Te pagan por estar desde el nacimiento de esta inversión

El año 2016 fue bastante positivo para invertir en materias primas. Sin embargo, la clave está en analizar cuáles serán las mejores alternativas para el próximo año y cómo apostar por ellas.

¡Los commodities vivieron un gran año! En 2016 avanzaron un 19% y ese rendimiento se convirtió en el mejor desde el año 2007. Entonces, ¿llegó el momento de invertir en materias primas?

Lo primero que tenemos que contarte es que el índice de materias primas (PowerShares DB Commodity Index Tracking Fund-DBC) avanzó en 19% gracias al petróleo que ganó 43%.

Justamente el crudo también registra su mejor año desde 2007, pasando de los 37,60 dólares en los que comenzó el año a los 53,75 dólares actuales.

Es un avance aún más impresionante si lo comparamos con los precios mínimos de 26 dólares que alcanzó el crudo en febrero y que implicaría entonces una recuperación de 106% hasta hoy.

Otro de los componentes que forman parte del índice de materias primas es la gasolina que también finaliza 2016 en terreno positivo al saltar 34%, una ganancia que solo es superada en 2009 mientras que el Gas Natural termina el año con un avance de 56%.

Lo cierto es que esa fortaleza en el sector petrolero permitió al sector de materias primas ganar 24% a lo largo de 2016.

Claro, ese avance se amplía al 51% si se toma como punto de partida los mínimos alcanzados a mediados de enero.

¿Cómo le fue al oro?

El oro, por su parte, cierra el año 2016 con un avance del 8,5%, aunque si lo comparamos con los máximos del año, el metal precioso se ubica 16% debajo de los 1.375 dólares registrados en julio.

Vamos a extendernos un tanto más al respecto…

En un año de incertidumbre total, el oro volvió a retomar su papel de activo refugio. Si hay algo que ha caracterizado al 2016 es la volatilidad con que inició y con la que ha continuado los 12 meses.

Solo en las últimas jornadas, los mercados nos han dado un respiro, casualmente con el descenso de su precio en las últimas semanas.

¿Y para 2017?

El año que viene podría ser positivo para el oro. ¿La razón? Los próximos 12 meses seguirán marcados por la incertidumbre que este año también seguirá anclada a la política.

La media que pronostican los analistas es de 12% y podría cerrar el ejercicio en 1.300 dólares por onza.

Si en los próximos 12 meses se produjeran acontecimientos políticos inesperados, como una victoria de partidos populistas en Europa, una guerra comercial China-Estados Unidos, la suba podría ser superior.

Pero también hay quienes tienen razones para pensar que el oro podría caer el año que viene…

Después de iniciar  2016 con el primer rally de mediados de año en 4 décadas, los precios han caído desde sus máximos en julio y los inversores han recortado reservas.

Esto obedece a la mejora de la economía en los Estados Unidos y la suba de las tasas de interés que han hecho más atractivos otros activos como las acciones.

Evidentemente, uno de los sectores más beneficiados por la suba del oro son las mineras. Durante 2016, la industria se ha revalorizado 40%, según datos de FacSet.

¿Cuáles son las principales empresas del sector?

En estos momentos, la que tendría más potencial es Glencore, aunque no olvidemos opciones como Río Tinto o Arubis.

Más commodities

El sector agrícola finaliza con un sabor más agridulce al cerrar el año 2016 con 16% de suba, aunque está 16% por debajo de los máximos del año.

El índice de mercado agrícola finaliza en mínimos del año en 19,95 dólares.

Un dato que contrasta hoy es el hecho de que el dólar finaliza en máximos de 14 años y pese al proceso de apreciación del billete verde, los commodities han hecho caso omiso de tal fortaleza.

En este sentido, las puertas quedan abiertas a nuevas especulaciones con respecto a que esta correlación, continúe reduciéndose más aún, en un escenario de suba de tasas y de apreciación del dólar a escala mundial.

La gran pregunta…

¿Llegó el momento de invertir en materias primas?

La cantidad de materias primas en que podés invertir es enorme: oro, plata, café, trigo o petróleo. Todo entra en el saco.

Además, son productos que la economía necesita y cuyos precios reaccionan a la oferta y demanda.

¿Qué opciones existen para invertir en materias primas?

¡Son tantas!

Si hablamos del oro o la plata podés comprarlos directamente y guardarlos en casa. En cambio, las relacionadas al campo se negocian en el mercado mediante futuros.

Invertir en empresas

También podés invertir en empresas del sector cuya evolución dependa de la variación del precio de la materia prima.

Un ejemplo sería invertir en petroleras para tener exposición al precio del petróleo o mineras de oro.

Invertir mediante derivados

Como te decíamos: algunas materias primas se negocian exclusivamente en el mercado de futuros y para el pequeño ahorrista acceder a esto puede ser complicado.

Por un lado exige mínimos de inversión que superan lo razonable para el minorista y por el otro, el mercado de derivados es relativamente complejo y exige dedicados.

¿Qué hay de los ETFs?

¡Es ideal para el inversor minorista!

Hay fondos especializados en materias primas que invierten en un conjunto de activos vinculados con el sector como:

  • Carmingnac Pf Commodities A EUR Acc
  • Parvest Commodities C C

O podemos optar por ETFs que inviertan directamente en materias primas de nuestro interés. El caso de

  • SPDR Gold (Oro)
  • US Oil Fund (Petróleo)

Sin embargo, si querés conocer a los reyes de las materias primas, tenés que acceder a nuestro Informe Especial . No te preocupes, es totalmente gratuito y podrás tener información adicional.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido