¿Te conviene invertir en Wall Street hoy?

Los principales índices de la plaza neoyorquina se encuentran rompiendo récords y muchos se preguntan si este rally que se ha mantenido por años es saludable. Conocé la respuesta a continuación.

Han pasado 10 años desde que ocurrió la famosa crisis subprime que azotó a Wall Street.

Desde que culminó, los activos no han parado de subir y acumulan hoy un rally de 8 años, en el marco del cual todos los índices están rompiendo sus máximos históricos.

En el mercado, algunos analistas cuestionan si esta tendencia alcista que vive la bolsa de Nueva York actualmente es sostenible. Por otro lado, se plantean dudas sobre si se logró la solidez necesaria para afrontar una suba de tasas o fuertes correcciones.

Para vos es importante tener una idea sobre este tema, con el objeto de que no inviertas en un contexto que pueda darte problemas.

A continuación te contamos cómo está la salud de Wall Street para que desarrolles una estrategia de inversiones que te permita cubrirte ante cualquier imprevisto.

Para complementar esta estrategia, podemos enseñarte como invierten los que más saben de finanzas. Informe Especial para obtener más información.

La última década de Wall Street

Es importante recordar que el mandato de Barack Obama comenzó en 2009, justo después de la crisis financiera sub-prime, que tuvo lugar entre 2007 y 2008, por lo que se encontró con un mercado bursátil bastante golpeado.

Tras el quiebre, la mayoría de los índices accionarios en Wall Street terminaron con pérdidas de más de 50%.

Para que tengás una idea:

En octubre de 2007, el Dow Jones se situaba en 14.200 puntos y en marzo de 2009, se encontraba en 6.500. Se trató de un desplome del 54%.

Impresionante ¿no es cierto?

Las acciones del sector financieros fueron las más afectadas, al retroceder 84% durante ese período.

Para el cierre del primer trimestre de 2009 y con Obama en el poder, el mercado accionario encontró su piso y después de ese momento sólo vinieron buenas noticias para Wall Street, que a la fecha acumula 8 años en tendencia alcista.

Las ganancias se ubican en 205% en promedio. Veamos esto en detalle.

– El sector financiero recuperó el 60% de las pérdidas evidenciadas entre  2007 y 2008, al tiempo que logró un avance del 382% en toda la era Obama.

– Las acciones tecnológicas perdieron entre 2007 y 2008 un 55%, pero al iniciarse el bull market escalaron  395% a la fecha. En los primeros cuatro años de  la gestión de Obama, las acciones tecnológicas ganaron un 170% mientras que los segundos cuatro años, la ganancia fue del 84%.

– Durante el primer mandato del demócrata, el Dow Jones recuperó el 97% de las pérdidas registradas en 2007 y 2008, mostrando una suba de 112%, pasando de 6.500 puntos a 13.770 puntos. En la gestión siguiente, el índice avanzó un 50% adicional.

Si querés saber cómo le fue a activos como el oro o el dólar en la era Obama, hacé click aquí.

Hace dos meses, el Dow Jones tocaba por primera vez los 19.000 puntos. Esta semana el índice de industriales pasó los 20.000.

Wall Street ya venía con una tendencia ascendente en la era Obama, pero la victoria de Trump pareció despertar aún más al mercado, entusiasmado por la nueva etapa de expansión fiscal y desregulación que vendría con el cambio de presidencia.

¿Qué puede suceder en Wall Street en los próximos meses?

Varios analistas financieros hicieron referencia a la evolución del P/E ratio del índice S&P (Price/ Earnings o Precio sobre Ganancias).

En este sentido, explicaron que el P/E se encuentra en máximos respecto a su promedio histórico y está acercándose a niveles pre-crisis. Se trata de una señal para ser cauteloso a la hora de invertir.

Además, hay que considerar que si esta métrica se aleja considerablemente del promedio, sería una indicio de que algún sector se está sobre valorizando. Para los especialistas, tarde o temprano el mercado tendrá que corregir.

Los expertos también consideran que si bien el mercado respondió con optimismo a la victoria de Trump y sus medidas económicas proteccionistas, se trata de medidas cortoplacistas. En el largo plazo, le harán un gran daño a la economía, y el mercado tendrá que ajustar.

Una cuestión que tiene resolver los Estados Unidos es cómo salir de la era del Quantitative Easing, esto es, la política de tasas bajas que viene aplicando la Reserva Federal (Fed) desde 2009 y esto dependerá de lo que haga Trump.

Si su plan económico se lleva adelante, un mayor gasto público en infraestructura, junto con una política proteccionista aceleraría el crecimiento y la inflación. Además, una desregulación en el sistema financiero contribuiría también al recalentamiento de la economía.

Este escenario llevaría a la Fed a una suba de tasas.

Es importante destacar que la reforma financiera post crisis, conocida como Dodd-Frank, buscó reducir los incentivos y las oportunidades de toma de riesgo excesivo por parte de los grandes bancos, para que después no requieran un salvataje por parte del Gobierno.

Esto en parte se logró. Los bancos están más capitalizados, se alejaron de negocios demasiado riesgosos y, además, hay un cambio cultural hacia una banca que toma menos riesgo.

Igualmente, este cambio cultural hacia una posición más conservadora puede ser precario y podría revertirse rápidamente si las políticas de Trump convencen al mercado.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el sistema financiero y crediticio es una de las principales palancas de la economía. En este sentido, un sistema bancario más conservador probablemente resulte en una menor innovación financiera, y eso impactaría negativamente en el crecimiento del país.

Si querés diseñar una estrategia financiera que te permita ganar en Wall Street durante la era Trump, ingresá al siguiente Informe Especial, totalmente gratuito que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido