Cuidado con esta inversión: puede hacer cortocircuito

Edenor reportó pérdidas por 1.842 millones de pesos entre enero y septiembre, lo que la colocó al borde de su disolución. Te contamos sobre invertir en energéticas y lo que pasará a futuro.

Decían que las energéticas se convertirían en la inversión más rentable en la era Macri.

Y cuánta razón tenían.

Por ejemplo, si en agosto invertiste en las acciones de empresas energéticas argentinas, tal como desde Inversor Global recomendamos, entonces hoy habrías acumulado ganancias superiores al 70%.

Era algo que se veía venir. Desde su campaña en 2015, Mauricio Macri prometía reducir los subsidios eléctricos. Para quien pudiera leer entre líneas esto significaba que se aumentarían las tarifas para la luz, gas y agua. Si ahondamos, esto desemboca en mayores ingresos para las empresas del rubro y un éxito en los mercados bursátiles.

Para 2017, empresas como Edenor o Edesur le han puesto número a sus pretensiones: esperan un incremento promedio en las tarifas de entre 30% a 31%, algo que les permitiría, según sus cálculos, aumentar las inversiones en el mantenimiento de su infraestructura; sostenerlas en el tiempo, y de esa forma, reducir a la mitad la cantidad de horas que un usuario sufre cortes al año.

Pero seamos honestos: no todas las empresas estaban preparadas para este boom. Mientras unas celebran que por fin tocan el cielo, otras entran en un estado endémico.

Es decir, las empresas tenían que saber desde el día 1 que la suba de tarifas en Argentina probablemente se convertiría en una carrera de resistencia, dado que las múltiples críticas condujeron a que la Corte Suprema se encargara del tema, en favor del Gobierno, a diferencia de lo sucedido con el gas.

En fin, que el último apague la luz…

//

Edenor al borde del precipicio

Como te dijimos, no todos parecen resistir esta carrera.

A pesar de los objetivos oficiales de liberar las tarifas para sincerar los precios y permitir a las empresas concesionarias de servicios públicos la recomposición de sus finanzas, la situación de Edenor volvió a tornarse complicada.

La Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte Sociedad Anónima (Edenor) es el distribuidor de energía eléctrica más grande de Argentina medido en función de la cantidad de clientes, que sumaban más de 2 millones de personas para 2014.

Lo cierto es que pese a la asunción de Mauricio Macri, Edenor perdió 1.842 millones de pesos entre enero y septiembre cuando en el año pasado informaba una rentabilidad de 938 millones de pesos.

Lo cierto es que la cifra ahora informada coloca a la empresa al borde del precipicio…

DENOR

Esta situación se conoció tras la presentación de resultados en este ejercicio. “Esta incertidumbre junto al incremento en el costo de las sanciones y penalidades, entre los principales efectos, generaron un quebranto que llevó a la sociedad a presentar un déficit patrimonial de 317,2 millones de pesos, según el documento.

¿Peligran las energéticas?

¿Por qué esto es tan peligroso para un inversor?

Edenor ha advertido que si mantiene ese déficit patrimonial para finales de año entonces podría disolverse y hasta perder la concesión.

Para la compañía los motivos de este escenario obedecen a una combinación de situaciones que mezclan medidas judiciales que frenaron los aumentos tarifarios; las multas aplicadas por el Estado por varios cortes de luz y la devolución de lo cobrado en su zona de concesión que debieron ser acreditados en facturas siguientes.

La compañía también ha advertido que la situación de incertidumbre junto al incremento en el costo de las sanciones y penalidades, generaron un quebraron que llevó a la sociedad al cierre del período a presentar un déficit patrimonial de 317,2 millones de pesos.

//

Macri al rescate

Por eso aclara que se encuentra realizando todas las gestiones a su alcance para revertir esta situación. Si bien no informa sobre cómo buscará modificar la situación, los caminos conducen a levantar las cautelares y negociar algún exilio con el ENRE y la Secretaría de Energía.

Claro, no es la primera vez que Edenor afronta un eventual quebranto que la pone al borde de la pérdida de concesión.

La última vez que sucedió fue en marzo del año pasado cuando el gobierno de Cristina Kirchner le giró 2.200 millones de pesos para impedir su disolución.

La diferencia estriba en que en aquel momento, Edenor informaba pérdidas por 779,71 millones de pesos, mucho menos que los 1.842 millones de pesos de ahora. Sin embargo, esto la ponía en una situación de patrimonio neto negativo y, como ahora, al borde de su liquidación.

En ese entonces el gobierno kirchnerista le giró el dinero con el cual Edenor pudo hacer proezas en su balance, pero fue un cambio en un asiento contable que le permitió descontar parte de la deuda millonaria que tiene con Cammesa, el organismo a cargo de regular el mercado eléctrico mayorista.

Hoy te traemos un Informe Especial  en el que nos cuestionamiento si aún hay potencial en las acciones energéticas. Recordá que es totalmente gratuito y podés encontrar información exclusiva en él.

Comentarios

Articulos Relacionados

Comment 1

  1. Jpj
Compartido