renta fija para ejercer esta labor-. Por otro, la gestión activa que hacen de la volatilidad sirve para conseguir algún retorno.

¿Se viene una corrección de mercado?

En base a lo dicho, los analistas han advertido que en los últimos años estas señales siempre han precedido de correcciones de entre el 2% y el 10%.

Este movimiento se ha producido después de otros cambios en la plaza bursátil, como el alza de 40% en la rentabilidad de los títulos de deuda estadounidense, que se preparan para una suba en las tasas de interés, lo que podría ocasionar descensos en la renta variable.

Si tenés un perfil moderado, ¿cuál es la idea?

La mayor parte de tus inversiones deberían ir dedicadas a una apuesta más conservadora. De tu cartera, tan solo 2% o 5% debe exponerse al riesgo.

¿Querés aprender a predecir una corrección de mercado? ¡Accedé al informe especial que hemos armado para que aprendas a hacerlo!

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido