¿Cómo impacta la destitución de Dilma a la economía argentina?

Luego de la destitución de Dilma Rousseff, el 31 de agosto, resta ver las consecuencias de este hecho histórico en nuestro país. En esta nota te contamos cuáles serán.

El 31 de agosto fue el fin de la presidencia de Dilma Rouseff de Brasil, cinco años después de haber sido la primera mujer en ocupar el cargo político más alto de ese país. Esta crisis no solo recae sobre la figura de esta mujer sino también sobre su propio partido, el de los Trabajadores, luego de haberse hundido en el escándalo tras una corrupción por cifras multimillonarias.

Incluso el ex presidente, Luis Inácio Lula Da Silva, quien pretendía regresar a su querido cargo se encuentra en medio del escándalo y la crisis política.

Del otro lado, está Michel Temer quien deberá hacerse cargo de la presidencia hasta el 31 de diciembre de 2018. Temer, quien era el vicepresidente, había asumido de manera interina mientras Rousseff esperaba la definición de su proceso de juicio político.

var jnturs3uskrylmwf,jnturs3uskrylmwf_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){jnturs3uskrylmwf_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!jnturs3uskrylmwf){jnturs3uskrylmwf=new OptinMonsterApp();return jnturs3uskrylmwf.init({u:”14755.332343″,staging:0,dev:0,beta:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;jnturs3uskrylmwf=new OptinMonsterApp();jnturs3uskrylmwf.init({u:”14755.332343″,staging:0,dev:0,beta:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

¿Cuál es la situación actual de Brasil?

Este año, el PBI de Brasil se estará contrayendo entre un 3% y un 3,2%. El número de personas desocupadas ha aumentado a casi 12 millones de desempleados, lo que equivale a más del 11% de la fuerza laboral. Así el país ocupa el puesto siete del ranking de las naciones con el peor índice a nivel mundial.

Además, Temer tiene una mala imagen. Según la consultora Ipsos, el rechazo a su figura asciende al 70%, tan solo 5 puntos por debajo de Dilma. Aun así, los analistas creen que podría abrirse un panorama con menos incertidumbre para la política y la economía del país la cual estaba frenada s la espera de la definición del futuro de Dilma.

No son pocas las variables que demuestran señales positivas. Por un lado, la inflación se está desacelerando luego de alcanzar los dos dígitos. El último registro mostró un nivel acumulado a 12 meses del 8,8%. Las expectativas son que este año cierre alrededor del 7,6%. Por el otro, la caída del PBI para este año de entre el 3% y el 3,2%, no es tan mala cuando se compara con la baja proyectada que era del 4%. Para el 2017, se espera un crecimiento de la economía de entre 0,7% y 1 %.

Según el mismo gobierno, la tasa de desembolsos subió casi 0,4% entre abril y junio. Esta mejora es importante ya que marca el fin de un largo período de 10 trimestres seguidos con variaciones negativas. Por último, según un informe de FocusEconomics, otras variables como consumo, producción industrial, exportaciones e importaciones van a tener tasas positivas el año próximo.

var fhove0fqjxe2cfpa,fhove0fqjxe2cfpa_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){fhove0fqjxe2cfpa_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!fhove0fqjxe2cfpa){fhove0fqjxe2cfpa=new OptinMonsterApp();return fhove0fqjxe2cfpa.init({“u”:”14755.351377″,”staging”:0,”dev”:0,”beta”:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;fhove0fqjxe2cfpa=new OptinMonsterApp();fhove0fqjxe2cfpa.init({“u”:”14755.351377″,”staging”:0,”dev”:0,”beta”:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

¿Cuáles serán las consecuencias para Argentina?

Estas son las cinco cosas que hay que observar para ver qué impacto generará en la economía argentina:

  • Tipo de cambio

Es una de las variables que más preocupa al sector industrial y al gobierno argentino. Un real demasiado débil genera una fuerte presión sobre la política cambiaria del BCRA. Por ejemplo, durante gran parte del kirchnerismo, esta entidad pudo pisar o soltar el acelerador según los movimientos del real.

Brasil hoy es uno de los pocos países importantes, en lo comercial, con los que la Argentina es mucho más competitiva que antes del desarme del cepo. El pasado noviembre, la relación era de $1,05 por cada unidad de real. Ahora, es de $1,45 por real, lo que equivale a una mejora de casi 40%. Este hecho es prueba de un abaratamiento de los productos argentinos para las empresas brasileras.

  • Demanda de bienes no durables

Lo peor para las empresas argentinas y las economías regionales, que dependen de la demanda de Brasil, es un mercado deprimido. La posible recuperación genera altas expectativas. Además hay una mayor confianza del consumidor. Según la Fundación Getulio Vargas, el índice que mide el ánimo de los compradores subió hasta los 79 puntos, marcando cuatro meses seguidos de alza y el mejor registro desde enero.

También la confianza del comercio minorista creció. Según la Confederación Nacional de Comercio de Brasil, en agosto hubo un aumento de casi 10% respecto al mismo mes del año pasado. Los alimentos procesados y sin valor agregado son una parte fundamental del comercio con Brasil. Entre enero y julio se enviaron a ese país artículos por U$S 1.500 millones, un tercio de las exportaciones totales hacia Brasil.

  • Industria automotriz

Es el sector más estratégico en la relación con Brasil y el cual ha tenido un fuerte desplome. Entre enero y julio se exportaron vehículos desde la Argentina por U$S 1.850 millones, un 31% menos que en el mismo período del año pasado. Se espera que la recuperación sea lenta.

Sin embargo, los analistas no creen que habrá muy buenas noticias para las empresas argentinas y para el Gobierno macrista.

  • Inversiones brasileñas en la Argentina

Las empresas brasileras solían ser protagonistas excluyentes de los flujos de desembolsos que llegaron a la Argentina hace más de una década. Entonces venían a adquirir compañías de los sectores energético y alimenticio. Pero luego de la aparición del cepo cambiario en 2011 y mientras la crisis económica se profundizaba en la región, las inversiones brasileñas comenzaron a desaparecer.

La última marca importante fue cinco años atrás, cuando se registraron operaciones por U$S 1.159 millones. Las proyecciones marcan un lento regreso de los capitales al país.

  • Relaciones bilaterales y Mercosur

La posibilidad de una buena relación entre Macri y Temer, será clave durante los dos próximos años frente a cualquier potencial conflicto comercial. En la época de las presidencias de Dilma y Cristina, se frenaron los envíos de ajos y papas congeladas hacia Brasil en respuesta a las trabas que aplicaba Guillermo Moreno.

Sin embargo, el presente no es esperanzador para el Mercosur. El bloque sigue paralizado políticamente debido a que Argentina, Brasil y Paraguay se niegan a reconocer la presidencia pro témpore de Venezuela y esta situación no parece que vaya a cambiar pronto.

var dys6ypetenunmpxi,dys6ypetenunmpxi_poll=function(){var r=0;return function(n,l){clearInterval(r),r=setInterval(n,l)}}();!function(e,t,n){if(e.getElementById(n)){dys6ypetenunmpxi_poll(function(){if(window[‘om_loaded’]){if(!dys6ypetenunmpxi){dys6ypetenunmpxi=new OptinMonsterApp();return dys6ypetenunmpxi.init({u:”14755.284770″,staging:0,dev:0});}}},25);return;}var d=false,o=e.createElement(t);o.id=n,o.src=”//a.optnmnstr.com/app/js/api.min.js”,o.onload=o.onreadystatechange=function(){if(!d){if(!this.readyState||this.readyState===”loaded”||this.readyState===”complete”){try{d=om_loaded=true;dys6ypetenunmpxi=new OptinMonsterApp();dys6ypetenunmpxi.init({u:”14755.284770″,staging:0,dev:0});o.onload=o.onreadystatechange=null;}catch(t){}}}};(document.getElementsByTagName(“head”)[0]||document.documentElement).appendChild(o)}(document,”script”,”omapi-script”);

Deja tu respuesta