¡Cuidado! Esta inversión es peligrosa para la mayoría

Los ETF inversos se ven como alternativas atractivas de inversión, pero sus retornos dependen de la volatilidad de los mercados y de cómo se producen subas y bajas.

Los fondos cotizados en Bolsa, mejor conocidos como Exchange Traded Fund (ETF), son instrumentos preciados en medio de períodos de volatilidad o mercados bajistas, pero tené cuidado: si analizás bien el funcionamiento de estos instrumentos, queda claro que muchos pueden tener un efecto muy dañino sobre tu portafolio.

Los ETF, por si no lo sabías, son instrumentos que cotizan en Bolsa como si fueran acciones. Lo que hacen es replicar el rendimiento de otro activo, como el Dow Jones o el S&P 500, commodities o incluso mercados de cualquier parte del mundo y durante los últimos años se han popularizado cada día más.

Se han popularizado tanto que lograron duplicar su volumen negociado en los últimos 4 años y multiplicarlo por 10 desde el año 2004 en adelante. Hoy en día mueve 3 mil millones de dólares, según datos publicados por la consultora ETFGI, lo que evidencia su espectacular crecimiento.

Lo cierto es que al igual que la modalidad de inversión, la oferta ETF no ha parado de crecer. En general la variedad de opciones suele ser positiva para los inversores, pero también hay casos en que puede resultar peligroso invertir en instrumento sofisticados cuando no conocés bien su funcionamiento.

Se trata de uno de los mayores temores del mercado

//

¿Cómo usar un ETF en períodos volátiles?

Si hay un período de volatilidad o un mercado bajista, entonces podés invertir en un ETF inverso. ¿Cómo funciona?

Es simple: ofrecen una rentabilidad inversa diaria del índice. Si este baja 1% en el día, el ETF inverso sobre ese índice ganará 1%-

Podés pensar entonces que los ETFs inversos sirven para aprovecharse de una tendencia bajista en un índice determinado. En otras palabras, si tenés una cartera de valores y querés protegerla ante una caída en los mercados, podés englobar esos valores a través de un ETF inverso.

Estos ETF están diseñados para replicar en forma inversa el retorno de un índice en un día determinado. Por ejemplo, Short S&P es un ETF inverso que sube de precio cuando baja el S&P 500 y viceversa. Eso también quiere decir que si el índice sube 2%, el ETF caerá en esa misma variación.

Short sp 500

Fuente: Yahoo Finanzas

Incluso existen ETF inversos apalancados, como por ejemplo Pro Shares Ultra Short S&P 500 ETF y Pro Shares Ultra Pro Short S&P 500, que duplican o triplican el movimiento del mayor índice estadounidense en cualquier día. Si el índice pierde 1%, el ETF gana 2% o 3%.

//

ETF inversos: ¿buena o mala inversión?

A primera vista podemos ver que se trata de instrumentos de alto riesgo, pero que al mismo tiempo parecen buenos para comprar en momentos de mercados bajistas… Y ese es el error de muchos principiantes.

Estos ETFs replican a la inversa el retorno del índice en un determinado día, lo cual no es igual a hacerlo durante períodos largos. Estos instrumentos pueden resultar entonces bastante peligrosos.

A continuación un ejemplo: imaginemos 3 ETF diferentes. El primero es simple y replica al índice; el segundo es inverso y sube cuando el índice baja y el tercero es inverso duplicado, es decir, gana el doble de lo que pierda el índice al día.

Si el índice comienza con un valor de 100 y al día siguiente cae a 90. El simple obviamente pierde 10 puntos, mientras que el inverso gana 10% y duplicado 20%.

Supongamos que al segundo día, el mismo índice gana 11%, recuperando su valor inicial en 100. En este caso, el ETF simple se restaura también, mientras que el inverso y el duplicado pierden dinero.

En el caso del ETF inverso, pierde 11% y el duplicado tendrá un decrecimiento de 22%.

//

Una inversión peligrosa

La conclusión es la siguiente: incluso cuando el mercado ha recuperado todo su valor con el paso del tiempo, el ETF inverso y el duplicado terminaron con pérdidas de capital. Los retornos que estos instrumentos generan en el tiempo dependen de la volatilidad de los mercados y de cómo se producen las subas y bajas en el tiempo

A mayor volatilidad y apalancamiento, más impredecibles son los retornos y mayores los chances de perder dinero a mediano y largo plazo.

Por supuesto, si invertís en estos instrumentos en etapas en los que los mercados caen sin pausa, seguramente obtendrás jugosas ganancias. Sin embargo, los retornos a largo plazo son difíciles de predecir, y mientras mayor tiempo tengan estos ETFs en tu cartera, mayor es la probabilidad de perder dinero.

Por esa razón, conviene pensar dos o tres veces antes de comprar estos instrumentos…

En el siguiente Informe Especial podés conocer cuál es el mayor temor de los mercados. Recordá que podés ingresar de forma totalmente gratuita.

Deja tu respuesta