¿Qué son los CFDs y por qué tenés que aprender a invertir en ellos?

Los contratos por diferencia son instrumentos financieros donde 2 partes intercambian el sobrante entre precio de compra y de venta de un activo para apalancar una apuestas y obtener más rentabilidad.

Existe una forma de invertir en acciones, índices bursátiles, materias primas, divisas, futuros, bonos y hasta tasas de interés sin necesidad de tener el activo en sí. Se trata de los Contratos por Diferencia (CFDs, por sus siglas en inglés) y son el secreto de los inversores para ganar tanto en mercados alcistas como bajistas.

¿Querés aprender a operar a través de CFDs? Te contamos todos los detalles en esta nota.

En el sentido estricto, los contratos por diferencias son instrumentos financieros donde 2 partes intercambian la diferencia entre precio de compra y de venta en una operación financiera.

//

¿Por qué invertir en CFDs?

La ventaja que destaca sobre todas las demás es la alta liquidez que tienen para posicionarse en miles de instrumentos financieros.

A continuación te contamos por qué tenés que invertir en CFDs:

  1. Apalancamiento financiero

Podés lograr un retorno interesante con una inversión de 100 dólares en esta modalidad. Claro, como en toda apuesta bursátil, también podrías perder todo el capital puesto sobre la mesa, si el precio del activo se mueve en dirección contraria.

  1. Mercados alcistas / bajistas

Otro atractivo de los CFDs es que podés invertir tanto a favor como en contra del activo. Por ejemplo, ¿pensás que las acciones de Apple podrían bajar? No hay problema. Ingresá mediante un CFD una orden de venta y ganá dinero.

//

  1. Cubrir posiciones

Como se trata de una inversión con gran liquidez, da la posibilidad de cubrir posiciones para minimizar el riesgo. Si tenemos acciones de Apple, y de nuevo, pensamos que pronto bajarán, colocamos una orden de venta a través de un CFD y nos cubrimos.

Después de todo, los CFDs son uno de los mejores instrumentos financieros para los especuladores a corto plazo, debido a que pueden realizarse inversiones muy rápidas.

Los peligros de invertir en CFDs

Hay también un gran riesgo al invertir en CFDs, sobre todo debido a la escasa información del tema. Al ser una dinámica tan volátil, el riesgo que pueden contraer los usuarios sobrepasa sus mecanismos de protección para preservar sus ahorros.

    1. Son diseños de inversión con características complejas. La mayoría se decanta por la alta rentabilidad que puede obtener.
    2. Pueden generar plusvalías, pero las pérdidas son muy importantes también. El monto puede llegar a la mitad de lo invertido.
    3. Si analizamos las 2 anteriores te habrás dado cuenta que no es aconsejable para quienes no estén familiarizados. Se trata de modelos sofisticados y podrías perder tus ahorros.
    4. Son productos con apalancamiento. Por ello tienen abiertas posiciones sobre un activo, pero sin desembolsar la totalidad de su costo.

//

Invertir a corto plazo

Aun así, si compartís las siguientes características te conviene invertir en CFDs:

Todo inversor que desea ganar una buena cantidad de dinero en poco tiempo sin preocuparse mucho por los riesgos, apuesta a los CFDs.

También hay quienes llegan al producto a través de campañas publicitarias agresivas que lanzan plataformas y entidades online, en las que se hace énfasis en la facilidad para obtener grandes plusvalías, pero sin explicar la estructura del producto.

A final de cuentas, se trata de un excelente recurso ante la poca rentabilidad que ofrecen los productos tradicionales o en situaciones de indefinición de la renta variable en los mercados bursátiles.

Lo cierto es que esta modalidad de inversión no para de crecer. Para que nos demos una idea de la dimensión de cómo crece esta forma de invertir, en 2001 los CFDs representaban el 1% de los movimientos en renta variable, cuando en la actualidad es más del 35%. Las cifran son elocuentes.

Hoy en día la mayoría de los bróker online ofrecen este tipo de instrumentos, teniendo la oportunidad de comprar y vender desde la comodidad de nuestra computadora en cuestión de minutos.

//

Acciones o CFDs

En pocas palabras, se puede decir que un CFD refleja el precio actual de un activo financiero. Por ejemplo, si la acción de Exxon Mobil cotiza en 65 dólares, el CFD que la réplica tendría el mismo valor.

¿Por qué no adquirir directamente acciones de Exxon Mobil en vez de comprar un CFD?

La diferencia estriba en que al comprar 100 acciones de Exxon Mobil a 65 dólares debemos gastr 6.500 dólares más comisiones bursátiles.

En cambio, es posible adquirir un CFD que represente 100 acciones de Exxon Mobil con un margen de garantí entre 10% y 20%, dependiendo del bróker.

Además, si suponemos que el mercado se encuentra en tendencia bajista, es posible beneficiarse con los CFDs, vendiendo contratos. Podrías vender acciones de Exxon Mobil a 65 dólares por medio del instrumento en un movimiento especulativo a la baja del precio.

Si tu preocupación es el riesgo que corrés con esta inversión, entonces tenés que leer el siguiente Informe Especial en el que te contamos los pros y contras de apostar a la volatilidad en los mercados.

Deja tu respuesta