¿No deberías estar invirtiendo en materias primas?

Hoy te contamos cuáles son los commodities que triunfaron en el año 2016 y por qué han tenido tan buen desempeño, además de saber cuál es el camino que les queda por recorrer para el próximo año.

2016 puede ser recordado por mucho tiempo como el año de los commodities.

Hay una sencilla razón detrás de tal sentencia: están a punto de anotar su aumento más fuerte desde el año 2010. Entonces, ¿cuáles han sido las materias primas más vistosas? Y ¿cuánto más puede durar este rally?

También tenemos este dato…

El mineral de hierro, el zinc y el gas natural son los que han tenido el mejor desempeño del año. Es simple: el año pasado estuvieron entre los grandes perdedores y en 2016 tuvieron una milagrosa recuperación.

Los commodities en números verdes

Así es como el índice de materias primas de Bloomberg se prepara para anotarse su primer ganancia anual en 6 años.

Se trata de un gran cambio desde finales de 2015 cuando registró su peor pérdida porcentual anual desde el año 2008.

A partir de mediados de diciembre, ha tenido un repunte de 11,5% durante 2016, después de una caída de 25% el año pasado.

Según Ben Ross, gerente de Cohen & Steers, los buenos rendimientos de los commodities son parte de una recuperación fundamental para lograr un equilibrio entre la oferta y la demanda que seguramente se extenderá hasta finales de 2017.

De acuerdo con el analista, la mayoría de los productos básicos operan por debajo de su costo de producción, lo que provoca una reducción de la oferta y la reducción de inversión en proyectos futuros.

Por eso se va avanzando hacia un punto de equilibrio…

Pasó con el hierro que está cerca de duplicar su rendimiento después de perder 46% durante 2015. También ocurre con el cobre que ha ganado 22% después de caer 24% en 2015 o el paladio que ha avanzado 29%, en comparación con una pérdida similar el año pasado.

El crudo Brent ha escalado cerca de 46% en el año mientras que el WTI ha ascendido 38%…

El oro también va en aumento. Ha engordado casi 8% anual recuperando la mayor parte de la caída de 10,5% que se anotó en 2015, mientras que la plata ha subido 22%, después de una pérdida de casi 12% en el año pasado.

Invertir en hierro

Pero vamos con el gran triunfador:

Sí, muchas materias primas se recuperaron de fuertes caídas en 2016, pero el hierro hizo la más grande de las escaladas. ¿Por qué?

A medida que la producción de acero chino aumenta, también lo hace el hierro. Durante 2016, la tasa de producción del primero es de casi 810 millones de toneladas métricas, mientras que la mayoría de las predicciones hablaban de menos de 800 millones de toneladas métricas.

Invertir en cobre

Nuevamente probamos que hay un patrón.

El cobro también tuvo uno de los peores resultados durante 2015, pero este año presenta una de las ganancias más impresionantes.

Las expectativas de que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, mejore la infraestructura aumenta la demanda de materias primas industriales.

El ejemplo más claro está en que los futuros del cobre están en 2.605 dólares la libra. Sus acciones se negocian 20% más alto que el mismo punto del año pasado.

Invertir en zinc

Los precios del zinc han tenido un crecimiento espectacular de 72% durante 2016.

El metal utilizado como recubrimiento para el acero y el hierro para prevenir la oxidación recibió un impulso convirtiéndose en una de las materias primas ocupantes del podio.

El futuro de este metal, como es el caso con la mayoría de los industriales, está estrechamente vinculada a la salud económica de China, el mayor productor, consumidor y refinador de zinc.

El mercado estuvo preocupado sobre el crecimiento chino a inicios de año, pero durante la segunda mitad de 2016 vio a los inversores apostar por mayor gasto en infraestructura.

De cara al futuro, se espera que los proyectos de infraestructura en los Estados Unidos, China y la India para continuar en incremento de la demanda de zinc, mientras que la producción será lenta a la rampa hacia arriba.

Invertir en petróleo y gas natural

Los futuros de crudo se han recuperado después de 2 años consecutivos en zona de pérdidas.

El Brent ha obtenido ganancias por 45% mientras que el WTI se ha anotado 38%, pero no es tan impresionante como el salto de 52% para los futuros de gas natural.

Un papel determinante lo ha jugado la OPEP que ha recortado la producción en sus respectivos países para ayudar a que los precios se reajusten.

Lo cierto es que el WTI puede moverse hacia los 50 dólares por barril hacia 2017 y terminar el año cerca de 60.

Invertir en oro y plata

El oro observa ganancias por primera vez desde 2012, aunque son modestas, mientras que la plata anota su mayor aumento en 6 años. ¿Qué ocurrió?

El oro tuvo tremendo inicio de año con una combinación de preocupaciones globales: la incertidumbre sobre el Brexit, las elecciones en los Estados Unidos y su retroceso económico hizo que los metales preciosos tuvieron un desempeño único.

Se espera que las acciones de estímulo económico por parte del presidente Donald Trump aumenten la carga de deuda de los Estados Unidos y sí, adivinaste, esto será positivo para el precio del oro.

Invertir en jugo de naranja y azúcar

Entre los rubros agrícolas, la naranja y el azúcar han sido los mejores al ganar 40% y 18%, respectivamente.

El jugo de naranja ha sido impulsado por menores cosechas en los suministros mundiales de Estados Unidos y Brasil.

Mientras tanto, los futuros de azúcar alcanzaron su punto máximo este año al tocar los 23 centavos de dólar por libra, el nivel más alto desde julio de 2012, según datos de FactSet.

La pregunta es: ¿de verdad consideramos invertir en commodities durante 2017? Y lo cierto es que se trata de algo digno de un análisis. Por eso te lo dejamos de forma totalmente gratuita en nuestro Informe Especial.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido