Vuelve un viejo amigo a la cartera inversora

El valor del dólar está por debajo de 15 pesos y vuelve a tentar por el inicio del descenso de las tasas de interés. Se esperan rendimientos superiores al 10% a fines de 2016.

Gran parte de 2016 estuvo signado por una inversión en pesos: Lebacs, pero su efecto empieza a diluirse una vez que las tasas de interés bajan más cada semana debido a que las expectativas del mercado se compaginan con la promesa del Banco Central respecto a una reducción de la inflación.

Si nos preguntaras hoy, te diríamos que la moda de apostar por las tasas de interés y los bonos atados al Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) empieza a disiparse en un contexto en que el sector privado prevé un fuerte descenso de la inflación.

//

Valor del dólar futuro

Ese escenario es el que ha dado margen a Federico Sturzenegger, presidente del BCRA, para iniciar un recorte de los retornos en pesos que buscará acompañar la desaceleración de los precios y volverá más tentadoras las inversiones en dólares.

Recordá que a inicios de semanas el Banco Central derogó las últimas normas del cepo cambiario que estaban en vigencia, incluyendo los topes mensuales para operar en dólares:  500 en efectivo diarios y 5 millones mensuales, con el objetivo de simplificar el mercado cambiario, eliminar requisitos burocráticos y reducir costos operativos.

Una vez que esto sucedió el valor del dólar se desplomó por debajo de los 15 pesos y reingresó al menú del inversor que tiene en mente para los próximos meses una devaluación de 10% en el mercado de futuros para diciembre, orientado a quienes piensen apostar a alternativas en billetes verdes.

//

Valor del dólar: ¿cuál es la apuesta de los ahorristas?

Los inversores parecen prever que el tipo de cambio se recuperará con fuerza desde el piso de 15 pesos que perforó en estos días. Apuestan a que el dólar pase de los 14,66 pesos que está en el mercado mayorista hasta los 16,17 pesos, según números publicados por el mercado de derivados de Rosario (Rofex).

En consecuencia, hay una inversión que podría empezar ofrecer rendimientos por encima de los estándares comunes: los bonos en dólares, que alcanzarán hasta 11% para fines de año.

Bonos en dólares

Con el levantamiento del cepo, los bonos en dólares se convirtieron en una de las apuestas más interesantes de los inversores para 2016.

Los títulos argentinos en moneda extranjero se ven aún más favorecidos tanto por la mejora en las perspectivas de la economía argentina, como por la mayor demanda que se generará una vez que se active el blanqueo de capitales.

Hoy, dos de las vedettes del mercado son el Bonar 24 (AY24) y Discount 2033, en dólares, Ley Argentina (DICA). El primero tiene un rendimiento del 7,6%, al tiempo que el segundo uno del 7,1%, retornos no se ven prácticamente en el mundo de hoy.

//

Hambre por los emergentes

Los ahorristas locales suelen mostrarse renuentes a invertir en activos que coticen lejos de casa, pero por suerte invertir en el mercado más atractivo de hoy, no tenés que ir a ningún lado.

Las Bolsas de América Latina lideran los rendimientos del globo en 2016 y se espera que la racha positiva de estos mercados emergentes se mantenga a futuro.

Lo cierto es que tras el Brexit, los inversores comenzaron a ajustar sus estrategias financieras en función de activos cuyos rendimientos ajustan por riesgo. De ahí que volvamos a ver el apetito por activos en países emergentes, con nuevos ingreso de capitales, particularmente hacia América Latina.

Blanqueo de capitales

A lo atractivo de los emergentes se suman dos factores que acercaría el blanqueo: por un lado, la expectativa de que permita cerrar las necesidades de financiamiento para el Tesoro de 2016 y deje algún colchón para 2017 y, por el otro, una mayor demanda por deuda argentina que generará más allá de la nueva emisión de títulos.

Según el Rofex, la tasa de devaluación mensual promedio a fin de año es del 2%, alineada con la tasa de inflación esperada implícita en los bonos.

Ahora, si el BCRA lograse mantener una tasa de interés real positiva –por encima de la inflación-, según las expectativa, la deuda CER perdería atractivo. Sin embargo, la historia muestra que la aceleración de precios observada puede terminar siendo mayor que la esperada.

En el corto plazo, con una inflación en descenso y la política monetaria actual en contracción, aún son más atractivas las inversiones en pesos, pero en el mediano plazo, bajo un escenario de reordenamiento, la deuda en dólares parecerá mucho más tentadora.

Deja tu respuesta