Una recomendación de Buffett que nos lleva a viajar lejos

2017 podría ser el año para las acciones de aerolíneas de acuerdo con Warren Buffett, que tras años de rechazo a este sector, se ha sumado a la inversión por el potencial que puede alcanzar.

La industria de las aerolíneas es “una trampa mortal”. Eso solía decir el Oráculo de Omaha, Warren Buffett en el año 2013, pero desde entonces ha cambiado de opinión y hoy te traemos una noticia que te va a parecer interesante si querés emular la cartera de uno de los hombres más ricos del planeta.

Resulta que a mediados de noviembre, Buffett dio a conocer su decisión de apostar en 4 compañías aéreas que pueden empezar a despegar durante el año corriente.

¿Cuáles son esas acciones aéreas que podrían despegar?

Recientemente las tenencias de Berkshire Hathaway, la empresa propiedad de Buffett, hizo pública su cartera y es así como encontramos a Delta (DAL), American Airlines (AAL), Southwest (LUV) y United Airlines (UAL).

Desde que se conoció el contenido de la cartera, DAL creció 6% en la Bolsa, AAL tuvo un aumento de 7%, mientras que LUV subió 13% y UAL se disparó 14%.

Lo cierto es que, a menudo, una vez que Berkshire Hathaway hace una nueva apuesta, las acciones empiezan a dispararse.

Sucede que Buffett es muy conocido -y no solo en Wall Street- como un inversor que apuesta por el valor, dado que se esfuerza en buscar las gangas del mercado y tiene una visualización donde más nadie llega.

Invertir en acciones tecnológicas

¿Querés un ejemplo?

Apenas ahora es cuándo ha comenzado a sumergirse, con pasos lentos pero seguros, en el mundo de las acciones tecnológicas.

¿Por qué no dio el paso antes?

Pasa que Buffett solo confía en industrias cuyo funcionamiento conoce perfectamente. Además, solía creer que las empresas de este ramo crecían en forma explosiva pero, de igual forma, luego descendía en igual magnitud.

Te preguntarás ¿por qué cambió de parecer?

Bueno, sus apuestas dentro de las acciones tecnológicas obedecen a un cambio en la industria. Buffett considera que ahora ha madurado: tienen un crecimiento más lento, son empresas gigantescas y podés encontrarlas a precios relativamente baratos.

Sus apuestas, como podrás adivinar, son gigantes como Apple (AAPL), IBM y Verizon (VZ)…

¿Invertimos en acciones de aerolíneas?

Pero ¿son las acciones de las aerolíneas un acierto? Es decir, ¿Buffett es fiel a sus principios de inversión al apostar en estos papeles?

Hay razones para el optimismo…

Para empezar, no podés ignorar el efecto que tenga Donald Trump, próximo a asumir como presidente de los Estados Unidos, al empezar a discutir acerca del mundo bursátil.

Todo el mercado ha estado sumido en la incertidumbre desde que Donald Trump ganó las elecciones presidenciales, pero en vez de detenerse, Buffett se puso a pensar en sus próximos movimientos.

Y ¿por qué las acciones de aerolíneas?

Esta apuesta podría ser vista como una señal de confianza en la economía de los Estados Unidos después de la elección presidencial.

También es digno mencionar que las acciones de las aerolíneas tomaron un respiro durante el año 2016 después de un par volando alto, golpeadas por los temores al terrorismo, problemas técnicos que condujeron a importantes cancelaciones, el aumento de precios del combustible y una nueva ronda de guerra de tarifas provocadas por empresas como Spirit (SAVE) y JetBlue (JBLU).

Pero las aerolíneas podrían recibir un impulso para volver a la pista de a poco…

Por ejemplo, Delta Airlines reportó que sus ingresos por unidad de pasajeros -una medida clave de salud financiera para las aerolíneas- era bastante buena para diciembre.

El dato fue mucho mejor de lo previsto inicialmente, una señal de que la reciente ola de precios de las entradas más bajas podría llegar a su fin.

Evidentemente no es una gran noticia para los viajeros, pero es exactamente lo que un inversor como Warren Buffett quiere ver para apostar en un sector.

¿Por qué apostar por acciones de aerolíneas?

Existen 3 puntos de interés que refuerzan las perspectivas positivas:

  1. Los inversores se concentran en los ingresos por cada asiento disponible, una variable que ha comenzado a dispararse.

En el año 2016, la baja generalizada en los precios del combustible aéreo llevó a un recorte en las tarifas.

Ahora que se espera que suban en 2017, es probable que la métrica en cuestión avance y por ende, esto se reflejará en la cotización de las acciones.

  1. Existe un cambio de percepción respecto a las inversiones en la industria de las aerolíneas.

Warren Buffett es el ejemplo perfecto. Pasó 25 años de su trayectoria evitando posicionarse en papeles del rubro, volviendo a fijar apuestas en noviembre pasado.

  1. El tercer factor generador de confianza tiene que ver con que los 4 principales operadores del sector se han comprometido a llevar a cabo un aumento limitado de su capacidad.

Según expertos, el crecimiento promedio de la capacidad estimada para este año es de 3,25%, de forma que queda clara la tendencia.

Claro, no todos ven perspectivas positivas para el rubro. Algunos se enfocan en los posibles aumentos de costos como un factor que podría reducir la rentabilidad de la industria.

Además, conviene que analices las diferentes opciones dentro del sector y te vayas por las más seguras.

En nuestro Informe Especial, que podés revisar de forma totalmente gratuita, podés encontrar 2 acciones de aerolíneas un tanto más lujosa que pueden ofrecerte grandes noticias durante este año.

Comentarios

Compartido