Esta inversión revivió gracias a las reformas económicas de Macri

Los bonos argentinos, especialmente atados a la inflación, no paran de ganar atractivo para las firmas de inversión en mercados emergentes. ¿Cuáles son las mejores alternativas?

Ha transcurrido año y medio desde que Mauricio Macri se convirtió en mandatario. La recesión se enraiza, la inflación no da su brazo a torcer y sigue la sequía de inversiones en la Argentina, pero ¡ojo! recientemente algo empezó a cambiar…

Los primeros en reconocer el cambio fueron las firmas globales en inversiones. Por ejemplo, Standard & Poor´s subió un escalón la nota asignada a la deuda argentina, que pasó de “B-” a “B”, en abril,

Fue la primera vez que ocurrió desde que el Gobierno salió del default en abril de 2016, tras el pago a los holdouts.

Evidentemente esto impacta positivamente entre los inversores aunque ya estaba descontada en el precio de los bonos argentinos.

Locura por los bonos argentinos

Y así fue como firmas de inversión de la talla de Franklin Templeton, líder global en inversiones de bonos emergentes, volteó a ver con ojos insaciables los bonos argentinos.

De acuerdo con Nery Persichini, editor de Revancha Argentina, el aumento en la posición de títulos argentino obedece netamente a las reformas económicas, percibidas positivamente por Wall Street, que ha hecho el Gobierno.

Según información de Bloomberg, 4,5% del Templeton Global Bond Fund, valuado en 40 mil millones de dólares, corresponde a bonos argentinos.

Y es que contra viento y marea, los bonos argentinos no dejan de seducir a los inversores…

¿Sabés a qué nos referimos?

La suba gradual de tasas de la Reserva Federal de los Estados Unidos suele causar estragos en los bonos emergentes, pero esta vez ocurrió algo diferente.

Así es. Los índices de bonos emergentes subieron 14,5% por encima del nivel previo al inicio de la suba de tasas.

¿Cómo escoger los bonos argentinos?

Te vamos a dar un tip a la hora de invertir en bonos argentinos, uno que deberías atesorar desde ya…

La percepción del inversor respecto a su mayor o menor confianza en los próximos meses de una baja inflacionaria, es esencial a la hora de optar por algún papel.

Según Persichini, quien sea optimista por una reducción inflacionaria debe ir a los bonos a tasa fija en pesos porque tiene cupones muy altos.

El pesimista, en cambio, debería apostar por aquellos atados a la inflación, ya que los bonos argentinos más exitosos se vinculan a la aceleración de precios.

Bonos argentinos que ajustan por inflación

Los bonos CER, cuya particularidad es que tienen atada la tasa al nivel de la inflación, carecían de atractivo hace algunos meses.

¿Qué sucedió?

Bueno la inflación desaceleración y la economía empezaba a normalizarse, pero nuevos temores surgieron y la aceleración de precios repuntó.

Los bonos CER más conocidos son el Bogar 2018 y el Discount, que exhiben una suba anual en torno a 20% para el primero y 25% para el segundo.

También está el Boncer 2021, un bono atado a la inflación que el Gobierno colocó por primera vez en una década y despertó el interés del mercado que evalúa como atractiva la tasa de inflación versus el nivel de devaluación en el tipo de cambio, en el corto plazo.

Pero el catálogo es bastante extenso…

La salida de más bonos argentinos

Un gran ejemplo es la salida de la provincia de Neuquén a los mercados internacionales con un título a 7 años con una tasa de 7,5%.

Y como no podría ser de otra forma, la colocación consiguió una demanda que sextuplicó el volumen ofrecido…

La gobernación neuquina había adelantado que el fondeo se utilizará para repagar deuda e invertir en obra pública.

No es la primera vez que Neuquén busca financiamiento internacional. En 2016 lo hizo, pero la posibilidad de repago estaba atada a regalías petroleras que obtuviera la provincia.

Al día de hoy, según El Cronista, las provincias argentinas han conseguido levantar 3.466 millones de dólares en los mercados internacionales.

La semana que viene será el turno de la provincia de Buenos Aires que incursionará, una vez más, en los mercados de deuda, para buscar 300 millones de dólares, con los nuevos bonos pesos linked.

Estos bonos argentinos se rigen por la Ley Nueva York, por lo que se suscriben, denominan y pagan en dólares, pero permiten a los inversores extranjeros ingresar al carry trade.

Algunos bonos argentinos a tener en cuenta…

Claro, no todos los títulos locales son igual de atractivos. Por eso te presentamos los que en opinión de JP Morgan son los mejores.

En su lista, JP Morgan coloca a los Bonos del Tesoro con vencimiento en 2021 (TO21), 2023 (TO23) y 2026 (TO26).

Estos papeles tienen un valor de mercado de 8.200 millones de dólares. Son títulos cuyo pago oscila entre 15,5% y 18,2%.

Los bonos son pagaderos en forma semestral, en abril y octubre de cada año, con amortización total al vencimiento.

Entonces, ¿invertimos en los bonos argentinos? Te damos algunos consejos en el informe especial que hemos preparado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido