Si no tenés nervios de acero, pensalo antes de refugiarte acá…

Invertir en oro suena bastante bien durante un año 2017 bastante movido, pero esa misma inestabilidad convierte a cualquier apuesta en un tema delicado. ¿Estás listo?

¿Qué hará Donald Trump en marzo?, ¿Lo sabés?, La próxima semana, ¿no?, ¿qué tal mañana? Tal es la incertidumbre que golpea a los inversores con la volatilidad del Presidente de los Estados Unidos que todos han migrado en busca de refugio. ¿Querés saber a dónde?

El panorama político mundial y su frenética evolución han empujado a que los inversores se refugiaran en el oro, que ha alcanzado su nivel más alto en los últimos 3 meses como un reflejo de la ansiedad.

Entonces sí, el oro es un gran activo refugio para los inversores de todo el mundo, pero atento que si no tenés nervios de acero, no es la mejor solución para vos…

¡Es que no se trata de Donald Trump únicamente! Marine Le Pen, líder de la extrema derecha francesa, ha prometido sacar al país de la Unión Europea y restaurar el franco como moneda oficial.

¿Populismo? Sí. ¿Un nuevo Brexit? Veremos…

Invertir en oro: ¿es el momento?

Lo cierto es que los futuros estadounidenses de oro han subido a 1.230 dólares la onza en los últimos 3 meses, según un reporte de Wall Street Journal.

El alza ha sido notable dado que tuvo lugar durante un período en el que los datos económicos de los Estados Unidos y la economía mundial han mejorado.

Algunos inversores compran oro cuando aumenta la incertidumbre política o económica, creyendo que el metal precioso mantendrá su valor mejor que otros activos en tiempos de inestabilidad.

Claro, lo de Donald Trump también preocupa a muchos. Su inicio de mandato ha desconcertado a los inversores.

Trump, por ejemplo, se ha enfrentado con aliados estadounidenses como México y algunas órdenes ejecutivas como las referidas a inmigración y refugiados enfrentan desafíos legales.

También es posible que en el horizonte empecemos a ver una guerra comercial, especialmente con China, algo que conlleva el riesgo de perjudicar el crecimiento y la demanda mundial de materias primas.

Intervención política: ¿motor para el oro?

El alza del oro es la prueba más reciente de cómo la política es un motor clave de los mercados desde mediados de 2016 tras un período en el que los precios de los activos fueron impulsados por la intervención de los bancos centrales.

Edward Meir, estratega de INTL FCStone lo describe perfectamente: “el impacto político en el campo económico es como un campo minado. Muchas cosas pueden reventar”…

Y es que la incertidumbre política no es tan alta desde la crisis de deuda que golpeó a Grecia y amenazó con extenderse por toda la Unión Europea.

En 2011 la demanda de oro y otros activos refugio se disparó, lo que llevó a los precios aun máximo histórico de 1.900 dólares la onza.

Ola populista en Europa

Ya no se trata solo de las elecciones en Francia el 23 de abril. También asoman la cabeza los comicios en Holanda, Alemania e Italia en 2017.

Los inversores tienen las manos en la cabeza con miedo a que haya cierre de fronteras, gravámenes a importaciones o abandonos de la zona euro, un desmantelamiento del orden político y económico que ha dominado por décadas.

¿Invertir en oro en 2017?

Según ETF Securities se espera que 2017 cierre con el precio del oro en 1.230 dólares por onza, 2,5% más que su cotización actual.

Para alcanzar los 1.300 dólares habría que esperar mayor movimiento en materia de política monetaria, lo cual genera un potencial alcista en el metal.

En este caso, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca trajo consigo políticas que buscan reactivar el crecimiento económico.

Como te decíamos, una de ellas es la guerra comercial con China que podría crear una demanda de activos refugio.

Mientras se da esa guerra comercial, el oro volvería a brillar. El fallo del metal dorado a la hora de romper la tendencia bajista de 2011 lo ha dejado en busca de soporte.

Una vez que comiencen a desvanecerse algunos obstáculos vamos a ver cómo consigue establecer una base en el primer trimestre y rebote por encima de los 1.300 dólares por onza.

Queda también esperar por los movimientos de Donald Trump y ver en qué termina cada una de sus medidas…

De acuerdo con un sondeo entre 35 analistas realizado en este mes se concluyó que estiman un promedio de precios del oro para este año de 1.250 dólares la onza, por encima de la cotización actual de 1.190 por onza, pero con pocos cambios respecto al promedio de 2016.

¿Qué ocurre con la plata?

Mientras tanto, los precios de la plata han subido hasta 17,667 dólares la onza esta semana, su mayor nivel desde noviembre. Los futuros del metal acumulan un alza de 10,9% durante 2017.

La plata tiende a elevarse más que el oro cuando los inversores están nerviosos y caen más que el oro cuando pasan a ser optimistas.

Además de obtener un impulso de la mayor incertidumbre política, la plata también se beneficia de las expectativas de un fortalecimiento en la economía mundial.

La plata es usada en la manufactura, algo que la hace más sensible que el oro a las fluctuaciones económicas.

Entonces ¿querés invertir en oro? ¡Te contamos cómo hacerlo desde tu casa! Solo tenés que acceder al Informe Especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido