Decime a cuál red social apostás y te diré qué tan buena es tu inversión

Facebook y Twitter compiten nuevamente en la Bolsa. Una es exitosa en el mundo bursátil y la otra roza en el fracaso. ¿Será 2017 el año en que todo cambie?

Todos nosotros tenemos una red social favorita, esa que revisamos con mayor frecuencia y que ponemos por encima de las demás, pero tené cuidado, porque podría no ser nuestra mejor compañera en el mundo bursátil.

Facebook y Twitter son, probablemente, los mejores ejemplos. Una ha sabido cosechar un triunfo tras otro y se ha posicionado como una de las más saludables apuestas en Wall Street, mientras la otra no para de rodar escaleras abajo.

La diferencia entre Facebook y Twitter

En nuestro círculo más íntimo, Facebook podría parecernos una red social aburrida con el pasar del tiempo, mientras consideramos a Twitter como una idea brillante, capaz de autorrenovarse con vertiginosidad.

A nivel de calle, quizá Facebook y Twitter sean las 2 redes sociales más conocidas en todo el mundo, pero cuando hablamos estrictamente de negocios y su evolución bursátil no hay comparación posible.

Pero ¿a qué obedecen tales extremos?

Es tan simple como que una supo conectar a su público con una idea de negocios, mientras la otra continúa en la búsqueda del mejor escenario para generar ingresos.

De hecho, cuando una tecnológica va camino a estrenarse en Wall Street, su meta es convertirse en la próxima Facebook. Ninguna quiere seguir el camino de Twitter. ¿Cómo se guían? Básicamente buscan evitar Informe Especial. ¿Querés saber cuáles son?

La competencia en las redes sociales

¿Cambiará esto en el futuro? Vamos a verlo hoy…

El próximo 1 de Febrero Facebook va a publicar sus resultados anuales. Cuando lo haga estará muy cerca de sus máximos históricos en la Bolsa.

Mientras tanto, Twitter sigue arrastrándose a la búsqueda de una salida que lo libere y logre impulsar un negocio que no termina de dar la talla.

Lo que sucede es que Facebook ha sabido enganchar a sus más de 1.000 millones de usuarios únicos. Lo ha hecho y, simultáneamente, ha sido capaz de ganar dinero con esta base de clientes.

Junto a Google, la red social de Mark Zuckerberg ha conseguido monetizar el mundo online y convertirlo en una máquina de hacer dinero.

¿Qué pasa con Twitter?

Todo lo contrario ocurre con Twitter. Su éxito como plataforma para compartir noticias y foro de todo aquel que quiera decir algo, poco tiene que ver con su capacidad de ganar dinero.

En realidad, dicha capacidad es prácticamente nula y esto cada día gusta menos a los inversores que le dieron un apoyo inicial, pero que ha ido difuminándose.

Esta red social es muy buena pero únicamente para un nicho de mercado. Este es un gran condicionamiento que tiene la compañía en su estrategia para monetizar su servicio.

Claro, el gran desafío a futuro es cómo esta red social puede volverse “masiva y popular” para poder ganar dinero para sus accionistas…

De momento, mientras Facebook juega a rozar sus máximos históricos, Twitter lo hace muy cerca de sus mínimos.

Lo peor es que lleva encerrado muchos meses en esos niveles. Son muchos los que creen que la única salida posible para Twitter es provocar una venta, pero al parecer tampoco hay compradores para la red social.

¿Cómo le fue a estas inversiones en 2016?

Durante el último año, Facebook ha crecido algo más de 35% en la Bolsa, mientras que Twitter ha perdido alrededor de 1%.

Pero vamos a verlo en un período un tanto más amplio…

Si calculamos desde el día en que Twitter comenzó a cotizar en la Bolsa, el 7 de noviembre de 2003, Facebook ha crecido casi 180%, mientras que los inversores que entraron a la salida a Bolsa de su rival ha perdido más de 60% de su valor.

Las perspectivas tampoco son demasiado halagüeñas hacia Twitter. Apenas 1 de cada 10 analistas que sigue a la red social del pajarito recomienda comprar sus acciones, 69% cree que es bueno mantener y el 21% restante opta por las ventas con un precio objetivo inferior a la cotización actual.

¿El retorno de Twitter?

Algunos creen que esto podría cambiar con Donald Trump en el poder…

La incertidumbre y riesgo político que hicieron temblar los mercados en 2016 ahora tiene un nuevo compañero de viaje: los mensajes que publica Donald Trump en la red social Twitter.

El mandatario aprovecha sus 140 caracteres para advertir a determinadas empresas o sectores de sus planes: Fiat Chrysler, Toyota o Boeing han sido sus primeras víctimas.

Evidentemente si ahora Twitter es un medio imprescindible a la hora de analizar nuestras inversiones, esto dará más relevancia a la red social.

El problema sigue siendo su monetización que sigue sin encontrar una salida para tener ingresos de forma saludable.

Entonces la gran pregunta es ¿cómo invierten los expertos? A Facebook le va tremendamente bien, pero por ende, sus acciones son caras. En cambio, Twitter ha tenido un desempeño terrorífico. Sin embargo, sus papeles son muy baratos. Te damos Informe Especial.

Los retos de Facebook

En cambio, Facebook tiene una mejor recomendación: 91% de los analistas apuestan por comprar las acciones de la empresa con un precio objetivo de 143 dólares en mente, lo que implica un potencial de 8% desde sus niveles actuales.

Claro que Facebook tiene grandes retos por delante si quiere continuar su camino ascendente:

  • Alcance orgánico

2016 fue el año en que murió el alcance orgánico, es decir, la cantidad de interacción que podía lograr una página de forma natural es cada vez menor

  • Inversión en pauta publicitaria

Si no hay alcances, entonces tenés que invertir en pauta publicitaria. Es muy fácil caer en el limbo de la inactividad en Facebook. Basta con que una publicación no tenga éxito para que la interacción caiga.

Por eso seguramente veamos mayor inversión en pauta publicitaria…

  • Confiabilidad de las fuentes

Es uno de los principales problemas que ha encontrado Facebook, esa disyuntiva entre contenido atractivo y veraz, que no siempre coinciden.

Cuando un usuario encuentra una noticia de un portal de dudosa procedente y la comparte, entonces garantiza el alcance y vida de esa publicación.

Esto ha llevado a que la red social se plantee si todos los contenidos deben fluir de forma libre o someterse a algún filtro o censura. Veremos.

De momento, lo que te podemos contar es cuáles son las inversiones más apalancadas gracias a Donald Trump. ¡Aún estás a tiempo! Lee nuestro Informe Especial que es totalmente gratuito para informarte.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido