Todos apuestan por la Argentina

Cada vez son más las empresas financieras como JPMorgan que ya consideran al país como emergente en bonos. En esta nota te contamos cómo afecta esto a la Argentina y qué se espera para el 2017.

El riesgo soberano ha estado en caída, pero esto no necesariamente es malo. Gracias a este hecho, la Argentina se ha convertido en la octava economía emergente con un 4% de participación en la cartera del banco estadounidense.

Los bonos que tienen un mayor peso son aquellos pertenecientes a la nueva emisión de 2016. En estas circunstancias, el mercado aún espera a que el Morgan Stanley Capital International (MSCI) considere de nuevo a la Argentina como emergente en el año próximo.

Mientras se espera este movimiento por parte de Morgan Stanley Capital International (MSCI), el JPMorgan (JPM) ya lo considera emergente en bonos con una ponderación proyectada del 0,5%. Su ponderación es del 4% de la cartera. Este número lo coloca en el octavo lugar del ranking del punto de referencia de los bonos emergentes.

var ekeied7j2yzzlhvk,ekeied7j2yzzlhvk_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){ekeied7j2yzzlhvk_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!ekeied7j2yzzlhvk){ekeied7j2yzzlhvk=new OptinMonsterApp();return ekeied7j2yzzlhvk.init({“u”:”14755.351387″,”staging”:0,”dev”:0,”beta”:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;ekeied7j2yzzlhvk=new OptinMonsterApp();ekeied7j2yzzlhvk.init({“u”:”14755.351387″,”staging”:0,”dev”:0,”beta”:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

Además, ya ha superado a Chile, Colombia y Perú en América Latina. Sólo es superado por Brasil y México. Esto es un gran avance para el país. Un año atrás, la Argentina ni siquiera figuraba entre los cuarenta en tenencia de los fondos de bonos emergentes.

Como dijimos, en la actualidad, los bonos que tienen mayor tenencia en cartera son los de la nueva emisión de 2016. Los bonos dolarizados que más tienen son el Par 2038 Ley Nueva York, el Bonar 2026 y el Discount 2033 Ley Nueva York.

Al no contar con mínimos y estar en cartera de todos los fondos comunes de inversión locales, el Discount es el bono de referencia por su capacidad de hacer negocios. A esto se le suma que junto al Bonar 24 son los bonos más utilizados para el contado con liquidación.

La suba de los bonos dolarizados terminó dejando atrasada a la renta variable. Si el riesgo soberano baja, en consecuencia su valor actual debe aumentar. Esto no significa que sea algo automático, al contrario, tiene retrasos y la estimación es de entre doce y quince semanas.

En primer lugar, se arman carteras en activos conservadores como los bonos, ya que son los que más volumen generan gracias a su renta y liquidez. Luego, se van constituyendo carteras de activos con variables como pueden ser los ADRs en el exterior.

var xqiwv5i24wgjrkiw,xqiwv5i24wgjrkiw_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){xqiwv5i24wgjrkiw_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!xqiwv5i24wgjrkiw){xqiwv5i24wgjrkiw=new OptinMonsterApp();return xqiwv5i24wgjrkiw.init({“u”:”14755.351392″,”staging”:0,”dev”:0,”beta”:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;xqiwv5i24wgjrkiw=new OptinMonsterApp();xqiwv5i24wgjrkiw.init({“u”:”14755.351392″,”staging”:0,”dev”:0,”beta”:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

¿Quién más apuesta por los bonos emergentes?

Según un paper de Bull Market Brokers, Agente de Liquidación y Compensación, no sólo JPM tiene sus portafolios sintetizados de bonos emergentes. Sino que también los tienen otras empresas como Proshares, Vaguard y WisdomTree.

Pero JPM es un punto de referencia para otras carteras cerradas que no cotizan como un ETF, sino como fondos de cobertura o fondos comunes de inversión privados. Tan sólo en ETFs hay U$S 20.000 millones en deuda emergente.

La Argentina pondera entre los 10 principales emisores. “Esto es importante para cuando comience a demandarse activos de renta variable y no solamente operen con MSCI la demanda privada, sino también con otras empresas”, comenta el informe de investigación de Bull Markets Brokers.

Apenas se formalice lo emergente, seguramente la Bolsa de Buenos Aires podrá pegar el salto. Desde los sectores del Merval, se apuesta que los más sensibles serán los bancarios debido a que son los de mayor ponderación en las carteras del exterior en todos los fondos.

También pronostican que YPF se verá afectada por su deuda dolarizada. A menor riesgo, mayor valor actual. Es más, estiman que todas las compañías que tengan deuda en dólares bajo riesgo argentino serán favorecidas.

La baja de tasas también beneficiará a la expectativa de mayores emisiones para empresas del Merval. Las emisiones de Central Puerto, Pampa, Celulosa y Grupo Clarín también ayudaron a sus cotizaciones. Ante este panorama, toda emisión de deuda que favorezca el aumento de la capitalización le dará un impulso a la cotización.

El mes de junio de 2017, es la fecha a la que todos tienen en la mira. ¿Por qué? Porque es cuando se reúnen en el MSCI y revelarán el estatus de emergentes. Un dato importantes es que Qatar y Emiratos Árabes pasaron de mercados fronterizos a emergentes y, en 2015, consiguieron más de U$S 25.000 millones cada uno. Si se produce este mismo pase para la Argentina, podrían ingresar alrededor de U$S 30.000 millones anuales de fondos de inversión.

var dys6ypetenunmpxi,dys6ypetenunmpxi_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){dys6ypetenunmpxi_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!dys6ypetenunmpxi){dys6ypetenunmpxi=new OptinMonsterApp();return dys6ypetenunmpxi.init({u:”14755.284770″,staging:0,dev:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;dys6ypetenunmpxi=new OptinMonsterApp();dys6ypetenunmpxi.init({u:”14755.284770″,staging:0,dev:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

Deja tu respuesta