Esta inversión está destronando definitivamente a las Lebacs

Con el nuevo recorte en la tasa de las Letras del Central, los bonos de los que vamos a hablarte a continuación están ganando atractivo. Te contamos todos los detalles al respecto.

Es un hecho: las Lebacs ya no brillan como antes.

Este instrumento, favorito entre los inversores durante 2016, ha comenzado a ceder terreno para dar paso a nuevas opciones financieras, que vos tenés que aprovechar antes de que todos en el mercado noten el potencial de éstas.

¿De qué alternativas te estamos hablando y por qué las Letras del Banco Central están perdiendo la magia?

Te lo contamos todo a continuación…

La caída libre en las tasas de las Lebacs

Durante la última licitación de las Lebacs, el Banco Central (BCRA) realizó un recorte de 50 puntos básicos en la tasa a 35 días, llevándola a tocar sus niveles mínimos en el año, en torno al 25,25%.  

Esto, en vista de que las estimaciones y los indicadores de fuentes estatales y privadas monitoreados por la máxima autoridad monetaria sugieren que durante el mes de noviembre los precios se han mantenido en línea con su objetivo planteado en mayo -de una inflación promedio del 1,5% o menor, en el último trimestre de 2016

En el mercado aseguran que esta dinámica se mantendrá mientras el BCRA considere que las expectativas de inflación están por encima de su inflación objetivo, por lo que el escenario para los próximos meses parece indicar que los rendimientos de las Lebacs caerán frente a la inflación.

De esa manera, el famoso “carry trade“, la inversión más popular de 2016, entró en zona de riesgo.

Si no sabés de que se trata, te contamos que la misma es muy sencilla y consiste en pasarse de dólares a pesos para aprovechar las altas tasas que se ofrecen en moneda local y en esa misma línea, protegerse de la tendencia a la apreciación de la moneda ante un dólar que se fue desinflando a lo largo del año.

Ahora, con las tasas en caída y un despertar del dólar, el negocio en cuestión ya no parece tan seguro.

Los expertos estiman que el escenario más probable es que de acá a fin de año Federico Sturzenegger vuelva a recortar las tasas de las Lebacs. Por un lado, para forzar la reactivación y al mismo tiempo, poner un freno al atraso cambiario. Por lo tanto, el peligro de quedarse en estos instrumentos es que la renovación hacia fin de año podría ser con tasas más bajas a las actuales. 

El atractivo de los bonos CER

En este contexto, para aquellos que desean seguir apostando por inversiones en pesos y así aprovechar tasas todavía relativamente atractivas, en conjunto con un dólar más alto, reaparecen en el escenario los bonos ajustables por CER.

En 2016 estos papeles habían quedado rezagados por el gran rendimiento de las Lebacs, que le ganaron por varios puntos a la inflación. Ahora, ya no está tan claro que estas Letras mantendrán la performance, por lo que los bonos CER se perfilan como una gran alternativa.

Se trata de una inversión de mediano plazo, en la que es posible fijar un rendimiento que a la larga puede resultar más que interesante.

El menú de bonos CER se amplió luego de la emisión del Boncer por parte de este Gobierno, con vencimiento en 2020. Este título, uno de los más cortos de la familia de títulos en pesos ajustables, presenta un rendimiento de 2,74% anual por encima de la inflación y paga intereses semestralmente.

El Boncer 2021, de similares características pero con un un año de más de plazo, rinde más de 4% por encima de la inflación.

También hay opciones más largas y tradicionales, como los bonos Discount y Par en pesos. En este caso, los rendimientos van del 4% al 4,5% anual, por encima de la evolución de la inflación.

Algunas estrategias sugeridas por los analistas sostienen que es posible que el Gobierno deba revisar la meta de 12-17% de inflación para 2017. En este sentido, fijar posiciones en el tramo medio de la curva que ajusta por CER es una buena idea para los ahorristas locales.

Esto, debido a que la fuerte suba en la tasa a 10 años de los bonos el Tesoro de los Estados Unidos, que descuenta una mayor inflación en ese país, impactó con fuerza sobre los títulos en dólares  del tramo largo, las carteras acortaron duration y aún no todos están convencidos de volver a entrar a estos precios. 

Otro valor agregado de los bonos CER, es que representan una cobertura contra la inflación, ya que permiten resguardar la inversión en relación a la evolución de los precios. En teoría, el dólar debería aumentar menos o como mucho a la par de los precios, lo que vuelve aún más atractivos a estos productos ajustados a la inflación.

Si además de los activos locales, querés echar un vistazo a lo que el mercado internacional tiene para ofrecerte, te contamos qué está sucediendo con los títulos alrededor del globos en este momento y cuál es la proyección sobre los mismos.

Para eso hemos elaborado un Informe Especial que podrás leer de forma totalmente gratuita.

Comentarios

Compartido