5 estrategias con escaso riesgo para emplear en septiembre

Un plazo fijo, un bono soberano o apostar a una cochera son alternativas financieras que pueden traerle éxito inmediato a tu cartera una vez que las pongas en práctica.

Si escogiste septiembre como el mes para empezar a invertir o si buscás manejar tu cartera con activos de escaso riesgo entonces estás en el lugar correcto. Si bien toda inversión tiene una debilidad implícita, hoy te contamos de las alternativas locales que mejor harán a tus ahorros.

A continuación, te presentamos un ranking con las 5 alternativas argentinas más atractivas del mercado durante este año:

  1. Plazo fijo

Conocido por todos, el plazo fijo es el mejor amigo de quienes odian las finanzas. Es decir, ¿qué es mejor para un ahorrista que conocer el rendimiento de su apuesta desde el primer minuto?

El inversor realizar un depósito durante un plazo previamente establecido, tiempo en el cual el banco utiliza el dinero, pero se compromete a pagarle al ahorrista al momento de devolverle el depósito a una tasa de interés predeterminada.

¿De cuánto es la tasa de interés en Argentina hoy en día?

La baja gradual de tasas que está implementando el Banco Central tiene su correlato en los rendimientos de plazos fijos. Como las entidades ya ganan menos a la hora de colocar su liquidez en las Lebac y tampoco tienen gran demanda de crédito, entonces tampoco están preocupados por remunerar a los ahorristas.

Durante la última semana, la tasa para colocación a plazo rozaba los niveles del 21% anual en promedio. Probablemente para finales de mes caiga por debajo del 20%. Significa que si invertís 100.000 pesos en tu banco, tendrás 21.000 pesos extra para finales de año.

//

  1. Bonos soberanos

Son los bonos emitidos por cualquier Gobierno. Por ejemplo, con los mismos 100.000 pesos de hace un momento podés hacerte con 6.600 dólares en este instrumento que presentaría un interés de 429 dólares.

Si bien es mucho menor a lo que otorga un plazo fijo no conlleva ningún riesgo cambiario.

El riesgo cambiario se asocia a la fluctuación de una divisa respecto a otra. Esto debe ser asumido por aquellos inversores y compañías cuyas inversiones y negocios impliquen un intercambio entre divisas.

Los bonos locales están en un excelente momento. La suba de precios ha tocado especialmente al sector  de títulos en dólares.

Luego está el dollar-linked, títulos de deuda emitidos por el Estado y pueden ser adquiridos o vendidos en pesos pero siguiendo como parámetro la cotización del dólar al momento de la operación.

Finalmente están las Lebacs, la estrella financiera de la primera mitad del año, dado que ofrecían un rendimiento de 38% a los ahorristas. Es deuda a corto plazo emitida por el Banco Central, pero a medida que la economía se ha estabilizado se ha hecho menos indispensable mantener altas tasas.

//

  1. Fondo Común de Inversión

Son instrumentos financieros compuestos por activos como acciones, bonos, divisas, metales preciosos, contratos de futuros y opciones o dinero, que pertenecen a un grupo de personas que invierten con similares objetivos de rentabilidad y de riesgo.

Por supuesto, el patrimonio de los ahorristas es administrado por profesionales, encargados de alcanzar una rentabilidad apropiada y maximizar el beneficio.

Se trata de una alternativa un tanto más sofisticada, pero su riesgo es escaso y en promedio paga un interés de 30% anual, especialmente si no está prevista una devaluación en el corto plazo.

Otra de sus ventajas de los fondos comunes de inversión es la posibilidad de entrar con 1.000 pesos y la de realizar el rescate de la inversión en cualquier momento, disponiendo del dinero en un plazo de entre 0 y 72 horas en la mayoría de los Fondos.

//

  1. Cocheras

Tal vez no te gusten las finanzas y la diversidad es lo que hace el mundo de las inversiones tan atractivo.

El elevado crecimiento del parque automotor y las mayores restricciones para estacionar en la Ciudad de Buenos Aires, volvieron a las cocheras un bien escaso. Invertir parte de nuestros ahorros en estos activos resulta una forma atractiva para diversificar la cartera en real estate o dar nuestros primeros pasos.

A ver ¿cómo funciona esto?

A las clásicas cocheras de un edificio, que se alquilaban en forma mensual y mediante un contrato entre locador y locatario, se suma una alternativa más moderna. Los inversores compran una cochera y la explotan de forma particular. Son necesarios unos 300.000 pesos para abordar este negocio y tiene una utilidad de hasta 10% anual.

  1. Compras adelantadas

Esta técnica no es más que ganarle a la inflación o, al menos, adelantar la jugada. Todos los precios tienden a subir: desde la mantequilla hasta los autos, de modo que si te blindás comprando bienes útiles en el supermercado pagarás mucho de lo que harás en 6 meses.

Recordá que la plata estacionada bajo el colchón no genera más dinero, de modo que si deseás profundizar en las estrategias de inversión que te contamos en la nota, podés revisar el siguiente informe Especial, cuyo acceso es totalmente gratuito.

Deja tu respuesta