4 inversiones para apostar al mediano plazo

Podés desentenderte de tu cartera por un par de años y dejar que los valores maduren para luego recoger los frutos de lo que cosechaste. Solo tenés que seguir los pasos a continuación.

Si los vaivenes de las acciones no te causan un estrés constante, entonces hoy tenemos 7 recomendaciones exitosas para vos. Se trata de inversiones a mediano plazo, de esas que dejamos madurar durante 2 o 3 años para luego recoger la cosecha.

Al mediano plazo

Si jamás has invertido en el mediano o largo plazo, esto simplemente consiste en comprar activos que valgan la pena con la intención de mantenerlos en nuestra cartera por más de un año. Esta modalidad incluso nos permite tomar posiciones en algún instrumento en la parte baja de la curva, porque no necesitamos de liquidez inmediata.

En este sentido, armamos una lista de 4 inversiones en las que podés apostar si querés garantizar ganancias en el mediano plazo:

//

  1. Petróleo

La sobreoferta global de petróleo derrumbó los precios del petróleo desde los 115 dólares por barril en junio de 2014, hasta los 27 dólares en enero de este año. Posteriormente el precio del barril repuntó, alcanzando los 50 dólares, pero el mes pasado retrocedió a los 40 dólares.

Conforme baje la demanda global y repunte la oferta de los países productores de crudo que no integran la OPEP, los mercados se estabilizarían según proyecciones de la Agencia Internacional de Energía (AIE).

La única forma en que terminaría o se contendría el exceso de oferta de crudo en el mundo, es mediante una reducción en el procesamiento en las plantas de refinación, y con esto al corto plazo, debilitar la demanda de crudo y poner un límite a los precios.

La mejora en el precio del barril se espera para la última etapa de 2016, mientras que la recuperación más sostenida será para mediados de 2017.

El modo más sencillo de invertir en petróleo es mediante un fondo cotizado o ETF, que opera a través de un bróker.

  1. S&P 500

Las alzas son la tónica general del Dow Jones y el S&P 500 que han ganado en promedio 6% durante el año. Podrás decir que el dato no es tan ostentoso como el de la bolsa brasileña que obtuvo un rendimiento de 60% en dólares, pero la verdad es que Wall Street tocó su récord este año.

SP 500

Fuente: Google Finanzas

El S&P 500 es el índice más seguido y quizá más conocido en las bolsas de todo el mundo. Representa los 500 valores bursátiles más importantes de Estados Unidos, pero ¿qué lo hace tan importante?

La respuesta radica en su rentabilidad histórica: en sus más de 50 años de vida, solo quedan 80 de las 500 empresas que empezaron inicialmente, de modo que evoluciona a la par de la economía.

El Oráculo de Omaha, Warren Buffett, ha aconsejado invertir 90% de nuestros activos en un ETF que replique el S&P 500. Los retornos que puede conseguir este producto serían superiores a los de muchos que hayan pagado por hacer ese trabajo a gestores que cobran altas comisiones.

  1. DAX

Por si no lo conocés, el DAX es el índice más conocido de la Bolsa alemana. En general, se trata de uno de los mercados menos riesgosos de Europa. Dos sectores destacan allí:

  • Sector Industrial: sobresalen empresas automovilísticas como Volkswagen y tecnológicas, con Siemens en la cabeza. Ambas son beneficiadas con la depreciación del euro.
  • Sector eléctrico: destacan empresas como E On y REW, dos valores que poseen un peso muy importante en el DAX.

Este índice puede operarse a través de un producto apalancado que represente el comportamiento del índice como un ETF.

DAX

Fuente: Google Finanzas

  1. Deutsche Bank

Los bancos –en particular aquellos del otro lado del atlántico- han sido epicentro de grandes caídas. Por un lado, las entidades italianas se encuentran en problemas, pero no son los únicos. También se le apunta al Deutsche Bank, insignia de Alemania.

Este banco ha tenido una caída estrepitosa en el valor de sus acciones. De hecho, lleva caído casi 50% en el último año.

Este banco es tan importante que hay quien dice que su alta posición en el mercado de derivados, así como su posición deudora provocaría una gran convulsión en el sistema financiero global, si algo ocurriera. También hay quienes comparan: el tsunami ocasionado por la quiebra de Lehman Brothers sería pequeño al lado de una eventual caída de Deutsche Bank.

//

La clave del Deutsche Bank, y quizás la razón para ser optimista en el mediano plazo, es que es un icono nacional alemán, que seguramente su gobierno no deje caer.

Si aun así sos de los que prefieren multiplicar su dinero en el corto plazo, entonces accedé al siguiente Informe Especial en el que podés ver las mejores acciones del momento. Recordá que es totalmente gratuito ver esa información.

Deja tu respuesta