Lebacs al mercado de futuros: todo lo que tenés que saber

Las famosas Letras del Banco Central que rinden 24,75% anual comenzarán a operar en el Rofex a partir del 17 de mayo, para negociar su tasa de interés.

La economía yacía adormecida y el Merval daba la ilusión de no despegar, pese a que al final fue de las mejores Bolsas del mundo. Corría el año 2016 y los inversores, cansados de que el plazo fijo perdiera contra la inflación, se enamoraron de las Lebacs.

El romance duró gran parte de 2016. ¿Y cómo no? La tasa de interés era de 38% y mantenía hipnotizados a los ahorristas acostumbrados a rendimientos inferiores.

Si una tasa de interés tan alta fue buena o mala es totalmente debatible. Es positivo porque brindó al ahorrista la capacidad de preservar el valor del dinero y es negativo porque la economía se resintió dado que no muchos inversores se sentían atraídos por la volatilidad natural de la Bolsa.

¡Qué buenos tiempos!

Pero basta de añoranza, ¿qué dirías si te dijéramos que las Lebacs vienen cobrando fuerza y que ahora, de paso, vas a poder invertir en estas Letras a futuro?

Las Lebacs vs la inflación

Vamos por partes…

El Banco Central continuó con su política absorbente de pesos para evitar que se dispare aún más la emisión.

Recordá que este es uno de los propósitos principales del Banco Central. Emiten billetes sobre la economía, pero como a mediano plazo este se decanta en inflación, la entidad presidida por Federico Sturzenegger interviene y recoge esos pesos sobrantes.

¿Cómo lo hace?

El ejemplo más reciente: el BCRA salió a vender 4.000 millones de pesos en letras de deuda, la misma modalidad usada para los bonos, y para que sean atractivas colocan una tasa de interés que, en este caso, es de 24,75% anual.

Por la meta inflacionaria

Los inversores entregan sus pesos y el BCRA los absorbe…

El plan de Sturzenegger apunta a evitar que la emisión de pesos se acelere más, en momentos en que ya se ubica por encima del 30% anual, y le impida cumplir con su meta inflacionaria del 17% para 2017.

Una absorción de pesos le permite a Sturzenegger endurecer la política monetaria sin necesidad de anunciar una suba en la tasa.

Punto aparte: el Banco Central parece haber empezado a mirar con más atención la cantidad de dinero circulante en la economía.

Pero de vuelta al tema: ¿sabés que, de ahora en adelante, podés invertir en Lebacs a futuro?

Lebacs en el Rofex

A partir del 17 de mayo comenzará a operar en el Rofex un futuro de Lebacs, un producto que ha sido aprobado y reglamentado por la Comisión Nacional de Valores (CNV).

¿Sabés qué es el mercado de futuros?

Allí se comercializan contratos de futuros y opciones de una gran variedad de rubros. Por ejemplo, materias primas (petróleo, gas, metales preciosos, café, cereales y oleaginosas) y productos financieros (tasas de interés, tipos de cambio o índices accionarios).

Eso sí, todos los contratos están restringidos al arbitraje de un mercado, a la voluntad de sus participantes y a la autorización de los organismos de controles de los respectivos países en los que funcionen dichos mercados.

¿Cómo funcionarán los futuros de Lebacs?

La clave de las Lebacs a futuro pasa por negociar la tasa futura que se espera para las Lebacs en los distintos vencimientos mensuales y para eso se listan 3 tipos de contratos.

El primero es para las Lebacs a un mes, un contrato con el que podrás especular con la tasa esperada para el plazo de entre 28 y 35 días.

En el segundo, es para la tasa a 2 meses con plazos de entre 56 a 63 días y, finalmente, un tercero para 3 meses que oscila entre 84 y 98 días.

En otras palabras, lo único que negociás es la expectativa de tasa futura de las Lebacs y la cancelación del contrato será mediante la entrega de otra letra.

Al vencimiento del futuro se entrega otra letra, no la diferencia monetaria, a la que le quedará un mes de vida hasta el próximo contrato.

¿A quién va dirigida la inversión?

Pueden operar todos los participantes del Rofex, pero está pensada, no tanto para el minorista, sino para bancos y grandes inversores.

Esto obedece a que el tamaño mínimo del contrato es de un millón nominales de Lebacs y, como todo futuro, se pueden abrir y cerrar contratos en cualquier momento o bien, mantener el mismo hasta su vencimiento.

Eso sí, los fondos comunes de inversión muy probablemente lo estarán ofreciendo entre sus opciones así que está atento…

El comprador de un futuro de Lebac adquiere el compromiso de recibir, al vencimiento del contrato, letras con un plazo restante a vencimiento de 1 a 3 meses, a un precio cierto.

¿Y para qué te sirve esta inversión?

Los futuros de Lebacs se emplearán para especular o cubrirnos sobre los cambios de la tasa futuro y desde el punto de vista de manejo del riesgo de tasa, permite diferentes estrategias, sea para arbitraje o cobertura de riesgo.

¿Querés aprender más del tema? Hemos elaborado un informe especial totalmente gratuito en el que podrás ver cómo funciona el mercado de futuros en la Argentina y quiénes lo integran. Quizá tu perfil se encuentre ahí sin saberlo.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido