¿Es hora de despedirse del mercado alcista argentino?

Recientemente la firma Standard & Poor´s subió la calificación crediticia local a “B”. Si bien es una buena noticia hay indicios de que se aproxima una corrección.

La Bolsa siempre se anticipa a los acontecimientos Es una regla tan vieja como los mercados de valore. ¿Nuestro deber? Cuidar de no pasar por alto la señal más nítida de que viene una corrección en la Argentina.

No te preocupes. Es momento de que te sientes y te pongamos en contexto…

Sucedió este martes. La agencia calificadora de riesgo Standard & Poor´s elevó la nota de deuda soberana de la Argentina de “-B” a “B”.

Estas calificaciones del mercado financiero no son más que normas de calidad que observan inversores institucionales, bancos, fondos de inversión o aseguradoras. No más que una guía.

¡Sí, una buena noticia entre tanto malestar que aqueja al país!

Primero fue la Comisión de Valores de los Estados Unidos, luego Morgan Stanley y ahora Standard & Poor´s en elevar la calificación de títulos de deuda pública.

Calificación crediticia: señal de confianza

Todos coinciden en que los bonos y acciones argentinas tienen menos riesgo que en el pasado reciente, un punto más que anota el país para pasar de ser un mercado de frontera a uno emergente.

De acuerdo con la firma, la Argentina tiene un panorama estable, en vista de las mejorías observadas en las condiciones económicas del país tras las políticas aplicadas por la administración de Mauricio Macri.

S&P sostuvo que la inflación argentina desacelerará al 20% en 2017 y que la economía arrojará una recuperación de 3% de acá al 2019.

Sin duda la noticia es buena, según Nery Persichini, economista de Inversor Global y editor de Revancha Argentina. “Nos acerca a un umbral en el que los inversores tienen más confianza”.

¡Ojo! Más allá de la mejora, la deuda local está en el grupo de inversiones especulativas. Aún debe escalar 5 posiciones para llegar al “grado de inversión” y ser confiable para todos.

Hoy por hoy tan solo 6 países tienen ese “grado de inversión”: Chile, México, Perú, Colombia, Panamá y Uruguay.

Antes Brasil formaba parte del prestigioso grupo, pero todos sabemos qué sucedió en el país. ¿Consecuencia? Una rebaja de su nota y una salida de capitales como nunca.

¿Señales de corrección en el mercado?

Pero más allá de la noticia, te contábamos que la Bolsa siempre se anticipa a los acontecimientos y hay señales de una corrección del mercado que está por venir…

Si bien se trata de una excelente noticia, lo cierto es que generalmente estas mejoras en las notas de las calificadoras de riesgo tienden a indicar que estamos en un punto de inflexión en el mercado accionario.

De hecho, ¿sabías que cuando elevan la nota el mercado suele estar en un ciclo alcista que inmediatamente se convierte en su techo y es seguido de fuertes ajustes?

Ahora ¿conocés cómo se arman expectativas en los mercados?

Justamente toman en cuenta la opinión que formulan las calificadoras de riesgo, destaquemos a S&P por su trayectoria, que no realizan recomendaciones de compra o venta.

Eso sí, cuando emiten una opinión sobre la probabilidad de pago de los activos de deuda nos condicionan sobre la percepción de conveniencia (o no) de invertir en esos activos.

Lo que sucede cuando se aumenta o rebaja la nota…

Según El Cronista, lo que se aprecia en el mediano y largo plazo es que cada vez que las calificadoras de riesgo elevan la nota de un país, el mercado se encuentra en una senda alcista.

Entonces a medida que hay más optimismo, el mercado alcanza su techo y, como es de esperar, vienen los ajustes.

A la inversa, cuando degradan la calificación crediticia de un país, suele suceder en un contexto pesimista que se acentúa más aún. Eso empuja el precio de los activos a un piso y a una gran oportunidad de compra.

El Mercado de Valores y la calificación crediticia

Por ejemplo, si retrocedemos hasta el año 2002 notaremos que la Argentina sufrió 7 degradaciones de deuda de la calificadora S&P y cuando entramos en default, el Merval detuvo su caída y comenzó un mercado alcista.

Un nuevo ciclo se inició en 2003 y desde entonces tanto mercado como economía empezaron a recuperarse. Hasta el techo del 2008 hubo un avance de 1.100% en pesos.

De nuevo, en el trayecto bajista de 2008 las calificadoras degradaron la nota argentina y se abrió una nueva oportunidad de compra.

Vamos al 2010 cuando las calificadoras elevaron la nota y en 2011 el Merval alcanzó un techo para perder cerca de 45% de su valor en pesos.

Lo que sucedió desde 2012 es que las calificadoras se disociaron de las especulaciones en la Argentina y los precios siguieron subiendo en la Bolsa.

Cuando se resolvió el conflicto con los holdouts en 2016, las calificadoras elevaron una vez más a “-B” y, ahora, a “B”.

¿El mercado encontró techo?

Empecemos a asimilar que podríamos encontrarnos cerca de un techo…

Así que en el fondo esta noticia que es una positiva para la deuda local, representa un argumento adicional para sumar cautela a nuestra posición de mediano y largo plazo, debiendo ser más selectivos respecto a los activos en que invertir.

Claro, no implique que el potencial del Merval o los bonos locales estén bajo amenaza. De hecho, pensamos contarte dónde hay más potencial dentro del Mercado de Valores argentino a través del informe especial que te presentamos gratuitamente.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido