Así serán los 100 primeros días del gobierno de Donald Trump

El reciente presidente electo de los Estados Unidos definió en octubre pasado las principales promesas políticas que llevará a la práctica. En este artículo las revelamos.

Sabemos por experiencia que del dicho al hecho siempre hay un largo trecho. Por eso, cabe preguntarnos si Trump va a cumplir -lamentablemente- con todo lo que prometió.

Bueno, según varios medios de noticias internacionales la respuesta ya se conoce por adelantado…

Pero antes de hablar sobre su propuesta política y las medidas que va a tomar Donald Trump,te quiero contar que en este Informe Especial -totalmente gratuito- podés encontrar una estrategia para ganar dinero con la reciente elección del magnate estadounidense.

El presidente electo republicano llegará formalmente al poder el 20 enero de 2017, sin embargo, ya todos sabemos que en verdad desde el martes pasado -cuando se conoció que había ganado las elecciones- empezó su trabajo para delimitar la agenda política que impulsará en los próximos 4 años.

Sus primeros 100 días en la Casa Blanca estarán enfocados en imponer un fuerte castigo para la inmigración ilegal, tratar de acabar con la corrupción en Washington y finalizar el financiamiento a planes contra el cambio climático.

¿Querés saber qué medidas va a tomar el polémico Donald? Prestá atención a continuación:

Inmigración ilegal

El caballito de batalla de Donald Trump en la campaña siempre ha sido el echarle la culpa de todos los males que afectan al país al establishment político estadounidense y a los inmigrantes ilegales.

Sobre el segundo aspecto hasta deslizó -nada sutilmente- la idea de construir un muro en la frontera con México. En varias oportunidades explicó que hasta obligaría al país vecino a pagar por él.

Trump además pedirá que se concrete una sentencia federal de dos años de prisión mínimo para aquellos que reingresen ilegalmente a los Estados Unidos y una sentencia mínima de cinco años para los individuos que regresen con condenas anteriores por delitos graves, múltiples delitos menores o dos o más deportaciones anteriores.

En la actualidad, si bien no existe una sentencia mínima obligatoria, los inmigrantes indocumentados que intentan volver a entrar al país se pueden enfrentar hasta a dos años de prisión y en aquellos con delitos la sentencia puede agravarse hasta a 10 años de prisión.

Por otro lado, el presidente electo aseguró que suspenderá la inmigración “desde regiones propensas al terrorismo”.

Con respecto a los refugiados, el outsider quiere limitar el asilo y aseguró que prohibirá la entrada a EE.UU. de los refugiados procedentes de países como Siria, donde actúan grupos terroristas como el Estado Islámico (EI), ante la “imposibilidad” de comprobar cuál es su origen.

Derogación de programas a favor del medio ambiente

El multimillonario neoyorquino destacó que suspenderá los “miles de millones en pagos a los programas de cambio climático de Naciones Unidas” que impulsa ese país para combatir con el fenómeno del calentamiento global, un monto que considera que ahoga la iniciativa presidencial.

EEUU es uno de los máximos contribuyentes en cuanto a dinero se refiere, y Trump prefiere “financiar proyectos domésticos”, que destinarlos en la preservación del planeta. Así, dirigiría el dinero dirigido a los programas de cambio climático de la ONU a solucionar la infraestructura de agua y medioambiental de los Estados Unidos.

Siguiendo la misma línea -de preferencia por lo doméstico frente a lo global- Donald espera quitar las restricciones sobre la producción de esquisto, petróleo, gas natural y carbón limpio de las reservas energéticas del país, así como las que afectan a proyectos energéticos considerados vitales, como el oleoducto Keystone XL, que transportaría petróleo desde Alberta (Canadá) hasta Nebraska, y cuyo desarrollo rechazó Obama en 2015 porque cree que no contribuiría a reducir los precios de la gasolina.

Corrupción política

El presidente electo advirtió que existe corrupción en el Gobierno federal. Fue debido a eso que propuso una congelación de la contratación de todos los empleados federales (excepto los funcionarios de salud y seguridad públicas y militares).

También quiere impulsar una enmienda constitucional para limitar el número de mandatos de todos los miembros del Congreso -Cámara de Representantes y Senado-. Para ello, precisa el respaldo de dos terceras partes de las cámaras así como de tres cuartas partes de los 50 estados.

Para darle fin al efecto de “puertas giratorias” -que también sucede en EEUU- Trump sugería prohibir durante cinco años que los cargos de la Casa Blanca y el Congreso puedan convertirse en lobbistas tras dejar su puesto. En el caso concreto de los cargos de la Casa Blanca, se les prohibiría de por vida hacer lobby en nombre de otro gobierno distinto al de EE.UU.

Salida del TPP

Desde los inicios de su campaña, Donald Trump comunicó sus intenciones de retirar a los EE.UU. del Acuerdo Transpacífico (TPP) y tratar de “renegociar” el Tratado de Libre Comercio de Norte América (TLCAN).

El TTP es un tratado de libre comercio entre varios países de la Cuenca del Pacífico para rebajar las barreras comerciales, y está firmado por Brunéi, Chile, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú, y Vietnam.

También aseguró que renegociaría el NAFTA, el acuerdo de libre comercio con Canadá y México, o que de no ser posible, lo abandonaría. De la misma manera, pide salir del Acuerdo de Cooperación Económica Transpacífico (TTP), firmado en febrero.

Como candidato republicano, prometió ordenar al Departamento de Tesoro que declare a China manipulador de divisas.

Otras de sus medidas proteccionistas incluyen el ordenar que se identifiquen los abusos en comercio exterior que afecten a los trabajadores estadounidenses y establecer tarifas para disuadir a las empresas del país de que recoloquen a sus trabajadores en otros países con el fin de traer de vuelta a Estados Unidos sus productos libres de impuestos.

Comentarios

Compartido