Así debe estar distribuido tu portafolio

A partir de las opiniones de varios brokers, te contamos cómo debe estar distribuido un portafolio para que tenga un riesgo medio y pueda ser fácilmente replicado. 

Las grandes ganancias suelen suceder al principio de los episodios de euforia. Pero estos momentos se van tan rápido como llegaron. Por esta razón hay que saber aprovechar esos períodos sin poner todo el capital en riesgo.

Tomando distintas miradas de brokers, se seleccionaron las coincidencias para así construir un portafolio que tenga un riesgo medio y que, a la vez, pueda ser replicado por pequeños y medianos ahorristas yendo a su banco y pidiendo ser suscripto a un fondo común de inversión con una cartera similar. Ya con 1000 pesos se puede ser inversor de fondos comunes.

El portafolio tendría que estar compuesto así: 60% del dinero debería asignarse en bonos en dólares de mediano y largo plazo, 20% en bonos en pesos y 20% en acciones. Ahora sí, veamos cómo tendrían que estar conformados cada porción de esta inversión.

Bonos dolarizados

Dentro del 60% de bonos en dólares, la mayoría se inclina por la curva media y larga. Más de la mitad debería ir a Bonar 2024 y el resto en Discount con legislación argentina (DICA). Ambos bonos dan un rendimiento promedio de un poco más de 5% en dólares por año. Los brokers a la vez desestimaron la idea de bonos provinciales debido a que tienen un mercado más duro, es decir menos líquido, y la diferencia de rendimiento no justifica el riesgo.

El Discount surgió con el canje de la deuda y su vencimiento es en 2033 pero paga 8,28% en cupones semestrales. El cobro es en billetes de dólares todos los 30 de junio y 31 de diciembre. Como el bono cotiza por encima de la par, el rendimiento es menor a la tasa que paga. A partir de junio de 2024, cuando vence el otro bono de la cartera (el Bonar 2024), se comienza a amortizar el capital en 20 cuotas semestrales.

Por su parte, el Bonar 2024 paga 8,75% anual semestralmente, el 7 de mayo y el 7 de noviembre de cada año, y el capital se devuelve en 6 cuotas anuales consecutivas a partir de junio de 2019.

Estos bonos probablemente continuarán subiendo y ya no les queda mucho tiempo con rendimientos por encima de 5%. A corto plazo, debido a la suba de la paridad, los brokers creen que tendrán una renta de 4,85% anual.

Lo bueno de estos bonos, además de su rendimiento en dólares, es la liquidez que poseen porque pueden hacerse efectivos en 72 horas. Aparte en el caso de que no se necesiten los dólares de la renta, que se paga semestralmente, se los puede reinvertir en el mismo título.

Colocaciones en pesos

En el 20% de la cartera en pesos, casi todos los brokers coinciden en apostar a los Bonos del Tesoro (TO21) que fueron recientemente emitidos, Estos tienen su vencimiento en 2021 y pagan una tasa de 18,20% anual. Ahora rinden 17% ya que el mercado los cotizó por encima de la par. A pesar de esto, es una gran alternativa para asegurar una buena tasa durante cinco años.

Aunque actualmente el rendimiento es menor que el de un plazo fijo, dentro de unos meses lo igualará y entonces todavía quedan cuatro años para disfrutar de las tasas más altas del mercado. Con respecto a los intereses, estos se pagan semestralmente, el 3 de abril y de octubre de cada año. Todo el capital es devuelto el 3 de octubre de 2021. Debido a que su tasa es nominal anual capitaliza cada 30 días igual que un plazo fijo.

Acciones

Las acciones conllevan la parte de más riesgo de la cartera y ocuparían un 20% de la inversión. La mayoría coincide en tener el 15% del 20% en empresas petroleras y de electricidad. Las recomendadas son YPF, Petrobras, Transener y Metrogas.

Petrobras es la que tiene los precios más adelantados, la apuesta en esta empresa no es solo por la suba del petróleo sino también por la reacción de la economía brasileña. Esta acción hoy cotiza alrededor de los 10 dólares y tiene un pronóstico de 30 dólares.

Por último, el 5% restante aconsejan apostarlo a las siderúrgicas. Ahora no están pasando por un buen momento y por esta razón sus precios son una oportunidad ya que tienen un buen pronóstico de rebote. Se estima que la economía va a crecer y además está la demanda de las empresas petroleras.

En momentos de crisis parece más difícil ganar con las inversiones. Por esta razón hemos preparado un Informe Especial donde te damos varios consejos para definir una estrategia adecuada en esas duras épocas.

Deja tu respuesta