Las acciones de Disney harán maravillas con tu dinero

El día en que Walt Disney llevó sus dibujos de un pequeño ratón llamado Mickey Mouse al cine, la industria del entretenimiento cambió para siempre y el día en que vos inviertas en esta compañía, puede que tu billetera también cambie para siempre.

Aún casi 100 años después de su primera aparición, Mickey Mouse sigue siendo un ícono a nivel mundial, eso nadie lo puede negar.

La realidad es que Walt Disney Co. (DIS) ha sido una super productora de hits por casi un siglo. Y si bien el estudio de filmación de este gigante de 150 mil millones de dólares es un elemento clave para sus ingresos, Disney también recibe importantes ingresos a través de sus parques temáticos, merchandising y demás.

Todo eso la vuelve una atractiva opción a la hora de considerar si la agregamos a nuestra estrategia de inversión.

Aunque tal vez estás pensando lo siguiente: la acción de Disney no tuvo -en líneas generales- un buen 2016 y hasta septiembre cayó un 10,11%. Eso es verdad. Sin embargo, buenas nuevas sorprendieron a la compañía… la firma del ratoncito inició esta semana ganando en Bolsa, y marcando 10 jornadas consecutivas por encima de 100 dólares por acción.

banner

¿A qué se debió su repunte?

Esta sorpresiva noticia se debió al el éxito en taquilla de la última entrega de Star Wars y también a que Bank of America Merrill Lynch (BofAML) agregó a Disney en su lista de las mejores acciones para invertir.

Y si bien no experimentó un gran año, para diciembre, las acciones de Disney subido 6.23 por ciento.

¿Te parece interesante? Bueno, aquí te contamos las cinco razones principales por las que Disney es una jugada excelente ahora.

Ser accionista de una empresa como Disney es una buena idea por muchas razones: es una firma muy diversificada, con múltiples fuentes de ingresos; es financieramente sólida y siempre encuentra múltiples vías para recompensar a sus inversores (por ejemplo, aumentando sus dividendos).

En los últimos diez años, sus ingresos han crecido alrededor de 4,93%, según informa Catalyst Investments, y su beneficio neto en los últimos cinco años ha crecido un promedio de 7,34%. La relación entre endeudamiento y fondos propios nunca ha sido superior a 0,5 en los últimos diez años y actualmente se encuentra en un saludable 0,28, lo que significa que la expansión de la empresa se está haciendo de una manera controlada para que no ocurra que una gran cantidad de deuda se utilice para financiar dichas mejoras al parque.

Hay razones para estar ilusionados por el futuro de esta compañía, ya que Disney tiene un montón de películas y espectáculos de gran éxito. Hay que tener en cuenta que la adquisición de Marvel trajo consigo más de 5.000 personajes para su uso exclusivo.

Siempre habrá competencia de la talla de Warner, o incluso Fox, pero no hay razones para creer que Disney no va a mantener su éxito.

Rogue One, la octava película de Star Wars, se estrenó con un récord de 155 millones de dólares y tuvo el segundo mejor estreno en el mes de diciembre, sólo detrás de Star Wars: The Force Awakens, que debutó con alrededor de 247 millones de dólares, de acuerdo con Box Office Mojo, sitio especializado en ingresos en taquilla.

Mejorará rendimiento

BofAML espera un mejor rendimiento de las acciones de Disney para el 2017 y el 2018, impulsado por lanzamientos de películas, parques y complejos turísticos y por mayor exposición a los lanzamientos de nuevos servicios de programación y nuevas plataformas de directo al consumidor.

La inauguración de Avatar Land en Disney World, el crecimiento de Disney Shanghai, la celebración del 25 aniversario de Disneyland Paris y la apertura de Iron Man Experience en Disneyland Hong Kong impulsarán a la emisora.

Disney está integrado por marcas como Pixar, LucasFilm, Marvel, ESPN, ABC, A&E, Lifetime y History Channel, entre otras. (Con información de The Street)

Próximamente un servicio de streaming

Ya es impresionante el repertorio de Disney. Pero la compañía no descansa en los laureles y sigue buscando crecer y seguirle el ritmo a la tecnología.

¿Su próxima meta? Convertirse en un servicio de streaming.

La apuesta de 1 mil millones de dólares de la compañía en BAMTech (derivada de MLB Advanced Media) es una parte clave de sus planes para no quedar atrás con este nuevo fenómeno.

Salvo que vivas completamente aislado del mundo y las noticias, ya sabes que las subscripciones digitales basadas en servicios de streaming como el famoso Netflix y Amazon.com son una amenaza creciente para las compañías de cable.

Disney pretende emerger como una entidad digital fuerte en el futuro cercano gracias a su estrategia colaborativa. Disney ya tiene toneladas de contenido listas para ser monetizadas a través de plataformas digitales. Además, los servicios de streaming por subscripciones con la marca de ESPN también pueden ayudar a ampliar la red de Disney.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido