4 razones para invertir en acciones europeas en 2017

Los índices más representativos de Wall Street siguen en máximos históricos y más de uno piensa que ya es momento de resguardar nuestros ahorros en nuevos lugares. Te contamos dónde.

La fiesta que se celebra en Wall Street tendrá su punto y final. Así, sin más, lo advierten los analistas. Entonces ¿por qué no mirar hacia Europa? ¡Te daremos las razones para que sigas nuestro consejo!

Hay mucha preocupación en Wall Street. Sus índices continúan en máximos históricos, especialmente el Dow Jones que está por encima de las 20.000 unidades.

Además, cada vez son menos las tecnológicas del Nasdaq con proyecciones de crecimiento y más recientemente supimos que apenas 4% de los valores que cotizan en el S&P 500 tienen una recomendación de compra.

Un mercado que no resiste más

¿Por qué sucede esto?

Quizá sea debido a la Reserva Federal (Fed) que ha presionado al mercado con su advertencia de que subirá las tasas de interés al menos 3 veces a lo largo de 2017.

Sea cierto o no, el índice de volatilidad, mejor conocido como “el índice del miedo” o VIX, creció 20% en tan solo 2 días después de que Janet Yellen, presidenta de la Fed, dio su testimonio ante el Congreso.

También existe la posibilidad de que las acciones hayan acumulado un desmesurado crecimiento y necesiten un refrescamiento.

Cualquiera que sea el riesgo, es importante que los inversores tengan una visión de largo plazo y no se queden con el miedo del mercado.

¿Invertir en acciones europeas?

Y así es como llegamos a las acciones europeas, porque una cartera bien diversificada debería abarcar varias zonas geográficas.

Existen varias formas de invertir con seguridad en Europa y son accesibles a través de los mismos brókers que nos facilitan la inversión en los Estados Unidos.

Sí, no solo te hablamos de acciones, sino también de los conocidos Exchange Traded Fund (ETF, por sus siglas en inglés).

En primer lugar, tenés el Vanguard FTSE Europe ETF, que ofrece una forma de invertir en el viejo continente a un bajo costo.

Este fondo maneja acciones como Nestle SA, Royal Dutch Shell plc, Novartis AG, Roche Holding AG, HSBC Holdings plc, British American Tobacco plc, BP, Unilever, Total, Siemens.

ETFs para Europa

Por lo que podés ver, este ETF también está bastante diversificado en distintos sectores.

Para aquellos que quieren centrarse en mayor seguridad tenés el iShares MSCI Germany ETF, que busca replicar los resultados de inversión de un índice compuesto por valores de renta variable.

Este ETF tiene exposición a grandes y medianas empresas de Alemania y se compone del 85% del mercado de acciones de ese país.

Si lo que querés es seleccionar acciones por tu cuenta, tenés algunas de las más grandes empresas como Novartis, que también se encuentra en la Bolsa de Nueva York.

Pero cualquiera que sea tu estrategia, existen al menos 4 razones para considerar invertir en acciones europeas.

  • Las acciones europeas se comportan mejor

Desde el 1 de diciembre de 2016, el iShares MSCI Germany ETF ha crecido aproximadamente 12% frente al 7% del S&P 500.

Este crecimiento es una señal clara de que el líder económico europeo da una buena oportunidad a los inversores.

También tenés otros grandes como el iShares MSCI Italy o el iShares MSCI Spain, cuyo crecimiento se acerca al 9%, también por encima del S&P 500.

Claro, los resultados anteriores no son garantía de que se repliquen a futuro, pero si hay una corrección de mercado en los Estados Unidos, vas a querer que tus ahorros estén donde aún rindan.

banner
  • Crecimiento en las ventas

Analistas de JP Morgan han señalado que el Stoxx Europe 600, el índice que agrupa las acciones europeas más grandes, tiene notas positivas para casi todos los sectores debido a que sus ingresos van en alza.

61% de las empresas superaron las estimaciones de crecimiento en cuanto a las ventas. Mientras tanto, la tasa de crecimiento de las ganancias en el S&P 500 es de 4,6%, según el último informe de FactSet Insight.

  • Mejor valoración

Recientemente, el S&P 500 alcanzó su mayor relación desde el año 2004, pero ¿qué hay del resto del mundo?

Muchas de las acciones europeas no dieron más después del Brexit y para junio de 2016, la diferencia entre valoraciones del S&P 500 y el índice Stoxx 600 estaba en el nivel más alto desde la crisis de la deuda europea en 2011.

Cualquiera variable que miremos nos dirá que las acciones europeas se negocian en valores mucho más asequibles que las reservas en el mundo desarrollado.

  • Rebote del Brexit

Quizá ya lo sepas, pero la sombra del populismo se cierne también sobre Francia, que tiene las posibilidades de convertirse en el próximo Brexit y dividir aún más a la zona euro.

Claro, para el mercado de valores esto no es necesariamente malo. Desde el Brexit, la bolsa inglesa subió 17% y el DAX alemán hasta 19%, en comparación con el 13% del norteamericano.

¿Querés una lista de las acciones europeas a las que tenés que apostar para ganar? La hemos hecho en el Informe Especial que a continuación te presentamos de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido