Así se comportaría Wall Street en los primeros 100 días del gobierno de Trump

El magnate republicano podría no tenerla tan fácil con los mercados como lo fue con Barack Obama y la historia de Wall Street nos lo prueba.

Wall Street ha tenido un comportamiento envidiable desde noviembre, pero si bien todos los índices han rasgado la cima, la asunción de Donald Trump detiene el tiempo y nos hace preguntarnos si en sus primeros 100 días de Gobierno, ¿reinarán las buenas noticias o la incertidumbre?

Claro, ¡ya sabemos que es imposible predecir el futuro!

Pero ¿sabés qué cosa sí podemos hacer?

Analizar cómo ha ocurrido en el pasado, tanto con un demócrata como con un republicano en el despacho oval de la Casa Blanca.

Los primeros 100 días de Gobierno

Desde el año 1953, el S&P 500 ha ganado 1,6% en promedio durante los primeros 100 días de gobierno de un nuevo mandatario, según cálculos de Sam Stoval, estratega jefe de inversiones en CFRA.

En este momento, todos dan, como mínimo, el beneficio de la duda, hacia Donald Trump y esperan que inicie un período de 3 meses envueltos de optimismo.

Pero muchos creen que Donald Trump podría no disfrutar de una luna de miel…

¿Por qué tan fatídico análisis?

Resulta que si estudiamos qué ha pasado con el S&P 500 durante los primeros 100 días de un gobierno republicano nos daremos cuenta de lo que ocurre en los Estados Unidos.

Durante los primeros 100 días de un gobierno republicano, el S&P 500 -recordá que es el índice más representativo de la economía de los Estados Unidos-, cayó un promedio de 0,4%.

La buena noticia es que terminaban su mandato con un crecimiento de 60% en la Bolsa, aunque un tanto corto si nos indican que la suba fue de 80% durante los gobiernos demócratas.

Además, los primeros 100 días de los gobiernos demócratas tuvieron un crecimiento promedio del 3,5% en la Bolsa.

El momento de Donald Trump

Hasta el momento, el mercado de valores de los Estados Unidos ha subido porque los inversores apuestan a que las políticas de Donald Trump se centren en una reducción de regulaciones y eliminación de impuestos que acelerarán el crecimiento.

Pero la realidad es que Trump podría tener inconvenientes en superar a su predecesor, Barack Obama en la Bolsa…

Esto es debido a una suma de factores: la economía de los Estados Unidos es fuerte; el mercado de valores está cerca de niveles récord; los salarios han ido en aumento y las solicitudes de desempleo están en mínimo.

Todo sugiere que hay espacios limitados para mejorar, de acuerdo con Morgan Stanley…

Según el banco de inversiones, los buenos entornos de mercado corresponden con un cambio en la psicología del inversor que pasa de “miedo” a la “avaricia”.

Sucede que Barack Obama asumió el cargo en un momento en que las condiciones económicas eran terribles derivadas de la crisis financieras y las acciones estaban en picada tocando fondo, el crédito estaba congelado y el sistema bancario se tambaleaba al borde del colapso.

Por eso se dice que los índices han recorrido todo el camino posible.

banner

Demócratas vs republicanos

De todos modos, hay un segundo estudio, esta vez de la gestora americana Fidelity que apunta en un informe que desde 1929 el índice S&P 500 ha subido una media anual del 14,7% cuando el partido demócrata ha ocupado la Casa Blanca versus el 5,4% que se ha revalorizado bajo la presidencia republicana.

Un estudio de la Universidad de Princeton analizó esta diferencia al explicar que los líderes demócratas siempre han dirigido al país durante períodos caracterizados con un petróleo barato, incrementos de la productividad y, en general, mejores condiciones internacionales.

El presidente entrante, por ende, podría no tenerlo tan sencillo, dado que se enfrentará a un escenario marcado por futuras subas de las tasas de interés.

De hecho, la Reserva Federal ha anticipado un mínimo de 2 o 3 incrementos durante 2017, bajo crecimiento económico, a pesar de las últimas mejoras por parte del FMI debido a la hoja económica de Donald Trump.

Períodos buenos y malos

Si nos centramos en los datos estadísticos lo que concretamos es que la media de los mandatos demócratas se han saldado con alzas de una media del 82%, en comparación con las subas de casi 47% de los republicanos.

Así, de las más destacadas del lado demócrata vemos como los periodos más alcistas en los mercados (Dow Jones) han sido los presididos por Bill Clinton (225%), Roosevelt (194%) y Obama (116%).

En términos de S&P 500, las revalorizaciones mayores también se dieron con los mismos presidentes y aunque el mismo orden: con Con Clinton fue de 208%, con Obama del 146% y Roosevelt de casi 85%.

Desde el lado republicano la mayor suba del Dow Jones las presenciamos en el mandato de Ronald Reagan con 130% o el aumento de más del 120% en los 8 años de mandato de Dwight D. Eisenhower.

Pero, además, es llamativo que desde 1897 hasta 4 presidentes republicanos terminaron su mandato con números rojos en los mercados.

William Taft cerró con una caída de 1,51% en el Dow Jones; al igual que Hebert Hoover, que concluyó su presidencia con pérdidas de más del 83% en el mismo índice; de Richard Nixon, cuyo gobierno acabó con un descenso de 16% o de George Bush con un retroceso superior a 21%.

Por parte de los demócratas solo un presidente tuvo un balance negativo en los mercado. Se trató de Woodrow Wilson, que atravesó la época de la primera Guerra Mundial, período en el que el Dow Jones se contrajo hasta más de 7%.

La pregunta entonces es ¿cuánto durará el romance entre Donald Trump y Wall Street? Algo que responderemos a través del Informe Especial que hemos elaborado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido