4 razones para invertir en acciones de biotecnología

Este sector estuvo muy deprimido el año pasado pero su suerte está por cambiar y vos no podés perder la oportunidad de ganar con su recuperación. Conocé a continuación el porqué.

Las acciones de biotecnología han sido muy similares a una montaña rusa desde 2015 y dependiendo de dónde se posicionan los inversores dentro del sector, éstas pueden ser un increíble acierto hoy.

Parece difícil de creer. Sobre todo para aquellos que han vivido de cerca la crisis de la industria en términos bursátiles.

No obstante, te aseguramos que existe potencial en estos papeles y vamos a presentarte 4 argumentos que así lo demuestran.

Antes de listarlos, hagamos un pequeño resumen del comportamiento de estos activos.

El ir y venir de las acciones de biotecnología

Desde comienzos de 2013 hasta mediados de 2015, las acciones de biotecnología experimentaron un increíble alza.

Mientras el índice S&P 500 ganaba 50%, los ETFs más importantes de biotecnología,  como el iShares Nasdaq Biotechnology Index ETF (IBB) y el SPDR S&P Biotech ETF (XBI), fácilmente triplicaron esta suba.

Si fuiste lo suficientemente audaz como para invertir en acciones particulares del rubro, entonces te fue incluso mejor.

Como ya sabemos, esto cambió drásticamente luego de julio de 2015, momento para el que los instrumentos mencionados comenzaron a caer y para febrero de 2016, las pérdidas se ubicaban en 40%.

Y aún hoy, luego de modestas recuperaciones,  los activos del sector se encuentran 30% por debajo de los máximos que alcanzaron en su época dorada, hace casi dos años.

Hace poco te explicamos el motivo por el que la industria farmacéutica peligraba con el triunfo de Donald Trump, a pesar de que todos pensaban los contrario. Sin embargo, existen 5 motivos que justifican las inversiones en el sector.

4 motivos para invertir en acciones de biotecnología

1. La retórica sobre las regulaciones a la industria no es de preocuparse

A pesar de las recientes amenazas de Trump hacia las empresas del segmento, si algo se debe aprender de la historia es que la retórica política no siempre se corresponde con la realidad económica.

En la plaza financiera, se están corriendo rumores acerca de reuniones con autoridades gubernamentales en las que se habla de suavizar las regulaciones y agilizar los procesos de aprobaciones.

Aún cuando no hay certeza de cuál será el escenario real, el nuevo Gobierno se mueve en dirección a políticas de menores impuestos y menos regulaciones y esto podría ser muy positivo para los papeles de biotecnología.

2. Algunas acciones del sector cuentan con potencial de crecer

Mientras que algunos activos están sufriendo fuertes presiones, muchas acciones de biotecnología tienen historiales de crecimiento que son muy superiores a los de papeles de otros sectores en Wall Street.

La empresa Tome Celgene Corp. (CELG), que acaba de ver un fuerte crecimiento en las ventas del cuarto trimestre entorno a 16%, gracias al éxito de su tratamiento Revlimid para el cáncer, no muestra señales de comenzar a desacelerar su buen desempeño en el futuro cercano.

En promedio, las acciones biotecnológicas en crecimiento avanzan 36% según las estadísticas y aún cuando el futuro no necesariamente debe parecerse al pasado, se trata de alternativas con respaldo en el marco de un mercado cargado de volatilidad.

banner

3. Las acciones de biotecnología están cotizando a buenos precios

También es importante recordar que debido a la opinión negativa de Wall Street sobre las biotecnológicas, estas acciones se encuentran muy subvaluadas comparativamente con los valores que se manejaban antes del declive.  

Esto quiere decir que las malas noticias en torno al sector, ya han sido descontadas por el mercado y los papeles están listos para repuntar.

4. Estas acciones son a prueba de recesiones

A pesar de que estas empresas se enfrentan a desafíos específicos entorno a la aprobación de sus medicamentos y patentes, la buena noticia es que idean un tratamiento exitoso, es muy difícil que la compañía en cuestión se venga abajo.

Muchas biotecnologías están enfocadas en medicamentos  llamados “huérfanos”, por pertenecer a segmentos en que los pacientes no tienen otras opciones, como BioMarin Pharmaceutical Inc. (BMRN),  que se ha centrado en trastornos genéticos raros.

Esto les otorga un monopolio virtual cuando los tratamientos resultan exitosos.

Además, estos medicamentos representan necesidades prioritarias que no dejan de atender aún en tiempos difíciles, por lo que los pacientes que los requieran harán todo lo que puedan para pagar tratamientos que mejoren su calidad de vida, y eso significa ingresos a prueba de recesión para la biotecnología, en un momento en que muchas industrias se enfrentan a la incertidumbre.

¿Cómo invertir en acciones de biotecnología?

Los analistas se muestran renuentes a escoger acciones individuales de empresas dentro del sector, debido a que existe un sinf de factores de riesgo desconocidos que podrían cambiar dramáticamente el rumbo de estas acciones.

Es por ese motivo, que la recomendación gira en torno a optar por instrumentos como los ETFs, en especial el SPDR S&P Biotech ETF.

Fuente: Yahoo Finance

Los especialistas se inclinan por este ETF por encima del iShares Nasdaq Biotechnology ETF, porque su conformación es mucho más diversa.

En Wall Street existe otro segmento accionario que según los expertos podría arrojar ganancias superiores al 20% en el corto plazo.

¿Querés saber de qué papeles hablamos?

Ingresá al siguiente Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido