¿Dónde posicionarnos para afrontar lo que se viene?

Los mercados emergentes son las estrellas en 2016 y siguen ganando fuerza. ¿Cuáles son las variables que deberíamos observar y cómo aprovechar el boom?

Los retos a la hora de encontrar jugosas oportunidades en los mercados mundiales son complejos, pero lo más importante es adelantarnos a los acontecimientos y analizar nuestra cartera para garantizar la rentabilidad más atractiva. La pregunta entonces es: ¿dónde posicionarnos para lo que está por venir?

El mundo desarrollado ha desacelerado su paso. El crecimiento de estas economías, después de haber marcado 2,1% en 2015, se ha reducido este año. Para el próximo, todavía se mantendrá en niveles preocupantes si lo que buscamos es tener ganancias recurrentes.

Patrice Gautry, economista jefe del banco suizo UBP, sostuvo que en relación con la política monetaria, es la primera vez que vemos a los bancos centrales seguir los mismos procedimientos ante una situación que no es normal.

En su opinión, si hablamos de los tipos de interés, que se encuentran en niveles mínimos, probablemente estén en el punto más bajo de la curva sobre un retorno negativo, por lo que considera que estaríamos en presencia del nivel más bajo de los bonos de largo plazo. “Seguramente habremos visto el suelo dentro del mercado de renta fija”.

Aun así, cree que es insuficiente como para apostar por la renta fija gubernamental, puesto que aún le quedaría una larga travesía en el desierto…

//

Bonos gubernamentales: un mal momento

De acuerdo con el experto, las políticas de los centrales en los países desarrollados apoyarán el crecimiento en la mayoría de las regiones con lo que buscarán medidas poco convencionales.

Por eso la renta fija gubernamental está, probablemente, en su peor momento y no sería atractiva bajo ningún concepto, más aún si hablamos de Europa o Estados Unidos, pese a que en este último se prevé subir un cuarto de punto la tasa de interés en la última reunión del año.

¿Conclusión?

No es el momento de apostar a los bonos gubernamentales de los países desarrollados, según el UBP, puesto que pese a ese marco de crecimiento hay oportunidades más interesantes si lo que deseamos es obtener rentabilidades.

//

¿Cuáles deben ser las metas de los inversores?

En primer lugar, han de buscar diversificación y luego la obtención de un mayor rendimiento a través del primer paso. La pregunta sigue siendo ¿dónde?, ¿a qué instrumento apostar?, ¿cómo?

Eso nos lleva a las estrellas del mundo durante 2016: los países emergentes…

La principal razón para invertir en mercados emergentes es la expectativa de un mayor crecimiento de las economías, lo que implica más rentabilidad para los inversores que tengan activos en estos lugares.

Es similar a lo que sucede con las empresas de crecimiento. La rentabilidad total que rinde un activo a lo largo de varios años evoluciona en forma extraordinaria por lo que si invertimos en un activo que tenga una rentabilidad superior a los medios nuestros ingresos serán superiores.

Mercados emergentes: estrellas en 2016

Es así como Brasil, pese a todos sus inconvenientes, se ha convertido en el mercado emergente más atractivo del mundo, dejando atrás a Perú, Argentina o Rusia.

De acuerdo con Gautry, los mercados emergentes lo han hecho muy bien durante 2016 y la proyección es que su crecimiento para lo que está por venir tenga el mismo ritmo que antes del estallido de la crisis financiera del año 2008.

A sabiendas de esto, el especialista recomienda mirar 2 variables en particular con especial atención: los beneficios por acción y el crecimiento de las compañías.

Lo cierto es que estas 2 variables no permitirán alcanzar una rentabilidad interesante que no llegará de los países desarrollados porque tanto Estados Unidos como Europa están caros en este momento y se encuentran al borde de una corrección del mercado.

//

Variables a seguir

Si nos remitimos a la renta variable, estamos también en presencia de un buen momento por la estabilización en el precio de las materias primas lo cual ayuda a incrementar el momento económico en la mayoría de estos países junto a la disminución del crecimiento de los salarios reales.

Según el UBP, la tendencia de los flujos se mantiene favorable a las acciones de las bolsas en los países emergentes que se mantienen por debajo de su valoración real.

Como inversores, deberíamos prestar atención a los bonos corporativos de grado de inversión, la parte de la deuda emergente, tanto en moneda local como en extranjera y los bonos convertibles.

De todos modos, también es recomendable buscar refugio en activos que resguarden nuestras finanzas. En el Informe Especial que preparó el equipo de Inversor Global de forma totalmente gratuita podés observar cuáles son los mejores activos para cumplir con este propósito.

Deja tu respuesta