David vs Goliat: ¿Quién gana el duelo en el campo bursátil?

El S&P 500 se enfrenta al Russell 2000, extremos opuestos del mercado. Te contamos cuál tiene mejores proyecciones en el mundo bursátil.

La Biblia nos cuenta que tan solo con una honda en la mano, David se enfrenta al gigante Goliat y lo vence. ¿Cuál es el vínculo entre esta historia y el mundo inversor?

Lo que muy pocos saben es que esa batalla se replica hoy en el campo bursátil, pero la interrogante que se cierne sobre nosotros es si el resultado será exactamente igual.

Para dejar el halo de misterio atrás dejanos contarte de qué estamos hablando…

El S&P 500 está conformado por las empresas más representativas de la economía estadounidense, las más grandes y reconocidas de Norteamérica.

El Russell 2000, en cambio, es un índice de baja capitalización muy seguido, lo que es un sinónimo de volatilidad, que para muchos conlleva a oportunidades.

¿Cuál es el panorama bursátil de los Estados Unidos?

Las empresas de pequeña capitalización estadounidenses lo han hecho peor que el selectivo de grandes compañías en ese país en lo que va de año.

La pregunta es si la tendencia se mantendrá a largo plazo…

Al menos esta es una cuestión que BlackRock, una empresa de gestión de inversiones estadounidense, se preguntaba hace apenas unos días en un informe en el que se hacía eco del peor comportamiento de las small caps en 2017 y abría la incógnita para el resto del año.

Por cierto, las small caps es una forma de nombrar a las empresas de pequeña capitalización en Wall Street.

S&P 500 vs Russell 2000

Desde que inició el 2017, el índice de pequeñas compañías norteamericanas ha subido apenas 0,3%, en comparación con el 4,7% que se aprecia en el de las gigantes de Wall Street.

Claro, no necesariamente el S&P 500 es el índice más destacado de Wall Street en 2017. Como grandes referencias también están el Dow Jones para las industriales o el Nasdaq de las tecnológicas.

Por cierto, los 4 índices a los que hacemos mención son famosos por seguir una tendencia unificada. Tanto en 1999, previo a la burbuja de las puntocom, como en noviembre de 2016, alcanzaron máximos históricos al unísono.

En fin, a lo que ibamos…

En la nota de Blackrock se mencionaba que en 2016 ya se había sugerido que las empresas de pequeña y mediana capitalización lo harían peor en 2017, de modo que David estaría perdiendo esta batalla.

¿Las small caps son peor inversión?

En opinión de Blackrock hay varios argumentos que sostienen esta tendencia:

  1. La vuelta del apetito por el riesgo. Una manifestación de esto ha sido la relajación del crédito, especialmente en el High Yield.

Por cierto, cuando hablamos de High Yield nos referimos a esos activos emitidos por países o empresas que tienen una baja calificación por parte de las agencias evaluadoras de riesgo y tienen que pagar un interés más alto al inversor dado que asumen grandes riesgos al comprarlos.

Esto es bastante importante porque desde el año 2000 los cambios mensuales en el High Yield han explicado entre 10% y 15% del comportamiento de las empresas de pequeña capitalización.

En opinión de Blackrock, si el apetito por el High Yield se modera supondrá una caída en el apetito por el riesgo, algo negativo para las small caps.

  1. Las valoraciones siguen siendo elevadas. Desde Blackrock sostienen que las empress de pequeña capitalización son muy, muy caras.

Al menos en diciembre de 2016, el índice Russell 2000 cotizaba a 48 veces beneficios, un nivel que se ha elevado sin detenerse.

De ahí que los inversores empezaran a mirar fuera de los Estados Unidos a la hora de encontrar las mejores alternativas para sus ahorros.

Es por eso que desde Blackrock no espera que el comportamiento de las small caps mejore al del S&P 500 durante los próximos meses.

¿El S&P 500 siempre ha sido mejor que el Russell 2000?

Lo cierto es que analistas de todas las firmas de inversión se esfuerzan por prever qué podría ocurrir en las Bolsas durante los próximos meses, especialmente en los Estados Unidos, que aún cotiza en máximos.

Si observamos cómo ha sido el comportamiento de estos 2 índices durante los últimos 12 meses encontraremos que las small caps han subido 23%, en comparación con el 13% que se apreció el S&P 500.

¿Cómo ha sido este comportamiento desde el mercado alcista iniciado en marzo de 2009?

Resulta que en este período, el Russell 2000 también lo han hecho mejor. En concreto, las pequeñas compañías han crecido 300%, frente al 250% de las gigantes.

¿Qué pasa con el S&P 500?

Así que en una mirada más largo placista podemos ver como el Russell 2000 tiene un comportamiento envidiable al lado del S&P 500, donde se concentra la mayor parte de los inversores en Wall Street.

Los expertos explican que la diferencia obedece a una mayor exposición de las grandes empresas a los beneficios del extranjero. La fortaleza del dólar seguramente ha pasado factura.

Entonces ¿invertimos en las empresas de baja capitalización? Vamos a analizar esto en el informe especial que elaboramos de forma totalmente gratuita para vos, así que no te lo pierdas.

 

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido