3 errores de los inversores al pensar en Trump

El mercado no ha tenido en cuenta que las políticas de Trump podrían no estimular el crecimiento, sin contar con que son inestables y contradictorias.

¿Entendés lo que significa Donald Trump para tus futuras inversiones?

Ya no falta mucho tiempo, el magnate republicano asumirá como Presidente de los Estados Unidos en enero próximo y hoy por hoy, el Mercado de Valores ha jurado que su mandato será bueno para las empresas y los inversores.

¿Por qué habría de ser diferente?

Después de todo, su plan incluye mayor estímulo fiscal, impuestos más bajos, menores regulaciones, dinero corporativo repatriado de cuentas extranjeras, más crecimiento y abundantes beneficios.

O sea que, ¿todo va a estar bien?

3 errores al pensar en Trump

El mercado, como es su costumbre, ha mantenido su rally y ha sostenido a los índices de Wall Street en récords históricos ignorando la posibilidad de que algo pueda ir mal.

Pero hay 3 fuentes de incertidumbre que el mercado ha ignorado:

  1. Las políticas de Donald Trump no pueden estimular el crecimiento tanto como los inversores asumen.
  2. Las políticas del Presidente electo son inestables, incoherentes o contradictorias, dejando la incertidumbre acerca de si el efecto será positivo o negativo.
  3. Y algunas de las políticas de Trump pueden, de hecho, ralentizar el crecimiento.

Vamos a examinar uno por uno…

¿Cómo será la economía en la era Trump?

  1. El mercado ha ignorado la posibilidad de que la economía en la era Trump no sea -mucho- mejor de lo que fue durante el mandato de Barack Obama.

Es decir, tal vez la reducción de impuestos y regulaciones no dé lugar a un crecimiento espectacular, sino que alcance para un par de años.

El estímulo es probable que tenga un impacto menor sobre el crecimiento económico en el corto plazo, en parte porque la mayoría de los beneficios fluiría a los contribuyentes de altos ingresos, cuya propensión a gastar es baja.

Además, la FED podría compensar gran parte del estímulo al elevar las tasas de interés y las reacciones del mercado.

Desde el equipo de Trump han sostenido que menores impuestos impulsarán la inversión en capacidad productiva, tales como fábricas o innovación.

Pero la verdad es que no hay evidencia de que los recortes de impuestos tengan mucho que ver con las decisiones de la empresas o la posibilidad de invertir.

De hecho, con impuestos más bajos, las empresas estadounidenses se muestran reacias a invertir más en la capacidad productiva de los Estados Unidos hasta que ven más la demanda de sus productos.

Políticas que no se materializan

  1. El mercado también ignora el hecho de que la mayor parte de las políticas económicas de Trump todavía no se materializan.

Algunas de las promesas de Trump son contradictorias o incoherentes

Por ejemplo, es probable que la estimulación económica conduzca a mayores tasas de interés y un dólar más fortalecido, lo que haría que los bienes y servicios estadounidenses sean menos competitivos y aumente el déficit fiscal.

Exactamente lo contrario a lo que ha sucedido…

Algunas de las promesas de Trump son contradictorias o incoherentes…

Por ejemplo, es probable que la estimulación económica conduzca a mayores tasas de interés y un dólar más fortalecido, lo que haría que los bienes y servicios estadounidenses sean menos competitivos y aumente el déficit fiscal.

Exactamente lo contrario a lo que ha sucedido…

Por ejemplo, nadie sabe lo que ocurrirá si se deroga la ley Dodd-Frank, dado que la última que desreguló los bancos no terminó bien.

Eso nos lleva a pensar. ¿Cuáles son los objetivos económicos de Trump?, ¿cuáles priorizará?, ¿crecimiento?, ¿inflación?, ¿empleo?, ¿ingresos?, ¿reforma fiscal?, ¿déficit comercial?

Lo cierto es que no se sabe a ciencia cierta dónde trabajará el equipo de Donald Trump, ni cómo actuará la Reserva Federal. Los mercados financieros reaccionarán a sus palabras y hechos.

Puro populismo

  1. Los temas más populistas de Trump pueden ser destructivos para la economía.

Trump hizo del comercio y la inmigración su principal tema en la campaña, pero en las últimas 6 semanas apenas lo ha mencionado.

Los inversores comenzaron a asumir las amenazas sobre las guerras comerciales con México y China, así como la promesa de deportar hasta 11 millones de indocumentados, no son tomadas literalmente.

Si Trump se mueve de forma agresiva hacia el comercio podríamos esperar paguen más por los bienes y servicios importados, como el petróleo, los automóviles, la electrónica y prendas de vestir.

Las cadenas de suministro también se verían afectadas y muchas empresas que dependen de las compras al extranjero podrían fallar.

El impacto de las deportaciones también sería grave, con una fuerte contracción de la fuerza de trabajo y la tasa de participación en la fuerza laboral.

Gran parte de la incertidumbre se ha desvanecido, pero es un grave error pensar que la elección de Donald Trump ha resuelto todos nuestros problemas económicos.

De todos modos, en Inversor Global hemos estudiado en detalle lo qué sucederá cuando asuma Donald Trump. Es por eso que hemos armado un Informe Especial en el que podrás ver cómo le irá a los bonos argentinos durante la Presidencia del magnate.

Comentarios

Compartido