Invertir como un millonario es posible mediante estas 4 vías

No hace falta tener grandes cantidades de dinero para poder invertir de muchas maneras. En esta nota te presentamos cuatro maneras para que con solo mil pesos puedas invertir como un millonario.

Hoy con solo tener unos mil pesos es posible invertir de muchas maneras. Las opciones no son pocas. Con ese monto se puede, por ejemplo, comprar acciones argentinas en Estados Unidos (ADR), participar en los mercados de futuros de las materias primas o del dólar y poseer títulos indexados para así poder cubrirse contra la inflación.

Además también se puede participar de la suba de la Bolsa o de la alta renta que ofrecen los bonos en dólares, invertir en Letras o Notas del Banco Central de la República Argentina o bonos atados al precio del dólar y también es posible invertir en la Bolsa brasileña o en otras Bolsas de Sudamérica.

Es verdad que para ser un cliente pequeño de un agente de Bolsa o de una firma de inversiones es necesario tener un mínimo superior a los $150.000. Incluso están aquellos que demandan un piso de colocación de U$S 200.000 para poder operar con bonos y acciones que están cotizando en los mercados de afuera.

Pero no todo el mundo financiero tiene estos requisitos. Al mismo tiempo, hay otra parte de este mundo que permite operar de igual manera con tan solo mil pesos y junto a expertos que manejan el capital que se les es confiado.

Son los bancos quienes les dan estas oportunidades a los ahorristas. Muchos de sus clientes no saben que existe esa posibilidad simplemente al no preguntar. Esos clientes creen que les contarán sobre las tasa de retorno, duration, ADR’s, cauciones, arbitrajes y demás tecnicismos.

Los bancos presentan varias alternativas para entrar a la Bolsa sin necesidad de arriesgar todo el capital en una acción o título público. Además ofrecen una ventana de entrada, la de los fondos comunes de inversión, que acerca a ese universo tan lejano. Lo más importante es que si se produce algún episodio de euforia en uno de los mercados, uno puede participar de la fiesta.

De esta manera, un ahorrista con mil pesos puede quedar ligado a los millones de pesos de inversores en los mercados de capitales ya que puede comprar y vender una pequeña porción de un gran portafolio compuesto por las principales opciones de renta, bonos públicos, pesos, acciones, Letras, entre otros, que se llama cuotaparte. Para el banco, el dinero de todos esos ahorristas es igual a poder disponer de una fortuna.

Son varias las opciones para satisfacer a los distintos tipos de inversores de acuerdo al riesgo de su preferencia: moderado, mediano y alto riesgo de pérdida y ganancia del capital. Definir el tipo de riesgo y plazo de la inversión es clave.

También es fundamental tener en cuenta a qué plazo se está dispuesto a inmovilizar el dinero. Porque sin dudas no es lo mismo invertir pensando que se necesita efectivo en unos días o un mes a no tener preferencias de retirarlo cuando se quiera o se considere que ha ganado (o perdido) lo suficiente. Las chances de ganar aumentan mientras más tiempo se acepte inmovilizar el dinero.

Ahora veamos cuáles son los fondos comunes básicos. También hay otros más sofisticados gracias a la imaginación de los expertos que desarrollaron combinaciones de activos muy creativas.

Fondo de renta en pesos

Estos fondos invierten en plazos fijos o cauciones (dinero que se coloca para prestar a aquellos que operan en la Bolsa contra garantía de acciones). La ventaja de esto es que, a diferencia de una colocación del dinero a plazo fijo, no es necesario esperar a una fecha de vencimiento para poder retirarse.

Fondo de Renta Fija

Pueden estar denominados en dólares o en pesos, o en ambas divisas. El ahorrista, en los dos casos, pone pesos. Si el fondo es en pesos, incluye Lebac y bonos indexados por el costo de vida o atados a la evolución del dólar. Si el bono es de renta fija en dólares, los dividendos son cobrados en dólares. Cuando se vende la cuotaparte, se cobra en pesos. Hay varios ejemplos más.

Fondo de Renta Variable

Están compuestos por acciones de empresas con autorización para cotizar en Bolsa. Hay varios fondos. Algunos compran acciones de la Bolsa de San Pablo, otros de bolsas de América Latina o incluso de Wall Street y, por último, otros sólo de Bolsas locales.

Fondo de Renta Mixta

Estos últimos son una combinación de  acciones, plazos fijos y bonos en pesos y dólares, además de moneda nacional y extranjera.

En todos los casos, al cierre de cada jornada se puede conocer el valor de la cuotaparte de cada una de las opciones que ofrecen todos los Fondos Comunes de Inversión en la página de internet de la entidad financiera que los administra.

En este Informe Especial te presentamos tres tips especiales de Warren Buffett, considerado uno de los mejores inversores del mundo, para ganar con tus inversiones.

Deja tu respuesta