Lebacs 2017: ¿aún conservarán su atractivo?

Las Letras del Banco Central cambiará un tanto su funcionamiento durante este año. Te explicamos cuáles son los plazos que deberías ver para seguir ganando con este instrumento.

Las Lebacs fueron la inversión del 2016, siendo superada solo por la Bolsa de Buenos Aires que superó todos los récords convirtiéndose en la segunda mejor del mundo, pero ¿las Letras del Banco Central conservarán atractivo para el inversor durante este 2017?

Eso sí, recordá que desde esta semanas, las Lebacs no se usarán más para alcanzar las metas de inflación, dado que el Banco Central cambió a la tasa de pases.

Ahora las Lebacs no tendrán un doble propósito. Serán una inversión pura y dura cuyo rendimiento importará a miles de ahorristas que el año pasado emigraron desde los plazos fijos.

Las Lebacs 2017

¿Y eso cambia en algo el funcionamiento de las Lebacs?

La verdad es que sí, aunque sea un poco…

La Letra más corta se colocó a 42 días, en lugar de a 35, como sucedía antes, con una tasa de 24,75%, debido al alza en las expectativas de inflación que registra su Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).

La entidad conducida por Federico Sturzenegger licitó las Lebacs a plazos cambiados para reducir la masa monetaria en más de 16.000 millones de pesos a pesar de haber ejecutado un leve recorte en los rendimientos de los papeles.

De fondo, el cambio en el plazo obedece a que el BCRA utilizará el mes de enero para normalizar los vencimientos de modo tal de poder hacer una única colocación mensual.

Así es, a partir de febrero se licitarán las Lebacs el tercer martes de cada mes, a plazos mensuales…

La idea de Sturzenegger es reducir las más de 30 series de Lebacs que estaban en circulación a menos de un tercio de esa cantidad y, simultáneamente, evitar vencimientos poco convencionales (como 35, 63 o 91 días) para ir a plazos mensuales.

A partir de ahora, las tasa de las Lebacs se moverá de forma totalmente independiente a la de pases, que regulará la política monetaria, aunque siempre estará arbitrada por el Banco Central.

Lebacs 2017 y tasa de pases

Por ende, no es necesario que la tasa de Lebacs permanezca en el mismo nivel que la tasa de pases…

Lo más lógico es que la tasa de Lebacs sería mayor a la de pases porque una curva de tasas debería tener pendiente positiva, aunque en el corto plazo pudiéramos ver un efecto contrario.

Lo cierto es que la tendencia decreciente en el rendimiento de las Lebacs a corto plazo es evidente. Si este año nos dirigimos a una inflación entre 20% y 22%, veremos como esta inversión empieza a desinflarse.

Pero ¿seguirá siendo atractiva esta inversión?

Si querés mantener de forma simple tu cartera entonces lo será, especialmente si querés instrumentos líquidos y de corto plazo. Seguramente seguirá ganándole al plazo fijo o luchará de forma pareja contra el avance del dólar.

Claro, esto no es solo una opción para pequeños ahorristas. Los inversores especializados seguramente no descartarán a las Lebacs de sus carteras, debido a que la devaluación no está por encima de lo que rinde la Lebacs en pesos.

Pero tené en cuenta todas las variables…

El plazo ideal de las Lebacs

Si continúa el crecimiento del crédito que se vio durante los últimos meses del año 2016, es muy probable que los bancos comiencen a competir por captar depósitos y que esto genere un incremento en la tasa Badlar, lo cual haría más competitivo al plazo fijo.

Claro, tené en cuenta también que si querés mayores ganancias con inversiones dolarizadas en lugar de Lebacs hasta marzo, dado que con Donald Trump en la presidencia se desconoce cómo será la labor de la Reserva Federal.

Pero si siguen siendo atractivas, ¿cuál es el plazo ideal para invertir en las Lebacs?

En una oportunidad previa, Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global y editor de Mercado en 5 Minutos, sostenía que los plazos de 60 a 90 días tienen los mejores rendimientos.

La opción consiste en estirar los plazos haca el tramo medio para aprovechar la tranquilidad cambiaria que se espera para el período por el ingreso de dólares financieros vs la expectativa de inflación, para luego rotar hacia activos en dólares.

Luego otra opción recomendada es destinar una porción de nuestra cartera a bonos ajustados por CER para evitar riesgos…

¿Cómo armamos nuestra cartera?

La mitad de la cartera de un pequeño ahorrista debe ir hacia las Lebacs, luego otro 25% a bonos ajustables por CER y un cuarto más a bonos dolarizados.

Aunque el mundo está en un momento bastante volátil, también apostaría por el tramo medio del Bonar 2024 o 2026, que tienen una tasa de 5% en dólares y así, de paso, se aprovecha la muy posible suba de tasa de interés por parte de la FED.

Pero recordá que las Lebacs no son la única opción que tenemos para reemplazar al plazo fijo. Si querés conocer otras opciones solo tenés que revisar el Informe Especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuito y exclusivamente para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido