Todo lo que necesitás saber sobre las OPA

Los grandes inversores suelen usar Ofertas Públicas de Adquisición para obtener el control sobre una empresa de su interés al adquirir la mayoría de sus acciones.

Sí, el título no está mal escrito. No te estamos hablando de una Oferta Pública Inicial (OPI), esas que las empresas usan para estrenarse en la Bolsa, sino de una Oferta Pública de Adquisición (OPA), un concepto igual de importante que deberías dominar.

Especialmente si querés empezar a entender el mapa de inversiones del año 2017

Esa estructura que te hemos ido diseñando de a poco para navegar con extraordinarias ganancias el próximo año, mediante las mejores inversiones del mercado.

Aprender sobre la OPA

Entonces a lo que vinimos: ¿qué es una OPA?

Una Oferta Pública de Adquisición de acciones es una operación en la que empresa hace una oferta de compra de papeles a todos los accionistas de una sociedad en un mercado para alcanzar una participación en el capital con derecho de voto de la sociedad que sea significativa.

El precio fijado en la OPA puede hacerse efectivo mediante dinero, acciones o de forma mixta usando tanto acciones como dinero…

Una de las finalidades de las OPAS puede ser la toma de control de la sociedad.

En otras palabras, las empresas o grandes inversores suelen usar las OPAS como un medio para obtener el control sobre una empresa de su interés mediante la adquisición de la mayoría de sus acciones.

¿Cuáles son las clases de OPA que existen?

  • OPA amistosa

Es cuando se aprueba por la junta directiva de la empresa afectada o cuando existe un acuerdo tácito entre ambas compañías.

  • OPA obligatoria

Para defender los derechos de los accionistas, las legislaciones prevén casos en los que es obligatorio realizar una OPA, como en la toma de control de una entidad, la exclusión de su cotización en la Bolsa o casos de reducción de capital.

  • OPA total

Aquella que se lanza sobre el 100% del capital de la empresa objetivo, mientras que será parcial si se realiza sobre un porcentaje del capital de la compañía.

  • OPA hostil

Se refiere a la adquisición total de los activos de una empres con prácticas que no son consideradas totalmente legales.

Por lo regular las realizan empresarios dedicados a la adquisición de una empresa por el método que sea.

Sabiendo esto podemos hacer lo que te decíamos en principio: dibujar un mapa sobre lo que nos depara el próximo año.

Vamos a hacer un breve repaso del año que estamos por dejar atrás…

¿Cuál es el escenario para el año 2017?

El año 2016 supuso un récord en el volumen de transacciones, la incertidumbre generada por el Brexit y la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos frenó a los grandes inversores.

Un poco de este escenario podría replicarse en el año 2017.

Habrá elecciones en Francia, Alemania y posiblemente en Italia, lo cual abre las puertas a la inestabilidad política y a un repunte de las transacciones.

Desde el Deutsche Bank han señalado que en un mundo de bajo crecimiento y mucho capital barato, la consolidación puede ser un factor para generar rentabilidad en algunos sectores.

De hecho, muchas empresas han incorporado la potencial inestabilidad política y volatilidad de los mercados al tomar decisiones.

En cambio, desde Merrill Lynch, las inyecciones de liquidez por el Banco Central Europeo (BCE) pueden provocar un repunte de las adquisiciones por parte de empresas de Alemania, Francia e Italia, pese al año electoral en estos países.

Además de la concentración entre firmas europeas, éstas también realizarán inversiones en los Estados Unidos. Podríamos ver entonces a más compañías extranjeras haciendo operaciones, atraídas por el enorme mercado americano.

¿Dónde veremos más OPAS?

Las telecomunicaciones vivirán una agitada actividad corporativa en 2017. Tras la OPA presentada por AT&T para adquirir Time Warner, pendiente de autorización, se especulan otras operaciones.

El fondo británico TCI cree que el operador de cable Charter Communications podría ser atractivo para la firma de móviles Verizon.

Otra posible transacción es que Sprint, que está controlada por el grupo japonés Softbank, vuelva a intentar la unión con la filial estadounidense de T-Mobile.

En Europa se apuesta a la alianza de los negocios de Vodafone y Liberty Media en Reino Unido y Alemania, como ha sucedido en Holanda.

Tras la compra de Sky por Fox, la cadena de televisión británica ITV tiene visos de ser potencial objetivos de otros grupos como Liberty, BT, Discovery o Comcast.

Telefónica podría reintentar la venta de una participación en su operador británico O2, con Apax como favorito para tomar ese bloque minoritario.

Otra industria donde puede mantenerse el frenesí de operaciones es la farmacéutica. La biotecnológica suiza Actelion, tras rechazar a Johnson & Johnson, parecer estar en el punto de mira del grupo francés Sanofi.

Si Pfizer decide vender su división de medicamentos, el gran favorito para este negocio es Reckitt Benckiser, fabricante de marcas como Strepsils y Nurofen.

Tras la compra de SabMiller por Anheuser Busch, el sector de bebidas ve posibles 2 transacciones: la venta de la embotelladora africana de Coca Cola y una potencial subasta de Guinness si Diageo quiere salir de la cervecera.

¿Qué hacemos con estos datos? Fácil: te ayudamos a armar una estrategia de inversión exitosa para el año 2017. Todo lo que tenés que saber lo encontrarás en el Informe Especial que armamos de forma totalmente gratuita para vos.

 

Deja tu respuesta