Conocé todo sobre la amenaza que acecha a los bonos locales

El comportamiento de la variable sobre la que te hablaremos a continuación es determinante para tus inversiones en renta fija argentina. Te explicamos todo lo que tenés que saber.

Los bonos locales se encuentran en el top 3 de activos argentinos recomendados por los analistas.

Rinden bien y en medio de la fiesta de emisiones de deuda que está llevando a cabo el Gobierno y las empresas argentinas, tenés una amplia variedad de opciones para escoger.

La renta variable también presenta alternativas variadas como podés ver haciendo Informe Especial.

No obstante, existe una amenaza que podría perjudicar la performance de estos papeles y que está ganando fuerza con el paso de los días.

¿Sabés de qué se trata?

Te lo contamos todo a continuación.

El verdugo de los bonos locales

El mercado financiero local, depende de la dinámica económica tanto interna como externa. En esa línea, la tasa de interés de los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 10 años, es una referencia clave para el comportamiento de la deuda emergente, incluyendo a la Argentina.

Dicho esto, queda claro que los bonos locales están sujetos a las oscilaciones de los tipos de interés de estos activos refugio.

Ahora bien, ¿cómo se calcula la tasa de estos instrumentos?

La rentabilidad de los bonos del Tesoro a 10 años tiende a ser aproximadamente la suma de la previsión del crecimiento del PBI más la previsión de la inflación.

Este título se considera el “activo de riesgo cero”, es decir, la inversión menos arriesgada que existe en un país.

Por otra parte, comprar un bono del Tesoro es hacerle un préstamo al Estado, que se compromete a devolver el dinero más unos intereses.

La cuestión es cuánto cobrarle al Estado por prestarle nuestro dinero. Como mínimo tendrá que darnos la inflación, ya que si no estamos perdiendo poder adquisitivo.

Si te interesa conocer datos similares a cómo operan los títulos del Tesoro de un país, podés acceder a la guía sobre cómo invierten los expertos que tenemos para vos, Informe Especial.

¿Qué está sucediendo con los bonos del Tesoro estadounidense hoy?

Tal como muchos previeron, con la llegada de Trump a la Casa Blanca se aceleró la suba de la tasa del bono a 10 años de los Estados Unidos.

El precio de estos títulos cayó en los últimos días, ante la euforia de las bolsas globales, por lo que su tasa volvió a escalar hasta superar el 2,50%. Lo que equivale a 5,2 puntos básicos.

Estos activos reaccionan así por las expectativas de que el presidente estadounidense impulse la actividad económica interna y la inflación de su país.

Fue la mayor suba en seis semanas para la tasa que es referencia para los costos de endeudamiento de todo el mundo.

Antes de la sorpresiva victoria de Trump en las elecciones presidenciales de noviembre pasado, la tasa del bono a 10 años estaba en 1,77%.

Estimaciones de operadores locales señalan que, si por ejemplo la tasa a 10 años alcanza el 3%, los bonos locales deberían mostrar un rally pronunciado en sus tasas, lo que implica un caída en sus precios.

Los bonos más largos serían los más castigados y por ello, es que el Bonar 2046 podría pasar de rendir 7,56% a 8,66%, con una baja de precio de 16%.

Esto se debe a que un incremento en las tasas norteamericanas dispara el riesgo de los bonos emergentes.

¿Cómo ha sido la historia reciente de los bonos locales frente a los títulos del Tesoro norteamericano?

La tasa norteamericana a 10 años (10Y), pasó en el último semestre de 2016 de 1,33% hasta los valores actuales de 2,50% y tal rally alcista implico una enorme volatilidad para los bonos de todo el mundo y los emergentes en particular, incluidos los bonos argentinos.

Las pérdidas han sido superiores al 14% en la parte media y larga de la curva y una vez que la tasa se estabilizo en torno a los valores actuales, los bonos locales comenzaron a recuperar posiciones.

En concreto, el pánico en el mercado de bonos emergentes en general y Argentina en particular, se disolvió en la misma medida en que la “10Y” se estabilizaba.

German Fermo, Director de Estrategia de Argenfunds y Director de la Maestría en Finanzas de la UTDT explicó para El Cronista que los bonos argentinos han operado en el último semestre con un nivel de volatilidad de dos veces contra la 10Y.

Esto es: si sube la tasa de interés estadounidense, también subirá el riesgo de bono local y bajará el precio del mismo.

Con lo cual, si Argentina duplica la volatilidad de la 10Y, por cada punto básico que suba la tasa americana va a subir 2 puntos básicos la tasa del bono local.

Todos estos objetivos de ajuste o avance son hipotéticos y vale resaltar que el mercado ve oportunidades permanentes en cada ajuste que realizan los bonos locales y a nivel global.

Encontrar tasas de interés atractivas es difícil en un mundo en el cual la mayoría de los bonos a 10 años rinden debajo del 3% y probablemente, ajustes tan profundos nunca lleguen, dado que el mercado vera antes una oportunidad.

Es por este motivo, que los rendimientos de los bonos locales presentan un gran potencial de inversión

Los factores económicos como el estado de las cuentas fiscales argentinas y la reactivación económica serán también fundamentales para la evolución de los bonos locales, así como también la presencia de un año electoral en 2017 y por ello la 10Y es una de las claves para los bonos argentinos pero no la única.

Si además de los bonos locales, te interesa conocer las oportunidades financieras disponibles en la Bolsa, podés ingresar a este Informe Especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita, en el que te mencionamos un par de acciones que deberías tener en cuenta.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido