El auto que lo tiene todo para batir a Wall Street

Tesla, la empresa especializada en autos eléctricos, es el segundo mayor fabricante en Wall Street gracias a que alcanzó los 47.800 millones de dólares en valor bursátil.

General Motors se acerca a la recta final de la carrera por la supremacía en la industria automotriz. ¿En segundo lugar? Tesla, la compañía especializada en autos eléctricos, que aceleró más que nunca y se posiciona como la acción que lo tiene todo para batir a Wall Street en 2017.

¿Querés saber a qué nos referimos?

Tesla se ha convertido en el segundo mayor fabricante de autos en Wall Street gracias a las subas registradas últimamente.

Todo le ha permitido alcanzar los 47.800 millones de dólares y ya está por encima de los 44.300 millones de dólares de Ford.

Ford vs Tesla

Henry Ford es conocido por desarrollar la producción en cadena para la naciente industria automotriz. Fue un revolucionario dado que creaba vehículos automotores de bajo costo.

Elon Musk es director de Tesla, una de las más innovadoras del mundo. El empresario se ha distinguido por sus múltiples startups. Uno de ellos ha sido la base de muchas transacciones de dinero vía internet, PayPal, adquirido por E-Bay, en 1.500 millones de dólares.

Así es como el fabricante de autos eléctricos ve ahora como solo General Motors se mantiene delante en el ránking de capitalización de su sector. En el caso del gigante automovilístico de Detroit, este roza los 51.000 millones de dólares.

Claro, fuera de Wall Street falta por superar a Volkswagen con 70.000 millones de dólares. Después, el salto tendrá que ser aún más alto para encontrarse con la japonesa Toyota, valorada en 160.000 millones de dólares.

La supremacía de Tesla

Pero de momento, lo que prima es el buen comportamiento de las acciones de la firma en Silicon Valley, cuyos resultados del primer trimestre indican que entregaron 25.000 vehículos.

Sí, estos resultados superan las expectativas de los analistas, que esperaban que la cifra se situara entre 23.000 y 24.500 autos.

Claro, se sabe que el valor de mercado no es el único indicador de prosperidad de una empresa. Ford se maneja con números negros y Tesla todavía tiene pérdidas.

El número de vehículos vendidos por Tesla es tan solo una pequeña fracción de los autos que vende Ford.

Durante el primer trimestre de 2017, Tesla vendió 25.000 vehículos a escala mundial y Ford 617.000 solo en los Estados Unidos.

¿Cuál es la interpretación del mercado?

Esto ha dado una clara señal de que el lanzamiento del Model 3, un sedán de 35.000 dólares que esperan sea su modelo más vendido, tendrá lugar a finales de 2017.

Con el nuevo auto, Tesla espera cumplir con su plan de expansión, que marca como objetivo producir 500.000 vehículos anuales a finales de 2018.

Frente a los planes de crecimiento en los que se encuentra inmersa Tesla, 2 de los 3 grandes fabricantes tradicionales de los Estados Unidos: Ford, Fiat y Chrysler, cerraron el primer trimestre con un retroceso en ventas.

Solo General Motors, otro componente del conocido como “Big 3” de Detroit consiguió mejorar en este apartado.

La fortaleza de Tesla

Tesla es la muestra más evidente de que la industria está en constante evolución. Nos encontramos frente a un cambio de modelo en el que resulta obvio que los recursos fósiles no tendrán la misma importancia que hoy en día.

Esta clase de negocios ha destruido las barreras impuestas por el mercado y manejado a la empresa hacia el éxito.

Se demuestra bastante con sus ventas y beneficios crecientes de forma espectacular. De hecho, la compañía se ha anotado subas de hasta 820% en los últimos 5 años.

La debilidad de Tesla

Si bien muchos inversores se interesan por el crecimiento de Tesla todavía la ven como una startup tecnológica y no como un fabricante automotriz.

La distribución de las acciones de Tesla, por ende, hace que sea más propensa a que su valor sea volátil.

Lo cierto es que por esa razón la mayoría de las acciones pertenecen a los fundadores de la compañía dejando pocas para el mercado.

Además, es necesario que la empresa cumpla con las promesas de producción. La expectativa es grande pero la demanda por el automóvil supera por mucho la producción récord de este trimestre de 25.000 autos.

La expectativa de Musk es producir 500.000 autos para 2018. Eso significa aumentar 5 veces la capacidad actual de producción en apenas 2 años, algo que nunca hemos visto.

¿El próximo Apple?

Sea cierto o no, la empresa promete revolucionar el futuro, un motivo para que los inversores apuesten por la empresa trimestre a trimestre, pero no todos piensan así.

En la firma Trader Secrets creen que los inversores deben tener en cuenta que la reputación alcanzada por Tesla fue con pocas ventas.

Además, tené en cuenta que no fabrica vehículos por sí misma. Compra unos 3.000 componentes a más de 350 proveedores en todo el mundo.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido