No te olvides de estos 5 datos clave de inversión para este año

Invertir sin estar debidamente informado puede ser perjudicial para tu cartera. Este año se esperan grandes eventos y continúan otros pendientes de 2016 como el Brexit. Te lo contamos todo.

Consejos de inversión por acá, recomendaciones bursátiles por allá y advertencias sobre una acción fallida por el otro lado. Es inicio de año, un sinónimo para establecer proyecciones y rearmar carteras, pero ya sabés ¿cuáles son esos 5 eventos que marcarán el ritmo del 2017?

Después de todo no podés salir a invertir sin informarte como deberías, porque de lo contrario perderías.

Por eso hoy te traemos los 5 aspectos que tenés que leer antes de acudir a la Bolsa.

  • La asunción de Donald Trump

Es el evento más próximo. Desde el punto de vista internacional, la incertidumbre se relaciona con la toma de posesión de Donald Trump y sus primeras medidas.

¿La fecha marcada en el calendario?

El 20 de enero, por supuesto…

Vamos a resaltar que luego de la victoria del magnate republicano en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, los principales índices de Wall Street registraron nuevos máximos.

En el caso del Dow Jones se registró una suba de 8% mientras que el S&P 500 y el Nasdaq avanzaron 5%.

Las expectativas están puestas ahora en que la combinación del estímulo fiscal y desregulación para algunos sectores -prometido por Trump- podría llevar a la economía norteamericana a alcanzar un mayor nivel de crecimiento, que permita a las compañías obtener ganancias adicionales.

Claro, tenés que saber que hay mucho en juego, dado que de acuerdo con distintos bancos internacionales, el potencial de avance del mercado va del 5% al 10% para 2017 si es que las medidas de Trump son exitosas.

Pero si no son buenas, el recorrido bajista podría superar el 20%…

banner
  1. La Reserva Federal

No son nuevas noticias. 2017 empieza de la misma forma en que inició el 2016: a la espera de nuevas subas por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed).

En 2016 se anticipaban 4 subas y al final solo se aplicó 1, en el tramo final del año. Ahora se han prometido 3. ¿Cumplirán?

Nos mantienen a la expectativa…

De fondo, tenemos a un Wall Street un tanto más volátil de lo que era un año atrás, siendo los mercados emergentes los más amenazados.

La inflación y el desempleo son las variables que más mueven a la Fed. La primera es la justificación natural de las bajas tasas de interés, pero ahora, incluso antes de que Trump asuma el cargo, la aceleración de precios ha comenzado a mostrar subas.

Si las medidas de Trump fueran aprobadas y el crecimiento económico se acelera, entonces la Fed deberá ser más agresiva para subir tasas durante 2017.

  1. Continuación del Brexit y elecciones europeas en 2017

El Brexit fue una sorpresa durante el año 2016. Ahora se quiere acelerar esa salida.

Así es como la libra terminó el año pasado con un retroceso de 17,5% frente al dólar estadounidense y hay mucha especulación sobre cómo terminará en 2017.

Los inversores se centran en la evolución del Reino Unido y la dirección de la política monetaria del banco inglés, que seguramente será el segundo banco central en aumentar tasas tras la Fed.

La política dentro de la UE también será clave en las decisiones de inversión en 2017, dado que Alemania y Francia, las 2 economías más grandes, tendrán elecciones próximamente.

Es muy probable que haya presión sobre el euro con chances de que la moneda regrese a niveles de paridad en los primeros meses de 2017.

  1. El precio del petróleo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) redujo su producción en 1,2 millones de barriles diarios a partir de enero.

Quienes no son parte del cartel petrolero decidieron recortar 558 mil barriles durante los próximos seis meses, con lo que se busca drenar el récord de inventarios mundiales de petróleo.

En este aspecto, recordemos la fortaleza del dólar que probablemente afecte a todas las materias primas, entre ellas al petróleo, que además será más caro en otras monedas.

A su vez, tenemos que tener presente lo endeble que es el acuerdo de la OPEP y su promesa de reducción de inventarios mientras la demanda depende del nivel de crecimiento que alcance el mundo en 2017.

Con este escenario, es probable ver una gran volatilidad de precios en los primeros meses.

  1. El resurgir de Argentina y Brasil

El año pasado fue malo para la Argentina, estamos de acuerdo en eso, pero se nos prometió hasta el cansancio que 2017 sería el año de la reactivación.

Tanto el Banco Central (BCRA) como las consultoras privadas concuerdan en este aspecto, así que no es necesario preocuparse tant.

La clave pasa por determinar si la economía local logra recuperarse en un nivel suficiente después de un 2016 complicado en materia de actividad y con un nivel de déficit fiscal elevado e inflación del 40%.

Podemos tomar una fotografía similar para Brasil, nuestro mayor socio comercial, que tuvo un desastroso año en materia económica, política y social.

Si se reactivan ambas economías, el mercado financiero podrá generar nuevas oportunidades de compra en el contexto accionario, al igual que con los bonos locales.

Si quedás con ganas de saber más detalles, solo tenés que acceder a nuestro Informe Especial  elaborado de forma totalmente gratuita para vos, en el que encontrarás 2 aspectos más a tener en cuenta y que además son buenas inversiones para 2017.

Deja tu respuesta