4 secretos que tenés que conocer para invertir en la Bolsa

Entrar al mundo de las acciones puede ser intimidante para los inversores novatos pero si tenés en cuenta los datos que te presentamos en esta nota, podés comenzar a apostar por la renta variable como todo un experto.

Iniciarse en el mundo de las inversiones e invertir en la Bolsa no es tarea fácil. El común denominador de los ahorristas como vos puede sentirse intimidado ante la dinámica del mercado y en consecuencia, huyen despavoridos de él. Hoy, pretendemos responder a 4 preguntas muy importantes y apropiadas para el momento que está viviendo la escena financiera. A partir de estos secretos que te revelaremos, te sentirás más cómodo y tendrás la confianza necesaria para debutar en la Bolsa con éxito.

4 claves para invertir en la Bolsa si sos principiante

1. ¿Cuánto dinero necesito como mínimo para empezar a invertir en Bolsa?

La verdad es que cualquiera puede empezar a invertir en la Bolsa. Lo que necesitás para poder tener una diversificación de activos aceptable y que las comisiones (tema del que hablaremos en breve) estén en unos niveles normales habría que empezar con unos 10.000-20.000 pesos. Pero no es para alarmarse. Si invertís por medio de un Fondo Común de Inversiones, podés entrar con apenas 1.000 pesos y estar apostando a una variada gama de activos, tan sólo con esa cantidad.   También tenés la opción de abrir una cuenta con el broker más barato disponible. Es importante que tengás en cuenta tu capacidad de ahorro mensual, a la hora de definir qué cantidad de plata destinar para las inversiones No es lo mismo tener 5.000 libres para la Bolsa por mes y ninguna capacidad de incrementar ese ahorro en el futuro, que poder ahorrar una cantidad todos los meses para destinarla a la inversión. Es mejor empezar con poco dinero y aprender, antes empezar y no aprender nunca. No tenés que renunciar a empezar a invertir y a aprender del tema sólo por tener poco dinero.

2. ¿Qué comisiones debo pagar para invertir en Bolsa?

Invertir en Bolsa tiene un coste muy pequeño en comparación con otro tipo de inversiones como comprar un inmueble, por ejemplo. En términos generales, las comisiones que deberá pagar son: -Comisiones de compra/venta: Cada vez que compres o vendas acciones deberás pagar, aproximadamente, entre un 0,20% y un 0,60% del importe de la operación, dependiendo del broker que tengás y del importe de la operación. -Comisiones de mantenimiento: Por tener las acciones depositadas, el broker cobra una comisión. Es bastante más baja que las comisiones de compra/venta y algunos brokers la cobran de forma trimestral y otros de forma semestral. -Comisión por cobro de dividendos: Cada vez que cobrés un dividendo el broker te cargará una comisión. El mínimo puede oscilar entre unos pocos centavos y poco más de 1 dólar de dependiendo del gestor. -Comisiones por ampliaciones de capital, splits, etc.: Si una empresa realiza alguna de estas operaciones el broker te cobrará una comisión. Tienen un importe bajo, similar a un cobro de dividendo. Traspaso de las acciones de un broker a otro: Si traspasás las acciones de un broker a otro, el antiguo cobrará una comisión por la operación. La misma es más cara que las anteriores.

3. ¿Qué es el precio objetivo de una empresa?

Es importante que tengás claro de qué va este tema, ya que el precio objetivo de una acción en particular, es un indicio de cómo será la performance de la misma en un período de tiempo determinado. Muchos bancos y sociedades de Bolsa realizan análisis de empresas. En estos análisis, normalmente, dan un precio objetivo a las acciones de la empresa. Los medios financieros dan mucha publicidad a estos precios objetivo, pero no son algo absolutamente fiable. Realmente lo más importante de estos análisis son los fundamentos que se estudian en sí, ya que representan una buena descripción de la situación financiera y del negocio de la compañía y de sus perspectivas a futuro . Es bueno leer estos análisis si tenés acceso a ellos, pero no debés obsesionarte con el precio objetivo que aparezca en ellos. Los analistas no pueden predecir el futuro, así que no podés esperar que acierten siempre. Es sólo una orientación. Lo habitual es que los precios objetivo estén por encima de la cotización de la empresa en ese momento. A veces el precio objetivo se interpreta como si fuera el precio “justo” de esa acción. Es decir, si la empresa cotiza a 15 y el precio objetivo es 18, se interpreta como que debería cotizar a 18 y todo lo que esté por debajo de 18 es un precio barato.

4. ¿Cuál es la influencia de los tasas de interés en la Bolsa?

En el escenario financiero de hoy, este tema no para de ser discutido. A nivel internacional, sobre todo en el caso de los Estados Unidos, se espera que las políticas en torno a las tasas de interés sea bastante agresiva este año y en la Argentina, estas se perfilan a la baja. Pero ¿de qué se trata todo este asunto? Los tipos de interés que fijan los bancos centrales (como la Reserva Federal en los Estados Unidos, BCE en Europa, BCRA en la Argentina, entre otros) tienen una gran influencia en la economía y en el mercado accionario. Si estos tipos son muy altos se encarecen los créditos, afectando negativamente a la economía. Los créditos caros hacen que los particulares reduzcan su consumo y las inversiones sean menos rentables. Si son excesivamente bajos el peligro es que tanto empresas como particulares se endeuden excesivamente y ante una vuelta a la normalidad de las tasas, tengan dificultades financieras. Lo ideal es el término medio, pero ese término medio es muy difícil de precisar. Es preferible que estén un poco por debajo de ese nivel ideal a que estén un poco por encima. Desde que un banco central modifica los tipos hasta que esa modificación se traslada a la economía real se estima que pasan entre  6 y 9 meses. Es relativamente normal que ante una variación los de tipos de interés las Bolsas reaccionen bruscamente en un sentido u otro. Los tipos bajos son buenos para la Bolsa (porque lo son para la economía) y los altos son malos para la Bolsa (también porque lo son para la economía), pero si querés especular a corto plazo tené cuidado con esto, porque a veces la Bolsa reacciona de forma contraria a lo esperado. Para los inversores que recién comienzan a participar en la Bolsa, es importante poder identificar cuando una acción está cotizando barata. Para conocer un truco infalible que te permitirá poder saberlo, ingresá a este Informe Especial totalmente gratuito, que Inversor Global preparó exclusivamente para vos.
Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido