¿Cómo ganar con activos que perdieron todo su brillo?

Invertir en ETFs es la solución cuando un instrumento financiero pierde su atractivo. Después de todo es el comodín para diversificar cualquier portafolio.

Llega un punto en que una inversión se estanca. Pasa con los precios del oro, un activo exclusivo para tiempos de refugio; con los bonos que lucen grises en el mercado internacional hoy o con las acciones, paralizadas en medio de la incertidumbre. Entonces ¿cómo ganar con activos que perdieron todo el brillo de antaño?

Vamos con ejemplos para entenderlo mejor…

Durante 2016, los bonos del Tesoro de los Estados Unidos a 30 años han tocado su menor nivel, especialmente a principios de año cuando se profundizaba el desplome de los mercados bursátiles y los precios del petróleo retrocedían sin freno. ¿Qué hacen los inversores en este caso?

//

Los bonos del Tesoro de los Estados Unidos

Migran hacia otros activos. Por ejemplo: si desean operar en bonos del Tesoro norteamericano a 30 años, van hacia un fondo cotizado en Bolsa (ETF, por sus siglas en inglés: Exchange Traded Fund).

En este caso sería el 20+ Year Treasury Bond ETF (TLT), un fondo cotizado en Bolsa que está respaldado por una canasta de bonos del Tesoro estadounidense con vencimiento de 20 a 30 años. ¿Qué la hace tan interesante y diferenciada de la inversión original? Los ingresos por intereses se convierten en el pago de dividendos periódicos.

TLT

Fuente: Yahoo Finanzas

Invertir en oro

Los futuros de oro, según el Commodity Exchange, conocido como COMEX, se habían establecido por encima de 1.377,5 dólares la onza durante la segunda mitad del año, pero cuando inició septiembre la cotización del metal dorado se hundió hasta 1.305,5 dólares la onza, con un nivel de riesgo de caer hasta los 1.298,4 dólares por onza.

En otras palabras, el oro no está en su mejor momento después del interesante rally que ha experimentado a lo largo de 2016…

Como bien sabés, en momentos de volatilidad, el oro es una opción financiera segura porque se presenta como un refugio para los inversores. De nuevo, un ETF podría ser la solución a todos los inconvenientes que tiene el metal dorado.

El SPDR Gold Trust (GLD) es uno de los ETFs más famosos del mundo. De hecho, es el mayor fondo cotizado de materias primas que existe en el mundo con poco menos de 70.000 millones en activos y cotiza poco más de 9 millones de veces a diario. Lo que hace tan interesante a esta opción es que está respaldada por oro en lingotes y no está atada a las acciones de las principales mineras del mundo.

GLD

Fuente: Google Finanzas

Utilidades e índices

Un tercer caso es el de servicios dentro del conocido índice Dow Jones, que durante las últimas semanas no ha hecho otra cosa sino anotarse pérdidas. Así es como encontramos el fondo Utilities Select Sector SPDR Fund (XLU) que hace seguimiento dentro del sector de servicios del índice S&P 500, a empresas que producen, generan o transmiten, tanto electricidad como gas natural. Así podría diversificar tu cartera.

XLU

Fuente: Google Finanzas

Lo cierto es que el S&P 500 ETF SPDR (SPY), el ETF que replica el comportamiento del índice bursátil más importante de los Estados Unidos, tiene una ganancia de 7,1% durante 2016. El ETF de bonos del Tesoro estadounidense, el de oro y el del sector de servicios públicos terminaron con ganancias de 15%, 24,7% y 14,7%, respectivamente.

S´PY

Fuente: Yahoo Finanzas

¿Por qué invertir en ETFs?

Todos los ejemplos anteriores nos llevan a decirte que los ETFs se han convertido en la vedette del mercado y en el comodín para diversificar cualquier portafolio de negocios. Tanto es así, que lograron duplicar su volumen negociado en los últimos 4 años y multiplicarlo por 10 desde el año 2004 en adelante, alrededor del mundo.

¿Qué hace tan atractivo a un ETF?

Las principales ventajas de los fondos cotizados en Bolsa son su simpleza, su bajo costo y su alta liquidez.

Según Nasdaq, estos instrumentos “combinan la variedad de una cartera diversificada con la simplicidad de operación de un único activo” y los inversores pueden adquirirlos en el margen, en corto o conservarlos por un período largo, así como también comprarlos y venderlos en cualquier rueda bursátil.

//

Además, como bien sabés, los ETFs replican toda clase de activos desde el oro hasta índices de mercados emergentes, por lo que la cantidad de alternativas que ofrecen son muy variadas, de modo que se adaptan a cualquier estrategia.

De esa manera, es fácil entender cuánto dinero se gana, ya que solamente se replica el rendimiento del activo o índice subyacente. Esto le permite al inversor determinar el perfil de rentabilidad y riesgo del instrumento, y de este modo, diversificar su cartera de acuerdo a su tolerancia al riesgo.

Deja tu respuesta