Te contamos qué va a pasar con tus acciones pronto…

El banco Credit Suisse proyecta que para finales de año, el S&P 500 retrocederá 10%, de modo que ha llegado el momento de decidir en dónde proteger nuestro dinero.

Suenan las alarmas. Atención: el S&P 500, el índice que mejor representa a la economía estadounidense, puede sufrir una caída de 10% para finales de 2017.

¿En qué se basa este dato que evidentemente no queremos leer?

Se trata de un informe emitido por el banco suizo Credit Suisse, que suele apoyar las inversiones de largo plazo y ha previsto un descenso del S&P 500 de 2.500 a 2.300 puntos.

Para que lo tengas en mente: el 21 de marzo, el S&P 500 cerró el 21 de marzo de 2.344,02, por lo que la proyección del Credit Suisse representa un retroceso superior a sus niveles actuales.


Una corrección del S&P 500 en camino…

El banco sostuvo que su equipo de estrategia de renta variable ha crecido más de lo esperado inicialmente, lo cual equivale a una preocupación por la posibilidad de una retirada en el corto plazo de algunas acciones estadounidenses.

Sí, los estrategas del banco se refieren a las valoraciones de Wall Street, que han escalado sobre máximos históricos una y otra vez desde las elecciones presidenciales estadounidenses.

¿Querés saber que dice el informe de Credit Suisse?

Te lo resumimos…

A partir de finales de marzo, lo que estima el banco para el S&P 500 está en línea con sus máximos previos al Brexit.

Por ende, si se produce un retroceso en las acciones estadounidenses, veríamos un evento temporal de retroceso en el índice norteamericano en el que cotizan las 500 empresas más grandes de Norteamérica.

Así que en esencia, el banco dice que los mercados podrían ver una corrección del 10% en un futuro próximo.

¿Qué pasa en el S&P 500?

De acuerdo con Estrategias de Inversión, el índice del mercado norteamericano encaminó una racha fuertemente alcista que disparó los niveles de sobrecompra.

Claro, los últimos movimientos a la baja han empujado al selectivo a pausar ese ritmo comprador y a que en estos momentos vuelva a establecerse en parámetros más estables.

Después de un período en el que el S&P 500 se encontró en los niveles más altos posibles, las elecciones de los Estados Unidos fueron la excusa perfecta que sirvió para llevar al selectivo estadounidense a nuevas cotas de máximos históricos, llegando al borde de los 2.400 puntos.

Como no podría ser de otro modo, esto produjo que se alcanzaran niveles de sobrecompra suculentos que empujó a muchos inversores a quedarse al margen.

Sobrecompras en el S&P 500

Pero esto va cambiando en las últimas sesiones y con los últimos movimientos que ha tenido el S&P 500…

Esos niveles de sobrecompra han conseguido cerrarse con las últimas caídas que vimos en Wall Street, un dato que confirma Bespoke Investments.

Para tener una referencia, cualquier cierra por debajo de 2.371.42 movería el índice a neutral desde el territorio de sobrecompra, tal y como asegura la página de análisis.

Lo cierto es que si nos ponemos a contar fueron 31 los días que el S&P 500 acumuló una racha positiva de sobrecompra, lo cual supone que la séptima racha más larga de sobrecompra se cierra en el actual mercado alcista y la octava racha de 30 o más días de negociación.

¿Se viene una corrección de mercado?

Citigroup ha sido insistente en la posibilidad de que haya una corrección de mercado basado en que Wall Street lleva meses ininterrumpidos de subas, especialmente desde que ganó Donald Trump.

No solo el Dow Jones dio buenas noticias al superar los 20.000 puntos. También fue una tarea del S&P 500 y el Nasdaq.

Lamentamos contarte que cuando un índice sube sin descanso, en algún momento esto tiene que detenerse y tomar aire.

Es totalmente natural…

Según Merrill Lynch, el precio/beneficio por cada una de sus acciones de 19 veces frente a las 16,1 de meda y a las de poco más de 15 veces con las que ha cotizado si eliminamos el período de la burbuja tecnológica, que suele distorsionar todos los ratios de valoración.

¿Qué haremos en ese escenario?

Según la lectura que ha hecho el mercado, las oportunidades con más potencial están en energía, tecnología y el sector financiero.

En Credit Suisse sostienen que las acciones que pagan más dividendos vienen desempeñándose mejor desde 2014 y han sido ganadoras bajo un escenario de bajas tasas de interés.

Esto ha provocado que tanto las empresas de sectores defensivos como las acciones con altos dividendos alcanzaran valoraciones tan buenas, que son ahora una preocupación constante en el mercado norteamericano.

¿Querés más consejos para cubrirte ante una corrección? Te decimos dónde hay mayor potencial. Solo tenés que revisar el Informe Especial que hemos elaborado gratuitamente para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido