8 tips para elegir el broker perfecto

Estos intermediarios son la llave que abre la puerta a una oferta increíble de activos financieros para capitalizar sus ahorros. Hoy le enseñamos cómo seleccionar el correcto. 

1. Costos en la cima de la prioridad

Cuando hablamos de la función de intermediación que tienen los brokers, algo no menor es lo que cobran por dicha función. Desde el punto de vista del inversor, se trata de las comisiones pagadas por cada transacción. Algunos agentes ofrecen costos fijos, que van desde US$ 5 a US$ 15, sin importar el monto operado y otros montos variables que van del 0,5% al 1,5% sobre el total negociado. En función de lo anterior, cada uno debe verificar cuál es el más adecuado.

2. ¿Qué puedo operar con el broker?

Una vez que filtramos por las comisiones pagadas, un filtro clave es el que se refiere a qué me permite operar. No todos ofrecen la misma gama de productos o activos financieros. Algunos permiten negociar sólo acciones, otros opciones financieras y están los que suman bonos a estos activos. También existen algunos que no sólo admiten los mencionados instrumentos, sino también fondos comunes de inversión y los ETFs. Finalmente, existen intermediarios como Interactive Brokers que permiten operar no sólo en Wall Street, sino en varios mercados del mundo.

3. La atención personalizada puede ser costosa

20 años atrás no existía la gran oferta de sociedades de Bolsa  que tenemos hoy, pero la gran mayoría de ellos son plataformas o interfaces que facilitan la operación y hasta ahí llega su responsabilidad. Si el inversor está recién comenzando y necesita de algo más personalizado, los brokers cobran mucho dinero para este fin con tal de desincentivar esa actividad. Así, el inversor debe distinguir claramente entre aquellas entidades que dan soporte personalizado de las que no lo dan.

var jnturs3uskrylmwf,jnturs3uskrylmwf_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){jnturs3uskrylmwf_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!jnturs3uskrylmwf){jnturs3uskrylmwf=new OptinMonsterApp();return jnturs3uskrylmwf.init({u:”14755.332343″,staging:0,dev:0,beta:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;jnturs3uskrylmwf=new OptinMonsterApp();jnturs3uskrylmwf.init({u:”14755.332343″,staging:0,dev:0,beta:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

4. ¿Operar por cuenta propia o con ayuda?

En la época de Internet y el constante cambio tecnológico, muchos han mutado a plataformas electrónicas de operación donde prácticamente no hay injerencia del humano. El inversor, así, se encuentra frente a un software para ejecutar sus operaciones. Sin embargo, existen algunas sociedades de Bolsa que todavía mantienen el “antiguo” método de operación y que es, ni más ni menos, que tomar las órdenes de sus clientes vía telefónica. En ese caso, el inversor deberá optar por cual se siente más a gusto.

5. El research como disparador de ideas

Un camino utilizado a menudo por los intermediadores para captar clientes y fidelizarlos es poner a disposición de los mismos informes bursátiles y de research sin costos adicionales. De esta manera, se busca que los inversores cuenten con más herramientas al alcance de la mano, que le disparen ideas  de inversión. Con el research, no sólo ganan los clientes, sino también los brokers que generan incentivos para que haya más operaciones.

6. ¿Puedo operar desde mi smartphone?

En la actualidad el teléfono móvil representa como una oficina portátil para muchos. Y es por eso que tener la facilidad de seguir sus inversiones y operar desde este dispositivo es una ventaja para una cantidad no menor de inversores. Muchos brokers proveen aplicaciones móviles muy interactivas e intuitivas para usar. Téngalo en cuenta al momento de tomar una decisión.

var fhove0fqjxe2cfpa,fhove0fqjxe2cfpa_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){fhove0fqjxe2cfpa_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!fhove0fqjxe2cfpa){fhove0fqjxe2cfpa=new OptinMonsterApp();return fhove0fqjxe2cfpa.init({“u”:”14755.351377″,”staging”:0,”dev”:0,”beta”:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;fhove0fqjxe2cfpa=new OptinMonsterApp();fhove0fqjxe2cfpa.init({“u”:”14755.351377″,”staging”:0,”dev”:0,”beta”:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

7. Trayectoria comprobada

Como en todas las relaciones humanas, la del inversor y su broker debe estar basada en la confianza. Para esto, un dato importante es que el intermediario en cuestión debe tener una trayectoria probada de muchos años, en la cual su marca se haya comportado de manera intachable. Una de las maneras de constatarlo es investigando en Internet y en los organismos reguladores. También, tomando la experiencia de algunos familiares o conocidos que ya estén operando con esta firma.

8. Cursos de educación online

Una de las últimas novedades que han incorporado las sociedades de Bolsa -para seducir a los inversores que dan sus primeros pasos- es ofrecerles cursos de educación online gratuitos. Éstos son los denominadoswebinars, que para muchos novatos son de gran utilidad. Los brokers los organizan con frecuencia y son de fácil acceso, por lo que si le interesa esta herramienta, valórela al momento de elegir su aliado.

var dys6ypetenunmpxi,dys6ypetenunmpxi_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){dys6ypetenunmpxi_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!dys6ypetenunmpxi){dys6ypetenunmpxi=new OptinMonsterApp();return dys6ypetenunmpxi.init({u:”14755.284770″,staging:0,dev:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;dys6ypetenunmpxi=new OptinMonsterApp();dys6ypetenunmpxi.init({u:”14755.284770″,staging:0,dev:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

Deja tu respuesta