Octubre: el mes con peor fama en los mercados

Los índices han empezado a caer desde que tocaron máximos en agosto, lo que confirma la inminencia de una corrección bursátil. ¿Se repite la historia?

Octubre es para las Bolsas lo que para nosotros es un viernes 13.

El décimo mes del año es el que tiene peor fama para las Bolsas mundiales porque se han producido algunos de los desplomes bursátiles más acusados de la historia y ha puesto fin a mercados alcistas. ¿Cómo será en 2016?

No olvidemos, además, que el actual alza en Wall Street el segundo más largo de la historia bursátil estadounidense…

Desde que los índices tocaron máximos históricos en agosto, empezaron la senda del declive. No han sido descensos importantes, pero el Dow Jones, por ejemplo, se ha dejado 300 puntos en el camino en este tiempo.

Dow Jones

 

Máxima volatilidad

Si octubre terminara en terreno negativo, el índice acumularía entonces 3 meses de descensos, la peor racha desde septiembre de 2011, algo que el S&P 500, el más representativo de la economía estadounidense, ya vivió a finales de febrero.

De acuerdo con un informe de Ryan Detrick, analista de LPL Financial, que cita a Market Watch, octubre es el mes más volátil para la renta variable. “Casi todos los récords de volatilidad se han alcanzado en este mes”. Se puede observar en la tabla que seis de los episodios de mayores caídas en el S&P desde 1928 se han producido en un mes como el actual.

OCTUBRE

 

¿Todos se equivocan?

Como cada año, durante el mes de mayo, otro temido por los inversores, se recomienda vender y alejarse de los mercados hasta octubre. Sin embargo, en 2016 fue diferente.

Durante este período el S&P 500 tuvo un crecimiento de 3%, sumándose a una revalorización anual que asciende a 5%.

Si el dicho de vender todo en mayo e irnos no funcionó, dado que la Bolsa tuvo ganancias e incluso los índices estadounidenses marcaron niveles récord, entonces ¿qué nos haría pensar que en esta ocasión si tendrían razón?

De acuerdo con los especialistas de Bank of America, entrar en octubre y esperar, otro de los dichos bursátiles, podría no ser la mejor idea este año, dado que las costumbres de los inversores podrían no estar ajustadas para las próximas semanas.

Lo que dice de la frase es entrar el 30 de octubre, coincidiendo con el Halloween estadounidense de cara al rally esperado para la bolsa norteamericana de finales de año.

Bank of America considera que más bien la Bolsa podría caer 5% antes de las elecciones en las que los americanos decidirán quién será el próximo presidente de Estados Unidos.

Para la bolsa norteamericana, en particular, con base en datos históricos, los peores meses del año son agosto, septiembre y octubre, aunque como te habrás dado cuenta, no fue el caso de un 2016 signado por la volatilidad en los mercados.

En la entidad apuntan a que los inversores deberían aprovechar las caídas para comprar, ya que se prevé que el S&P 500 rebotará hasta la zona de 2030 puntos.

//

La Bolsa: ¿próxima a un shock?

Durante la semana que transcurre se han conocido varios informes de analistas que apuntan a la posibilidad de que la bolsa sufra un shock. El último fue HBC que adelantó que el S&P 500 podría caer hasta 2.116 puntos si el Dow se situaba entre 17.992 y 17.063.

Además, estamos en plena temporada de presentación de resultados trimestrales de las empresas, y si se producen más decepciones de las esperadas, la bolsa podría reaccionar negativamente.

Lo cierto es que son pocas las acciones del S&P 500 que cotizan por encima de sus medios móviles de 50 sesiones, lo que no es sino una lectura negativa y bajista.

Los datos de Bespoke Investment muestran que solo el 25% de las cotizadas de este selectivo se mueven por encima de esa línea. El único sector que tiene a más d ela mtad de sus miembros por encima de esa línea es el de energía. Telecomunicaciones, servicios y materiales están por debajo de 10%.

//

¿Por qué octubre es malo?

Los analistas estadounidenses advierten que una corrección del mercado es inminente. Se trata de un retroceso temporal en el precio dentro de un mercado en alza, algo que sucede cuando el valor de una acción sube a un ritmo superior al del activo real.

Por lo general antes de que ocurra vemos una ola de ventas en masa, dado que los especuladores venden un montón de acciones  con la mayor rapidez que pueden para evitar pérdidas y hay un cambio en los precios generales del mercado. 10% de disminución en el índice bursátil es considerado una corrección.

Próximamente nos enfrentaremos no solo al evento electoral en Estados Unidos, sino a una nueva temporada de resultados en Wall Street y una suba de tipos por parte de la FED, siempre que los datos económicos no presagien una catástrofe.

Deja tu respuesta