Adidas o Nike: ¿con cuál llegarás más lejos?

Tanto en el terreno deportivo como financiero, las dos firmas líderes de indumentaria deportiva compiten cabeza a cabeza. Si bien depende del gusto de cada uno cuál elegir para llevar en los pies, una de las dos tiene mejores perspectivas de negocio.

Los deportistas, como los inversores, toman decisiones todo el tiempo que influyen en su performance.

Una de ellas, es la elección de su equipo deportivo y  este dilema no sólo influye en la apariencia del atleta, sino en su rendimiento.

Así es, optar por una zapatilla u otra puede modificar el tiempo en que se tarda en correr determinados kilómetros o la cantidad de repeticiones que se hacen de determinado ejercicio.

Esa competencia, que en resumidas cuentas tiene a Adidas y Nike en la cabeza, también existe en el plano financiero.

Paralelamente, existe otra compañía que se viene abriendo paso este último tiempo en este sector: Under Armour. Si querés saber si existen fundamentos para invertir en ella, podés encontrar la respuesta en este Informe Especial. La pregunta ahora es: ¿cuál de estos dos aliados te llevará más lejos?

//

Un duelo de gigantes

Primero lo primero: el conglomerado de empresas que se dedican a la venta de productos de indumentaria deportiva está pasando por un gran momento. Esto se debe a que cada vez más, las tendencias mundiales se inclinan hacia una vida saludable y menos sedentaria.

Adidas y Nike, firmas líderes en el rubro, experimentaron un crecimiento envidiable. Sin embargo, una de ellas dos tiene mejores perspectivas a futuro.

¿Adivinás cuál?

Más allá de trivializar sobre el estilo de cualquiera de estas compañías, lo cierto es que la capacidad de seducir a sus clientes influye en el negocio y, por supuesto, en Bolsa. Estamos hablando nada más y nada menos que del marketing.

Y si nos focalizamos en esto, podemos concluir que en el último año, los mercados son cada vez más de Adidas, y menos de su rival, Nike.

En los doce últimos meses las acciones de la compañía americana cayeron más de un 16%, por el contrario, Adidas, lleva un año de récord en Bolsa. Desde el 1 de enero subió un 66% y en los doce últimos meses acumula una revalorización de más de un 80%. Valores que demuestran que correr no es solo bueno para el corazón, sino que también lo es para los bolsillos de los accionistas que apostaron por la compañía.

Por qué cae Nike

Los analistas que estudian este caso explican que detrás de las bajas de Nike se esconde la cierta apatía de los consumidores en Estados Unidos, que están permitiendo a otros competidores ganar una porción más abundante de la torta.

Entre las marcas que se están haciendo un hueco en este mercado destacan nombres como Under Armour, o la mismísima Adidas, que cada vez tiene más injerencia en ese país.

Los datos conocidos hasta el momento sobre Nike son peores de los que se habían estimado. Y eso a pesar de que la compañía ha reiterado las previsiones de beneficios para el conjunto del año.

Algunas firmas de análisis consideran que la empresa no será capaz de cumplir con el objetivo de aumentar los ingresos anuales hasta 50.000 millones de dólares hasta 2020.

//

3 motivos que explican por qué Adidas lleva la delantera

Pero mientras una empresa cae en desgracia, la otra muestra una performance digna de invertir en ella. A continuación, te muestro 3 motivos que lo fundamentan:

1. Un crecimiento histórico

Uno de los motivos por los que Adidas se está desempeñando mucho mejor que Nike es su ritmo de crecimiento. En el primer semestre del año la facturación de la compañía se elevó un 21% y el guidance apunta a un crecimiento orgánico del 15% en el año. Mientras Nike elevó su cifra de negocio en su primer trimestre fiscal solo un 8%.

“El grupo está batiendo de manera material a Nike en la mayoría de regiones”, explican desde Barclays. De este modo, desde la entidad británica creen que el mercado está poniendo en precio “una sólida recuperación de la facturación, especialmente en el negocio de estilo de vida”

2. Menor diferencia por márgenes

Lo que diferencia al negocio de Nike y Adidas primordialmente es el margen que obtienen. Según lo estimado por Barclays, el margen que logra la compañía americana excluyendo Estados Unidos, el negocio de Converse y los costes no asignados es del 26,1%, mientras que esta cifra en Adidas es del 22,9%.

Una situación que el mercado espera que cambie: “todavía hay un gran “gap” entre ambos operadores en este aspecto y creemos que las valoraciones sugieren que los inversores esperan que esta diferencia se estreche”, indican desde la entidad británica.

3. Nuevo consejero delegado

La razón fundamental por el que se espera que esta brecha se vea reducida es el nuevo consejero delegado de Adidas. Kasper Rorsted acaba de sustituir a Herbert Hainer como cabeza visible de la marca y lo logró con un curriculum envidiable a sus espaldas.

Durante su paso por Henkel desde abril de 2008 hasta septiembre de 2015 logró incrementar los márgenes operativos desde el 10,3% hasta el 14,6%, lo que implicó que los títulos de la compañía multiplicasen por 2,4 veces su precio.

Pero no todo es como parece…

Hasta acá todo parecería indicar que invertir en Adidas es la respuesta.

Sin embargo, a la hora de llevar a cabo este tipo de decisiones hay que tener más cosas en cuenta.

Si bien la compañía alemana está en plena fase alcista y sus tendencias de medio y largo plazo son alcistas; las recomendaciones de los analistas para el valor son de mantener con un precio objetivo que está situado ligeramente por debajo de la cotización actual, lo que significa que por fundamentales la empresa no tendría ningún potencial en Bolsa.

Acordate que otra compañía que no tenés que dejar pasar de vista es Under Armour. Y si querés saber si existen fundamentos para invertir en ésta podes encontrarlos en este Informe Especial.

Comentarios

Articulos Relacionados

Compartido