¿Te atreves a subir al tren de la deuda argentina?

Los bonos corporativos locales son la gran sensación en la escena financiera, debido a las múltiples emisiones que están teniendo lugar en este sentido. A continuación te contamos si te conviene aprovechar esta tendencia.

El reflector está puesto sobre los activos locales y la deuda argentina se ha apoderado de la alfombra roja.

Las emisiones de bonos tanto públicos como corporativos desfilan sin parar. Y es que en marco del apetito por las inversiones en el país, todos quieren sacar partido.

¿Y vos? ¿ya tomaste cartas en el asunto?

No queremos marearte. Capaz no estás al tanto del tema y te estamos bombardeando.

Lo importante es que tenemos una recomendación de inversión para vos pero antes, vamos a explicarte las cosas desde el principio.

El auge de la deuda argentina

Si bien las emisiones de deuda argentina han aumentado exponencialmente desde la salida del default, hoy vamos a hablarte de las colocaciones que se han realizado en lo poco que va de 2017.

En esa línea, te contamos que  hace 10 días,  el Gobierno nacional captó 7.000 millones de dólares colocando bonos a 5 y 10 años a tasas promedio del 5,625 y 7% anual, tras haber recibido propuestas de compra por esos títulos por casi 22.000 millones.

Esto confirmó que, a pesar de la incertidumbre que generó el efecto Trump, el mercado sigue receptivo al riesgo emergente y, particularmente, al argentino, lo que terminó por convencer a muchos emisores locales de salir a explorar oportunidades.

Ahora bien, la oportunidad que queremos presentarte en esta ocasión no está enmarcada en la deuda pública, sino en  la corporativa.

¿Qué es la deuda corporativa?

Los títulos de deuda corporativa u ON, son activos de renta fija que tienen características similares a los bonos emitidos por el Gobierno. Estos bonos pagan una tasa de interés de forma periódica y, por lo general, devuelven el capital al final.

Se trata de inversiones fáciles de entender para la mayoría de los ahorristas porque informan por adelantado el cupón de renta que pagan y las fechas de esos pagos. Esto hace de las ON activos menos volátiles y en consecuencia, menos riesgosos que la renta variable.

A diferencia de la emisión de acciones, los tiempos de salida de los bonos corporativos son mucho más bajos.

Dicho esto, prosigamos con la recomendación…

Una nueva oportunidad de inversión en la deuda argentina

Luego de numerosas emisiones empresariales, llegó el turno de la concesionaria de 33 aeropuertos Aeropuertos Argentina 2000, que colocó un bono a 10 años por 400 millones de dólares, a una tasa del 6,95%.

Según voceros de la misma empresa, la demanda por estos títulos superó los 2.600 millones de dólares, casi nueve veces más que la oferta inicial, prevista en 300 millones.

El éxito de la operación muestra que existe una clara confianza en la firma. Por otro lado,  la tasa lograda es la más baja para colocaciones corporativas argentinas en los últimos años.

En el mercado auguraban que la tasa se ubicaría en torno al 7,5%, por lo que se trató de una grata sorpresa.

Próximas emisiones

En ese escenario, esta semana también saldrá a colocar deuda el Banco Supervielle.

Los analistas del mercado también esperan que Central Puerto y Banco Macro emitan bonos a lo largo de febrero.

De ese modo, las empresas argentinas podrían llegar a recaudar hasta 1.950 millones de dólares en total en la plaza internacional.

Hay que mencionar que esta nueva oleada de emisiones fue impulsado la semana pasada por tres energéticas:

– Pampa Energía colocó 750 millones de dólares con un título a 10 años a una tasa de 7,5% anual.

– Gennia emitió deuda por 300 millones de dólares con un bono a 5 años al 8,75% anual.

– AES colocó 350 millones de dólares a 7 años y una tasa del 7,75%, con garantía de su casa matriz estadounidense.

Este ciclo de emisiones tienen por objetivo una reingeniería financiera en busca de bajar costos, la realización de inversiones o la financiación de gastos corrientes, motivo por el que podés sentirte confiado si querés optar por este tipo de activos. 

banner

¿Cómo invertir en deuda corporativa?

Muchas de las grandes emisiones de ON o bonos corporativos son inaccesibles para el inversor minorista y en consecuencia, en sus colocaciones suelen participar los inversores institucionales como bancos, compañías de seguros o FCI.

Ante las circunstancias, la manera en la que pueden participar los ahorristas es a través de los fondos comunes de inversión.

Los fondos comunes de inversión locales permiten definir una cartera de negocios diversificada por medio de montos de entrada mínimos, lo que es ideal en casos en los que se busca posicionarse en la deuda corporativa.

Lo mejor de estos bonos argentinos de carácter privado es que pueden ser emitidos tanto en moneda local como extranjera, por lo que si vos no querés invertir en pesos, no vas a tener problema.

Si querés información detallada sobre estos activos podés consultar con tu broker o en tu banco. Optar por estas alternativas, así como bonos argentinos en general, te sirve para aprovechar las tendencias con potencial del mercado local.

En nuestro Informe Especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita, podrás encontrar todos los pormenores sobre la deuda corporativa, una inversión que deberás tener presente durante 2017.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido