Te presentamos al motor de Wall Street en 2017

El índice industrial Dow Jones puede tocar los 24.000 puntos durante el próximo año gracias al avance previsto para las empresas energéticas. ¿Es hora de invertir?

¡El Dow Jones ha alcanzado los 24.000 puntos!

Calmate. No tuviste un lapsus. Simplemente estamos proyectando lo que será el titular de los medios de comunicación financieros a finales del año 2017.

Sí, sabemos que es un crecimiento impresionante, pero los inversores que apuestan al largo plazo de verdad ven al Dow Jones en 5 años por encima de los 30.000 puntos.

Los analistas lo han dicho una y otra vez: preparate para el ascensor del año 2017 que nos llevará a límites desconocidos…

La vista de Wall Street

¿Cuáles son los objetivos de Wall Street para fines de año?

Es probable que veamos al S&P 500, el índice más representativo de Wall Street de la economía estadounidense, terminar en 2.700 puntos el próximo año, lo que representa un crecimiento de 20% respecto a los niveles actuales.

En cambio, el Dow Jones, el índice industrial de Wall Street, seguramente va a terminar en 23.750 puntos.

Claro, quizá en los primeros meses del año no sintamos como que esto va a ocurrir, porque es muy probable que haya una corrección de mercado, pero veamos quién ríe al último…

Ahora podemos mirar hacia adelante y ver: recortes de impuesto, mayor libertad de mercado en el cuidado de la salud, menos regulaciones y la producción energética en niveles insospechados.

El camino del Dow Jones

En realidad, los 20.000 puntos del Dow Jones son una barrera psicológica que jala la atención de aquellos que no participan en el mercado.

Lo que realmente cuenta es qué implica un avance del índice de algo que aún no está claro.

Recordá que las Bolsas suelen descontar algo que ven de forma inminente. Por eso es que a estas alturas los indicadores están tranquilos sobre la asunción de Donald Trump.

Cuando una economía da signos de recuperación, los mercados bursátiles empiezan a burbujear al alza.

Cuando inician los ciclos de baja y se dan los primeros focos de alerta, los participantes del mercado corren a refugiarse donde pueden aguantar esos temporales.

De momento, es todo un festín…

Una de las promesas de Donald Trump, por ejemplo, es bajar el monto de los impuestos que pagarán las empresas.

Pero también hay expectativas de menos regulaciones financieras, como en los viejos tiempos previo a la gran recesión. Y de paso esperan un espectacular programa de gasto en infraestructura.

Los protagonistas de los nuevos récords

Pero esperá un momento: ¿quién protagonizará el impresionante alza?

Como muchos están empezando, la respuesta en el sector energético, el único capaz de allanar el camino al éxito en Wall Street.

Los beneficios de las acciones energéticas son bajos desde mediados de 2014 cuando los precios del petróleo se desplomaron hasta tocar mínimos en febrero de este año, en 26 dólares.

Ahora los precios del petróleo se han recuperado y el sector energético ha empezado a brillar una vez más.

Invertir en petróleo

Firmas de inversión como Citigroup ya han identificado oportunidades de inversión en el sector petrolero para el próximo año.

La perspectiva de suba que tienen oscila entre 5% y 25%.

De esa forma, las empresas mejor posicionadas para el año 2017 serían Statoil, Eni y ConocoPhilips. ¿Por qué estas en particular?

Se trata de firmas que tienen un endeudamiento bajo control, cuentan con reservas bien alineadas con los bajos precios y un nivel de valoración de sus acciones que ofrece un atractivo punto de entrada.

Aunque estos 3 actores pueden explicar que el crecimiento y los menores costes pueden facilitar su desendeudamiento a finales de esta década, lo cierto es que para el próximo año parece que siguen comprometidos si el petróleo cotiza por debajo de los 50 dólares.

Pero ¿qué pasa si el barril toca los 60 dólares?

Los especialistas afirman que el rubro energético es uno de los grandes beneficiarios del triunfo de Donald Trump.

Esta postura se basa en que el abandono masivo de bonos y acciones defensivas, propiciaría un rally en los activos vinculados a sectores cíclicos.

Los papeles asociados a la actividad energética pertenecen a este grupo y podrían econtrar un catalizador de suba en el comportamiento del dólar a escala mundial.

Además, tené en cuenta que sus acciones se han visto golpeadas en los últimos 2 años pero pronto podrían tener la oportunidad de recuperarse, gracias al avance del dólar y el posible acuerdo entre los países productores de crudo.

Los expertos recomiendan entonces establecer posiciones en el instrumento SPDR Energy Select Exchange-traded fund (XLE), con una perspectiva a mediano plazo.

Para los más arriesgados, la sugerencia es buscar acciones particulares que giren en torno a empresas como Apache Corp. (APA), Chevron Corp. (CVX), Halliburton Co. (HAL) y Helmerich & Payne Inc. (HP).

La idea es adelantarse al auge de los papeles en cuestión y aprovechar en la medida de lo posible la mayor parte de su recorrido alcista.

¿Querés saber cuál debe ser tu estrategia petrolera para el año 2017? No dejes de revisar nuestro Informe Especial  elaborado de forma totalmente gratuita para vos.

Comentarios

Compartido