Invertí en oro y petróleo al mismo tiempo con este instrumento

El activo al que nos referimos ganó 19% en 2016 y te permite apostar por cualquier commodity. Conocé los detalles a continuación.

Los commodities como el oro y petróleo, son tradicionalmente las opciones favoritas de los inversores para apostar por este segmento.

Sin embargo, ante la volatilidad que los azota desde que Trump resultó electo presidente de los Estados Unidos, muchos temen posicionarse en ellos y se preguntan qué esperar de estas materias en 2017.

En vista de que ya pasó el shock inicial de las elecciones en el país norteamericano, vamos a presentarte una alternativa financiera que te permitirá posicionarte en ambas materias primas y en muchas otras más, al mismo tiempo.

A continuación te contamos de qué se trata…

Un instrumento para invertir en oro y petróleo al mismo tiempo

El índice de materias primas PowerShares DB Commodity Index Tracking Fund-DBC está cerrando su mejor año desde 2007, finalizando este 2016 con un avance de 19%.

Gran parte de esa recuperación se debe a la suba evidenciada en el precio del petróleo, que finaliza el año con una ganancia de 43%.

Justamente, el crudo también registra su mejor año desde 2007, pasando de los 37,60 dólares en los que comenzó el enero a los 53,75 dólares actuales.

El avance es todavía mayor si se lo compara con los precios mínimos de 26 dólares que alcanzó el commodity en febrero y que implicaría una recuperación de 106% hasta los valores que presenta hoy.

Otro de los componentes que forman parte del índice de materias primas es la nafta, que también finaliza 2016 en positivo, con un salto de 34%, ganancia que sólo fue superada en el año 2009, mientras que el gas natural terminará el año con un avance de 56%.

La fortaleza tanto en el petróleo, así como en el resto de las materias primas de energía, le permitió al sector ganar un 24% a lo largo de 2016, aunque dicho ascenso se amplía a 51% si se toman como punto de partida los mínimos alcanzados a mediados del mes de enero pasado.

El oro, por su parte, cierra 2016 con un avance de 8,5%, aunque si se lo compara con los máximos del año, el metal precioso se ubica un 16% debajo de los 1.375 dólares de cotización registrados en julio pasado.

El precio del oro cierra el ejercicio con alzas de algo más de un 9% desde enero y pone fin con ello a una racha de cuatro años de caídas consecutivas.

La revalorización ubica el precio en unos 1.150 dólares por onza, muy lejos de aquellos 1.900 que alcanzaba en septiembre de 2011.

El sector agrícola también finaliza con un sabor agridulce, cerrando el año con 16% de suba al finalizar en 1.012 centavos por bushel, aunque se ubica un 16% debajo de los máximos del año.

El índice de mercado agrícola finaliza en mínimos del año en 19,95 dólares.

Un dato que contrasta con la actualidad de las materias primas es el hecho de que el dólar finaliza en máximos de 14 años y pese al proceso de apreciación de billete verde, los commodities han hecho caso omiso de tal fortaleza y en términos generales, cierran con un saldo positivo, perdiendo de esta manera correlación con el dólar.

En este sentido, las puertas quedan abiertas a nuevas especulaciones con respecto a que esta correlación continúe reduciéndose más aún, en un escenario de suba de tasas de interés y de apreciación del dólar a nivel mundial.

Con este ETF que te mencionamos, podés apostr por diferentes commodities y aún así estar cubierto si a alguno en particular le va mal.

Después de un buen 2016, ¿qué puede garantizar que el instrumento tendrá otro buen año?

¿Por qué invertir en este instrumento en 2017?

Recordá que como en este Fondo se replica el comportamiento de diferentes materias primas, es suficiente con que una de ellas tenga un muy buen desempeño y el resto se mantenga cierta estabilidad, para que el índice suuba y pueda darte ganancias.

De acuerdo con el medio financiero internacional Bloomberg, los expertos consideran que el año que viene podría ser muy positivo para el oro.

La razón es sencilla, los próximos doce meses van a seguir marcados por la incertidumbre que este año también seguirá anclada a la política.  La media de estos analistas pronostican que la revalorización será de un 12% y la onza podría cerrar el ejercicio en 1.300 dólares.

Si en los próximos meses se produjeran acontecimientos políticos inesperados, como una victoria de partidos populistas en Europa, una guerra comercial entre China y Estados Unidos, por ejemplo, la suba podría ser mayor.

En vista de que las perspectivas son bastante prometedoras, no podés perderte la oportunidad de invertir en este instrumento.

En el mercado de renta variable, existe un sector que ofrecerá opciones con mucho potencial en 2017. ¿Querés revisar algunas de estas alternativas también? Te las dejamos en este Informe Especial  elaborado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido